Entre el Viejo Western y el Lejano Oriente

Hace unos días pude echar mis primeras partidas de 2012. Nos reunimos para la ocasión 4 jugones, y para iniciar la sesión saqué a mesa el Water Lily, un gran filler que descubrí en el último trimestre del año pasado.

Water Lily es un juego de Dominique Ehrhard, de 2-4 jugadores, y 20 min. de duración. Está editado por GameWorks, en una fantástica edición traducida al castellano, aunque el juego es totalmente independiente del idioma.
El tema de Water Lily echa un poco para atrás. Hacemos de príncipes-rana en una carrera. Aquél jugador que saque más puntos en la carrera recibirá el tipicorro besito de la princesa para volver a ser príncipe. Sí, un rollazo, aunque admito que después queda bastante graciosete.

Lo que me encandiló del juego fue su original mecánica. Una carrera con identidades ocultas, y donde -y aquí viene lo inusual- llegar el primero no tiene por qué ser lo mejor. Me explico; las ranas van saltando de nenúfar en nenúfar en dirección hasta el estanque de agua, y una vez lleguen, se sumergirán. Pero el juego guarda un puntazo de puntuación oculta. Si llegas demasiado pronto ganarás algo de puntos, pero te conviene llegar ni mu pronto ni demasiao tarde, ya que también te podrás quedar sin puntos.

Todo ello aderezado con unas reglas de movimiento con bloqueos, y acordaros del faroleo que ya de por sí aportan los juegos con identidades ocultas. Os lo recomiendo, me enamoró desde el primer día. Aunque admito que me hice con este juego a sólo 14 euros de oferta. Pagar veintiypico tal y como está ahora de precio pa lo chorruno que es sólo estaría justificado si sabes que lo vas a sacar mucho a mesa. Decir también que es idóneo para jugar con niños.

Si os fijáis en la imagen superior podéis ver la puntuación. Ganó el jugador verde con 7 puntos, seguido por mí (blanco) con 6. El amarillo hizo 3, rosa 2, y azul fue el jugador neutro (el juego incluye 5 equipos de ranas; hay una que nunca será nadie en una partida a 4).

Y tras las risas del filler ya era hora de algo un poco más fuerte, y sacamos a mesa el Deadwood.

Creo que este juego, que salio al mercado hace muy poco, en 2011, apenas ha conseguido eco entre los jugones, y es una verdadera lástima. Su producción es excelente, como suele acostumbrarnos Edge. Yo lo vine a conocer gracias a Lethan, que me enseñó en navidades este simpático juego, y me gustó lo suficiente como para hacerme con él, siendo el último juego que pillé en 2011.
Deadwood es un juego de Loic Lamy (autor desconocido que no favorece la popularidad del juego), de 2-5 jugadores, 60 min. de duración, y con unas bellísimas ilustraciones a cargo de varios ilustradores, como Miguel Coimbra.
Gustándome mucho la temática western desde crío, al ver que el juego tiene un tema muy bien escogido y está bien ambientado mi opinión mejora exponencialmente. Deadwood es un pueblo en crecimiento, a la espera del próspero ferrocarril. Cada jugador encarnará una banda de forajidos dispuestos a enriquecerse a costa del pueblo y mandar en él cuando llegue el ferrocarril.

La mecánica es de colocación de trabajadores. El pueblo estará representado por edificios, cada uno en una loseta, y en nuestros turnos iremos colocando nuestros bandidos en esos edificios. Cada uno de ellos aporta algún beneficio económico -importante ya que el juego lo gana al final quien más dinero tenga- y alguna habilidad especial, que son la verdadera chicha del juego. La interacción es directísima gracias a estas habilidades, ya que la mayoría sirven claramente para joder, y no olvidemos que en el juego habrá duelos, que se llevan a cabo cuando 2 forajidos coinciden en un mismo edificio.

No quiero extenderme en reglas, pero os aseguro que el sistema de duelos es un punto. Con dados sí, y con azar, pero habrá combinaciones en todo momento muy graciosas, y decisiones importantes que tomar, como si huir o no del duelo. ¿Quieres que te consideren un gallina como a McFly?

La partida terminó gustando mucho el juego (pese a la palizaka que les metí). Sabía que este juego triunfaría en mi grupo habitual, ya que la interacción directa (el puteo vamos) y la corta duración son factores decisivos aquí que influyen mucho para bien.

Para el 3er y último plato de la noche pasamos del viejo western al lejano oriente, gracias al magnífico Samurai de R.Knizia. Me alegra que el primer knizia que haya jugao este año sea este juego, para mí un clásico moderno.
La partida transcurrió tan bien como siempre, con wañas épicas gracias a las figuras con kanji, y a las mágicas fichas de cambio de figura y cambio de hexágono jugado. Victoria de nuevo para mí (y casi consigo hacer dos mayorías, con lo que hubiese ganado sin dar opciones siquiera a los otros), despidiendo la sesión con gran sabor de boca.

Dada la avanzada hora de madrugada que era (empezamos tarde tb) decidimos chapar, pero quedándonos con ganas de más, como es habitual.

A ver qué nos depara la próxima... un saludo!

7 comentarios:

  • Lethan | 16 de enero de 2012, 21:26

    Jajajaja, al final has picado con el Deadwood! xD

  • Neiban | 16 de enero de 2012, 21:49

    Pues sí, caí. Es el último juego que me pillé en 2011, jeje, y ha sentao mu bien por estos lares, como imaginaba. Ya le llevamos 3 partías ;)

  • gudix | 16 de enero de 2012, 23:03

    El filler de las ranitas tiene una temática infantil pero ese factor de puteo bloqueando mola, me ha recordado al frogger.

    Sobre el Deadwood, ¿Cuánto suele durar la partida?

    Por cierto muy guapo tablero del Samurai, aunque se necesita una buena mesa.

    Un saludo!

  • Neiban | 17 de enero de 2012, 0:06

    Las partidas al Deadwood se echan entre 45-60 min. Si todos han jugao antes y la partida transcurre rápido durará incluso unos 40 min. Aunque también en una primera partida con novatos se te irá de 60 min.

  • Israel | 17 de enero de 2012, 9:41

    A ver si te marcas una reseñita con el Deadwood, que me gustaría ver como funciona el sistema de duelos, si es tipo Carson o algo así. Además, si el juego tiene una duración tan corta puede entrar de cabeza en mi wishlist. En cuanto al Samurai, juegazo!!!.

  • Kikaytete | 17 de enero de 2012, 15:38

    Me uno a la petición de Israel. Una reseñita de Deadwood, please.
    Es un juego que me llamó cuando salió, pero al igual que constantinopolis, pasó sin pena ni gloria, y he oido muy poco sobre él.
    ¿Qué tal escala el jueguecillo?

  • Neiban | 18 de enero de 2012, 19:35

    Pues os aseguro que tenía pensado hacerle una reseñita, sobretó con la buena acogida que ha tenío en mi grupo. A ver cuando saco un huequecillo...

Publicar un comentario