Desastroso Abril

¡¡  Menudo mesecito (en lo lúdico) el de Abril !! llevo la friolera cifra de 4 partidas y media. Sólo he podido quedar 2 días para jugar, que de cara a partidas cuento como 1, porque en el 2º día sólo me dio tiempo a echar media partida (a Lewis & Clark), y de ahí la "media" que antes mencionaba.
Así que desplome absoluto en las estadísticas. Si comparo los datos de este mes con respecto a otros años es para echarse a llorar. Y en realidad lo que va de año también. Pero normal, en junio tengo oposiciones y el estudio está quitando mucho tiempo, y a eso le sumamos que conforme llega el buen tiempo trabajo muchísimo más. 
De cara al blog, si sois lectores asiduos habréis notado que el ritmo de publicación en este simpático mes ha disminuído considerablemente. Es bastante lógico; no juego. Y como no juego no tengo partidas de las que hablar. 
Podría hacer reseñas, es cierto, pero he topado con una situación de auténtica mala suerte: tengo varias reseñas en el candelero, pero da la jodida casualidad de que a varios juegos que me han entrado recientemente (o no tanto) y que les quiero hacer reseña sólo les he jugao 1 partida, y el menda tiene la manía de que con sólo 1 partida no hago reseñas, las hago a partir de 2, 3, 4, etc. Por lo que ahí tengo unos pocos que están a puntito de ser reseñados xD, pero como no consigo jugar a saber hasta cuándo no son convocados xD

Enfin, ajo y agua pal menda... Por todo lo dicho disculpen la poca actividad últimamente de este humilde blog, y disculpen una entrada tan anómala e insustancial como ésta. Llevaba tantos días sin escribir que necesitaba darle al tecleo durante un rato para no sentirme oxidado.

Y como no juego, os pondré una fotillo del otro hobby que me da calor mientras tanto, mi otro amor xD

Quiero jugar!!!  : (


Saludos jugones!



Hobbys mejores, hobbys peores

Los videojuegos son otra de mis aficiones. No les dedico ni de coña el tiempo que antaño, pero disfruto muchísimo cuando consigo sacar un ratillo para echar unas partidas. Pues bien, el otro día estaba olisqueando en internet, concretamente metido en un multitudinario foro de videojuegos, y aluciné con la estampa que vi: allí se daban unas tertulias con ostias como panes, con insultos por doquier, tan sólo por defender algún juego/consola/concepto. Incluso había uno que llamaba "retrasados" a todo aquel que jugase con X consola... 

Dantesco.


¿Y qué queréis que os diga? A mí me llevó directamente a pensar en la afición que motiva este blog, y en esas discusiones que se generan en lugares de encuentro virtual de jugones, foros como labsk.
Quiero aclarar que yo nunca en labsk he visto los insultos que vi el otro día en el foro de videojuegos (y mira que he visto follones "gordos"), pero la pregunta que se me vino a la cabeza de inmediato fue la siguiente: 

¿Estamos muy lejos de esos comportamientos?

Aquí uno de los factores determinantes -en mi opinión- viene a ser la cantidad de aficionados a una cosa y la otra. Los videojuegos mueven millones de jugadores en el país (y en el mundo), pero los juegos de mesa tocan a muchiiiisimos menos.
Después está el factor cultural. ¿Tienen el mismo perfil cultural las personas de un hobby y de otro? ¿tienen las mismas inquietudes?
Y para complicarlo más, está el hecho de que muchísima gente comparte las 2 aficiones mencionadas (como el que escribe). 

¿Es esta entrada un alegato para posicionar los juegos de mesa como "mejores" que los videojuegos? Ni de coña. Y tampoco lo contrario. Es tan sólo un desvarío, un fragmento de varias conversaciones que tuve con un amigo, un fragmento en voz alta. Y ya que es en voz alta me mojo: yo antes sí pensaba que los practicantes de la afición tableril tendrían generalmente un mayor nivel cultural. Quizá casi imperceptible, pero ahí estaría. Más que nivel cultural no sé, debería decir "mayor talante".
Y si me hubiesen preguntado lo que unas líneas más para arriba he puesto en negrita habría contestado un "lejísimos!! a años luz!", o algo del estilo, pero a día de hoy tengo otra opinión. No sé si es consecuencia del pesimismo,  o de ir siendo cada vez más viejo, pero ahora creo que la distancia entre unas y otras actitudes es levísima, que prácticamente no la hay, que es inapreciable. 

¿Qué me ha hecho cambiar de opinión? Son varias puntilllas, algunas de pequeño calibre, pero que sin duda influyen y suman. Lo condensaré/resumiré en 2 puntos.
- 1er punto:  pues para empezar, en los años que llevo en la afición me ha tocado ver -y tristemente vivir/padecer- algunos follones que han tenido lugar entre la comunidad lúdica de Málaga, y creedme, son para mear y no echar gota. No se me ofenda nadie, no es mi intención. Pero os juro que ha habido follones que me parecen surrealistas. Escapan de toda comprensión. Quizá que haya tanta actividad lúdica en una ciudad acabe siendo negativo en algunos aspectos. Desde luego los roces salen.
Pero bueno, me estoy desviando, mi querida Málaga es una ciudad/provincia con bellísima gente, y en la que de todo hay. 
A mí lo que me interesa a colación de esta entrada es el balance, la proporción, y resulta que en un ámbito con infinitamente menos jugadores -los juegos de mesa- se dan unas "hostilidades" muy similares a otro ámbito con muchísimos más jugadores -los videojuegos-.
- 2do punto:  el carácter cíclico y las modas.  Uff, ¿cómo defino esto? veréis, si entráis a algún foro de videojuegos leeréis a gente defendiendo o atacando algunos juegos o consolas con el mismo ímpetu que con el que se atacan a juegos de mesa y diseñadores. Y ojo, no me refiero a malas palabras. Y por supuesto los argumentos van por otros senderos, pero hay un repetitivo ciclo con las mismas fases; 
 Presunto "Ataque" por parte de un troll (o no) // Contestación-defensa por parte de los defensores a ultranza (o no) // Ninguno de los bandos convence al contrario // Algunos miembros pasan al ataque radical // Poco se consigue // ... // ... // ..................
Y de todo ello se saca una conclusión contundente: que el mismo ciclo se repita una y otra vez se produce porque la gente se lleva a terreno personal lo que no tienen que llevarse. Y a su vez evidencia algo crucial; Fulano se ofende al mismo nivel ya sea porque le critiquen su juego de mesa favorito que porque le critiquen su consola favorita. Y por consiguiente volvemos a la pregunta del millón, sí, la que puse en negrita: ¿estamos muy lejos?

De hecho, nisiquiera estamos lejos de tantas aficiones como podamos creer.
Que haya tantísimos hobbys diferentes, pero que en cada uno de ellos el que lo practica ponga toda su pasión, evidencia que estamos vivos, y que no puede haber hobby por encima ni por debajo de otro, sino más bien una bella diversidad de la que deberíamos ser conscientes y disfrutar. 



Dedicado a Óscar M., 
que con tanta charlita/comparativa sobre 
"su hobby" y "el mío" inspiró esta entrada.

En los últimos días he echao varias partidas en las que los jugadores están al frente de expediciones, y en que la supervivencia es primordial. Veámoslas en detalle...

Lewis & Clark. 
Un juego que está muy de moda por varias razones: es del pasado Essen, acaba de salir editado en castellano, y muchísimas voces hablan de lo bueno que es. A mí, me pareció un gran juego, es -como dicen- muy exigente, y disfruté mucho en la partida, aunque admito que esperaba que me gustase un pelín más de lo que lo hizo, precisamente por esas cuantiosas voces alabando sus virtudes. Las expectativas, que es lo que tienen. 
Una de las cosas que más me sorprendieron es que lo pintaban de muy duro, y no me lo pareció tanto. Seguramente se deba al hecho de que jugué 1,4 partidas. Me explico. Empezamos a jugarlo, y cuando ya llevábamos un rato (y nos estaba costando la vida avanzar por el río) nos dimos cuenta de que se habían explicado mal varias cosas, y decidimos empezar de nuevo la partida. Y claro, en esta "segunda partida" ya teníamos las mecánicas claras, y avanzamos que dio gusto. 
Qué preciosísimo que queda el juego desplegado en mesa, vaya componentes que tiene el jodío.

Colonial: Europe´s Empires Overseas.
Partidaza con Lethan a un pedazo de juego tremendo. Qué sorpresita. El tema del juego he de decir que me motiva especialmente, pero es que lo mejor del juego son algunas mecánicas y cómo encajan, sobretodo las bélicas, y las referentes a la logística. 
Una maravilla de juego que te deja en la explicación de reglas abrumado con tanta opción. Me encantaría echarle una 2ª partida en breve ahora que ya sabría desenvolverme perfectamente. Y me encantaría jugar con las características especiales de cada nación.
El juego que más me ha gustado de entre los que he jugado últimamente. 

Mount Everest
Ante todo, confieso que NO he probado el K2, juego que es antecesor de éste que ahora nos toca y del que dicen que es (MUY) parecido. Por lo que no los puedo comparar. Y lo digo porque durante la partida algunos jugadores sí habían jugado a ambos y los comentarios-comparativas no cesaron xD
En Mount Everest, como el nombre da a imaginar, llevamos expediciones de alpinistas para coronar la famosa cima. Las expediciones se pueden ir al garete, y nuestros aventureros pueden perder la vida en ello, como tristemente pasa en la realidad con el alpinismo. 
La partida la verdad que no me gustó demasiado. Se me hizo larga, eterna más bien, y resulta que es que no lo jugamos bien. Nos enteramos cuando ya llevábamos demasiado tiempo jugándolo, en mi opinión, pero creo que aunque lo hubiésemos jugado con las reglas bien este juego tampoco sería santo de mi devoción.
¿Le daría una 2ª oportunidad? Pues creo que no. Antes intentaría jugar al K2 para satisfacer la curiosidad.

La Escalera Encantada
Y hablando de curiosidad. Grandes ganas le tenía a este juego infantil del que dicen que satisface también a adultos. Y ahora lo comprendo. Jugándose con la variante "poder cambiar de ficha/identidad" es todo un reto. Además, menudas risas que te pegas cuando se encadenan varias tiradas seguidas de fantasma xD
Muy cachondo el juego la verdad, y dura la partida 10 min o menos. Idóneo para abrir o cerrar una sesión de juego. 

Primordial Soup (o Ursuppe según qué edición). 
Aprovechando la visita de Seldonita por Málaga pudimos probar con él un print&play que traía de este juego, en el que los jugadores somos amebas luchando por la supervivencia. Tema pegado pegadísimo. Estamos ante un abstracto de esos de menear cubitos de un lado para otro, y lo digo con cariño, ya que esos tipos de juego me suelen gustar, aunque desgraciadamente Primordial Soup me dejó un poco frío.
Las mecánicas están bastante chulas, y le das al tarro considerablemente. En ese sentido me gustó bastante. La parte negativa es la duración. Es uno de esos juegos con los que digo "si transmitiese el mismo sabor pero durando sólo 45-70 min genial", pero es que el jueguecico se ventiló 2h y media :( , y es demasiada duración para unas mecánicas que -aunque estén chulas- se vuelven algo monótonas si se alargan tanto en el tiempo. 

Passe-Trappe (tamaño mediano).
Y hasta 3 partidas he acumulado a Passe-Trappe, uno de los juegos de habilidad que más me gustan. Además, en esta ocasión se trata de la versión mediana del juego, que me intrigaba mucho con respecto a si salía perdiendo sobre la versión grande y para mi sorpresa sigue funcionando genial. Es un placer (y un vicio) jugarlo cada vez, e incluso diría que en la versión mediana es más complicado acertar con la ficha. Aunque quizá se deba esta impresión a que al grande le tengo bastante vicio xD

Y hasta aquí de momento. Grandes descubrimientos a la par que algunas partidas reguleras, pero bueno, cada experiencia es positiva, sobretodo por la gente con la que compartes mesa, que es lo que hace grande a la afición. 

Saludos jugones!


De lo abstracto y la imaginación

Llevo unos cuantos días pensando acerca de lo abstracto en los juegos, desde su definición como palabra hasta pensar cómo un juego es definido y condicionado por su mecánica abstracta. ¿Estamos seguros de que es el término adecuado?


Los jugones disfrutan sumergiéndose en la temática que un juego les ofrece, se suelen decir cosas como "con este juego sientes el tema", y yo, que juego a tantos "abstractos" me pregunto "¿en qué leches me sumerjo yo?" xD
Así que debo decir que no me convence demasiado cuando se esgrime la abstracción como antónimo de temático. Estoy convencido de que en los juegos abstractos también te sumerges en algo. Vale, no es un tema. Pero, ¿el conjunto de mecánicas + sensaciones no se puede considerar de por sí como una especie de tema? ¿una trama? ¿un estilo?

Un juego con tema te hace soñar, te puede transportar a una época y hacerte imaginar la Revolución Industrial, la colonización de América, la Roma del s. I a.C, pero ¿es una característica completamente exclusiva de los temáticos?

A menudo en los juegos abstractos meneas cubos de un lugar a otro, pero ¿y si un jugador al menear esos cubos se está montando el tinglao en su cabeza de que son ejércitos que aplastan a un rival? ¿es lícito que piense eso? 
¿No os da la sensación de que a veces un abstracto puede generar más ensoñaciones que un temático? (ojo, he dicho a veces xD).
Porque otra cosa segura es que 2 personas jugando al mismo tiempo al mismo juego (abstracto) se pueden estar imaginando 2 cosas muy distintas. ¿Y no es acaso un bello fenómeno?

Os juro que a veces me da la impresión de que vivimos incluso con la imaginación encorsetada. Si si, la imaginación, esa que es infinita y da para todo. Es como si la imaginación la tuviésemos capada y no fuésemos capaces de imaginar algo porque unas reglas/estructuras así no los dicen.

A mí me gustan los juegos temáticos, pero no puedo negar que a la mayoría de juegos a los que le doy son abstractos (y/o de tema muy pegado). Y suelo decir que me encantan, pero quizá no sea lo más adecuado. Sería más correcto si dijera que no me importa si el juego no tiene tema. ¿Por qué? Porque sé que si las mecánicas son buenas el juego me transportará/evocará grandes sensaciones que bien valen como un tema. Y sé que esas mecánicas pueden hacer volar mi imaginación.
Es muy difícil tratar de plasmar esto por escrito... es como si los abstractos fuesen juegos "más libres", y los temáticos más encorsetados. Gran paradoja no creéis? 
Como estoy metido también en el mundillo de la música lo intentaré expresar con un ejemplo musical: a mí me parece que jugar a un juego temático es como tocar una canción de X estilo. Y ojo, puede que ese estilo me alucine, sea mi favorito, o uno de ellos. O puede que realmente sea un estilo que ni fu ni fa.
Y por el otro lado, jugar a un juego abstracto es como tocar en una "jam session". Una sesión de tocar a la improvisación, a lo que salga. Y nunca sabes realmente qué va a salir. Igual es un churro muy gordo, o igual sale un temazo/canción/sonido alucinante. 


En fin... ¿qué opináis? 
Que se me va la olla es algo que no me hace falta que me digáis xD, queda claro si uno ha leído todo lo anterior xD, de hecho ya cuento con que lo que yo imagine tenga "defectos de fábrica" xD, y es que me explico; jugué a rol muchos años, he leído mucha literatura fantástica... mi novia dice que "cuando miro al cielo veo dragones" (incluso no habiendo nubes xD).
No obstante me gustaría saber opiniones jugonas sobre los juegos abstractos y lo que ellos evocan. Estamos en un mundillo lúdico donde -o al menos a mí me lo parece- predomina el amante de lo temático. Con esta entrada quería reflexionar y alabar algunas de las virtudes que para mí ofrecen los abstractos, grandísimos juegos que no dejaré de jugar (ni los temáticos).


Saludos jugones!

Tarde con Paolo Mori

Quiero aclarar en primer lugar que en esta entrada lo que vais a poder leer es una crónica de partidas que jugué la semana pasada, y en la que varios juegos de Paolo Mori vieron mesa. No sabía muy bien cómo titular la entrada y al ponerle este nombre he pensao que igual sonaba el título a que me había ido de cañas con el sr. Mori xD
Una vez aclarado lo anterior, paso a las partidas...

El jueves pasado tuve el inmenso placer de quedar nuevamente con Ángel, del blog Nos Vemos en la Mesa, y sus colegas Gálvez y Álvaro, unos fenómenos.
Cuando quedo con Ángel (que suele ser en su casa) él como anfitrión se encarga de hacer la crónica en su blog, pero esta vez andaba muy liao con el curro y me ha cedido el honor.

Partidaza a Libertalia, el 1º de los juegos de Paolo Mori que vieron mesa aquella tarde. 
Este juego ha pegado fuerte en el grupo de Ángel, y lo entiendo. Yo sólo le había echao una partida, en el festival de Córdoba 2012, y sólo me acordaba por encimilla de las reglas. De lo que sí me acordaba es que por entonces en aquella partida me gustó bastante. El juego demostró esconder más de lo que aparentaba en la cochambrosa explicación de reglas que hizo que empezase dando tumbos. A los pocos turnos remontó y por eso comentaba que entiendo que triunfe. 
En la partidita en cuestión, a Gálvez y Ángel se les notó el llevar algunas partidas encima, y se escaparon ya en la 2ª ronda (de las 3 que dura el juego). Yo lo hice muy bien en la 1ª ronda (de hecho me puse 1º), pero en la 2ª jugué catastróficamente y me quedé atrás. 
Finalmente, duelo muy ajustado entre Ángel y Gálvez por el 1er puesto, que fue para Ángel, mientras que hubo también un bonito duelo entre Álvaro y un servidor por el 3er puesto, que fue para mí. 
Gran partida. Me encantó volverlo a jugar y repetiría hoy mismo. Además cuando te conoces bien las cartas de personaje da gusto los combos y autopases que te marcas.

La 2ª partida de la tarde fue a Leaping Lemmings, un juego que precisamente leyendo a Ángel en su blog ya me había despertao curiosidad. 
El juego es muy majo, con un tema cachondísimo que augura risas y tensión. Cada jugador se pone al mando de un equipo de topillos que quieren cruzar por una pradera, en la cual, y para jodienda, hay un par de águilas que se quieren merendar a los topos. 
Las reglas de movimiento son un punto. Hay unos bloqueos de la ostia, además las águilas meten un susto tremendo. Siempre estás con el acojone de que se zampen a tus topos, y obviamente, un buen número de animalicos son devorados en cada partida xD, aunque claro, rezarás porque sean los de tus rivales. 
Para más cachondeo, en el juego hay unas cartas de Acción Especial con efectos "mu locos". Allí los presentes nos estuvimos descojonando con algunas joyitas, como cuando un topo salía disparao como si llevara un petardo en el cu.., o cuando algún topillo ya difunto resucitaba y ya no era bienvenido xD.
Otra cosa cachonda; que las águilas según se zampen a los topos van ganando puntos de victoria, y puede resultar que ganen ellas el juego! xD y casi lo consiguen.
Al final victoria para mí con 17 puntos, seguido de Ángel con 15, Gálvez con 14 y Álvaro con 12.

Tras el Leaping Lemmings Gálvez tuvo que irse, quedándonos 3 jugones, y decidí sacar a mesa el 2º juego de Paolo Mori de la tarde: Ur.

Me hice con este juego hace muy poco, y lo busqué concienzudamente. ¿Por qué? Pues porque hace poco jugué a Vasco de Gama (de Paolo Mori tb) y me gustó, y me puse a pensar que en ese momento había probado ya 3 juegos del Sr. Mori (Libertalia, Augustus, y Vasco de Gama) y los 3 me habían gustado bastante, así que lo estuve investigando en bgg y topé con Ur, un juego de losetas (que me suelen encantar) que pintaba interesante.
¿De qué va Ur? Pues es un juego de control de áreas + set collection. El tema del juego está inspirado en el auge de Mesopotamia (sí, como en el Tigris), pero bah, el juego es un abstracto puro y duro.
Durante la partida hemos de ir extendiendo nuestros cubos por el mapa losetil de manera que ocupemos mientras más losetas (y sobretodo de colores diferentes) mejor. Lo podremos hacer mediante 5 acciones diferentes: Agricultura, Comercio, Política, Cultura y Guerra.
Pues bien, no ve si le das al tarro durante la partida. Cuando lo ojeaba (antes de jugarlo) en bgg y vi el 3.1 que tiene en Avg. Game Weight (algo así como la "dureza" del juego) me sorprendió, y pensé que estaba exagerao, pero ahora lo entiendo xD
Veredicto? Ur me ha encantado. Es un juego tremendamente táctico de los que me gustan a mí. Hay muchas maneras de extenderte, muchísima interacción (o tortas como panes), y juegas la partida en unos 45 min.
Para mí, toda una joyita de juego. Deseándolo de jugar de nuevo, y 4º juego de Paolo Mori que obtiene el aprobado con gran nota.
Un inciso por si queréis comprar el juego - ojito con las reglas. Pululan en bgg las reglas en castellano, pero tienen fallos. Ya que están traducidas de las inglesas, y éstas son las que tienen "fallos". Son las reglas italianas (que vienen en el juego) las que están bien.
En cuanto a la partida; que vaya agobio para Ángel y para mí, que en nuestra colocación inicial nos autoencerramos. Álvaro tenía el tablero/mapa a su merced, y no lo supo ver a tiempo. Victoria final para mí con 31 pts, 2º Ángel con 23, y 3º Álvaro con 19, que pese a quedar 3º tuvo la partida en su mano xD

Y por último, como 4ª partida para rematar la tarde, otra sorpresa que no esperaba y me encantó: Machi koro.

Y ahora entiendo por qué Homoludicus va a editar este juego. Machi Koro es un simpatiquísimo filler en el que cada jugador va construyendo una ciudad, con sus cafeterías, estaciones, mercados, etc.
Lo gracioso del juego es su dinámica, tiene un acertadísimo motor a lo Catán. El jugador activo tira 1 (o 2) dados y esa tirada determina la producción; qué edificios darán dinero/beneficios.
El juego está muy bien. Lo juegas en 30 min., con una buena toma de decisiones (y obviamente azar elevado), pero ¿cómo decirlo? por su mecánica antes descrita llegas a pensar "esto debiera haber sido el Catán". Y es que tiene lo mejor de éste (la emoción de la tirada de producción + la sensación de crecimiento/evolución) y a la vez le han quitado lo peor (su excesiva duración y el efecto "si nadie me cambia materias menudo aburrimiento"). Machi Koro solventa elegantemente la cuestión de la interacción usando dinero, y éste fluye durante la partida continuamente a causa de los efectos de los edificios. En serio, una delicia jugarlo.
La partida además fue divertidísima. Menuda peshá reír que nos dimos con la Fábrica de Queso de Álvaro, que fue comprársela y forrarse el tío. Todo el mundo allí degustando su García-Baquero xD, y vaya telita mi imperio de Supermercados, esos que si sacabas un 4 me hacían rico. El Mercadona mamando se quedaba a mi vera! xD
Para más goce de la partida, final ajustadísimo (aunque creo que en este juego los finales siempre estarán más o menos así de apurados). Victoria para mí (con los "4 edificios" construídos necesarios para ganar), seguido de cerquísima por Álvaro y Ángel que tenían 3 edificios cada uno y a puntito del 4º.

Y eso es todo. Súper tarde de vicio en la que echamos 4 partidas que me encantaron. Un placer rejugar al Libertalia, un placer descubrir Ur, Lemmings y Machi Koro, y un placer la gran compañía y la calidad como anfitrión de la que hizo gala Álvaro (vaya surtido/merendola que nos puso! xD).

Saludos jugones!

  

Qin, reseña

Hacia finales de 2012 salía al mercado un juego que estuve esperando impacientemente, y que para mí cumplió sobradamente las expectativas. Desde entonces lo he jugado mucho, y hace poco caí en la cuenta de que aún no le he hecho una reseña, y como se la "debo", ahí que voy. 

Qin es un juego de Reiner Knizia, editado como decía antes en 2012, por Eggertspiele y Pegasus Spiele en la edición que el menda posee, pero también ha sido editado por Gigamic, White Goblin, etc. El arte gráfico por cierto corre a cargo de Dennis Lohausen, un ilustrador que cada día admiro más.
Su rango de jugadores es de 2-4, y de duración ronda los 25-35 min. (quizás en una 1ª partida o con lentorros se ponga en 40 min.). Para más detalles, podéis ver más info del juego en su página en bgg.
En cuanto al idioma y su dependencia... las reglas vienen en alemán e inglés. En la bgg no veo que estén las reglas en castellano, y en labsk no me suena haberlas visto, pero qué mas da? el juego es totalmente independiente del idioma. Os aseguro que las reglas en inglés son MUY asequibles, es un inglés muy claro. Y ocupan ná y menos, literalmente una hoja (de las cuadriculadas algo más grandes que un A4) por delante y por detrás. 

Componentes - 
Buenísima calidad. Al abrir la caja (de tamaño cuadrangular tipo Catán) nos encontramos con un tablero (impreso a doble cara, es decir, 2 mapas), un montón de losetas dobles, y las carismáticas pagodas; templos que cada jugador intentará colocar en el mapa.
Veamos estos componentes con más detalle. 

Tablero Águila (cada tablero lleva el nombre del animalejo que viene ilustrado en la esquina)

Tablero Dragón

Las pagodas en los 4 colores disponibles para cada uno de los jugadores

Los 6 tipos de loseta que hay en el juego. Como véis, hay dobles, que muestran dos veces el mismo color, y mixtas.

Temática -
Ninguna. El tema está -como ocurre casi siempre con Knizia- pegado con loctite. Le han dado una ambientación a lo "China feudal". Se supone que tenemos que extender nuestro poder político-militar por las diferentes provincias del gigante país asiático. En resumen, bla y bla. El juego es un abstracto del copón. No obstante el diseño artístico me parece acertado, y al menos luce muy cuco el juego en mesa. 

Mecánica - 
Qin es un juego de colocación de losetas + control de áreas. En cada turno el jugador activo ha de colocar 1 loseta de las 3 que tiene siempre en la mano. Y jugará con el objetivo de colocar en el mapa lo antes posible todos los templos de su color, ya que gana la partida el primero que los coloque. 

En cuanto al set-up... es rapidísimo. Basta con colocar en el centro de la mesa el mapeado que se quiera jugar, y poner bocaabajo todas las losetas. Cada jugador participante se colocará a modo de reserva personal un nº de pagodas de su color (el nº varía en función de cuántos jugadores haya), y cogerá 3 losetas para llevárselas a su mano (oculta a los demás jugadores). Ya puede empezar la partida.

¿Cómo se juega? ¿el turno a turno?
Facilísimo. Ya decía antes que las reglas del juego son brevísimas, se explican en 2 min. 
Qin va de colocar pagodas sobre el mapa, y las pagodas se colocan creando provincias.
En cada turno colocas 1 de las 3 losetas que tienes en la mano. Tienes que cumplir la regla de que al menos un borde de tu loseta debe colindar con algún borde de loseta ya colocada en el mapa, o debe colindar -sobretodo en los primeros turnos- con los dibus de color que vienen impresos en el mapa. 
Pues bien, ¿por dónde íbamos? ¿que cómo se crea 1 provincia?
Colocando una loseta de forma que se cree un espacio adyacente (ortogonalmente siempre) con al menos 2 cuadrados de un mismo color (véase imagen a continuación). 

Colocando esa loseta doble amarilla he creado una provincia (de 3 cuadrados/espacios). Y para indicar que dicha provincia es mía se le coloca encima una pagoda de mi color.

Ojo! recuérdese que con que haya 2 cuadrados de un mismo color ya se crea provincia! y otra cosilla crucial que muchos novatillos no pillan en sus primeros turnos; la loseta que coloques ha de tocar como decía 1 borde con otra, pero no tiene por qué coincidir en color (vease imagen a continuación). 

Otra forma de crear una provincia.

¿Sencillo verdad? Ni que decir por supuesto que una vez que tienes creada una provincia la puedes ir agrandando, colocándole más losetas de ese mismo color. Es más, es algo que querrás hacer continuamente, porque cuando una provincia llega a tener 5 cuadrados/espacios, se convierte en una gran provincia, y se le coloca para marcarlo una 2ª pagoda apilada sobre la que ya hubiera (véase imagen). 

Y puede que os estéis preguntando: "¿y a mí qué más me da que mi provincia sea más grande o más pequeña?"
Pues importa muchisimo. Si no lo habíais imaginado, en este juego -como en todos los abstractos- hay tortas buenas. Las provincias de un mismo color pero de diferente dueño se enfrentarán si se unen mediante otra loseta.
¿Y cuál es la fuerza de cada provincia? Pues muy sencillo, el nº de cuadrados que la compongan. 

En la imagen podemos ver 2 provincias amarillas que casi se tocan. El conflicto es inminente xD
La provincia de la izquierda (jugador verde) tiene 4 de fuerza. 
La provincia de la derecha (jugador blanco) tiene 5 de fuerza. Es una gran provincia (tiene apiladas 2 pagodas).

Si se coloca una loseta que las una (obviamente del mismo color) se medirán las fuerzas, y quien más tenga echará al otro jugador, quitándole su pagoda del mapa.

Siguiendo con el ejemplo de antes: se coloca una loseta que une las provincias amarillas (ojo, la loseta que sirve de unión NO se contabiliza ni para atacante ni para defensor), con lo que la provincia de la derecha ganaría (tiene 1 más de fuerza) y echaría la pagoda verde (que vuelve a la reserva personal de dicho jugador). Ahora la cosa quedaría tal que así:


Pues así son los conflictos en Qin. Puede que en un ejemplo con tanta imagen veas venir el ataque muy bien, pero cuando juegas en todo un mapa y tienes tanto frente abierto muchas veces no las ves venir. Además son de vital importancia algunas reglas más; que una gran provincia es inconquistable. Es decir, cuando una provincia ya tiene 5 cuadrados ya se sabe que no "echarás" a su dueño, pero cuidadín! que puede que el dueño agrande su gran provincia, y ésta vaya anexionando provincias cercanas. 

Uy, y aún no he hablado de las aldeas!
Las aldeas son espacios "neutros" (de color grisáceo) que hay en el mapa. Cuando un jugador toca una aldea con el borde de una de sus provincias "conquista" la aldea. Y coloca sobre la aldea una pagoda de su color. Es como si extendiese su poder entre la población (oohhh, qué bonico el tema del juego! xD). Hablando en plata, las aldeas sirven para -y no olvidemos que es el objetivo del juego- desprenderte de pagodas.

El jugador morado coloca una loseta doble roja, con la que crea provincia (coloca 1 pagoda) y además como toca una aldea con una provincia -recién creada- conquista la aldea y le coloca también una pagoda de su color. En la práctica es una buenísima jugada, porque se ha desprendido en su turno de 2 pagodas.

¿Queréis más tortas? Tranquilos que las hay xD. Las aldeas pueden cambiar de dueño. Ouuuhhh yeeaahh!!
Que sí que sí xD
Una aldea la controla el jugador 1º que la toca. Hasta ahí bien. Pero después, te la pueden birlar si la toca otro jugador con más influencia. ¿Y cómo se mide esa influencia? Muy fácil; la aldea la poseerá el jugador que con más pagodas toque dicha aldea. Joder, dicho así queda horrible. La teoría es feísima. Vedlo en la siguiente imagen y no tendréis más dudas: 

Siguiendo el ejemplo/imagen de antes: a la derecha hay una aldea (que en la imagen anterior era del jugador morado). Pues bien, la aldea ahora es del jugador blanco, ya que ejerce una influencia de 3 pagodas sobre la aldea (2 pagodas de la gran provincia amarilla + 1 pagoda de la pequeña provincia azul).

No suelo contar todas las reglas de un juego en mis reseñas, aunque Qin tiene unas reglas tan sencillas que prácticamente lo he contado todo.
El juego tiene mucha miga y las partidas están cargadas de tensión durante los 30 min. que duran. Los bloqueos son la clave. Puedes hacer muuucho daño jugando astutamente tus losetas. Además, una de las cosas que más me gustan de este juego es que es de esos en los que puedes jugar claramente al ataque o a la defensa. A veces jugando a defenderte harás casi más daño xD, e intenta sacar todo el jugo a cada loseta, porque casi siempre llevarás pa´lante más frentes de los que debas. Y no olvidemos que los mapas son diferentes. Las provincias que se crean de una partida a otra pueden variar muchísimo.
¿Otra de las virtudes de Qin? Su escalabilidad. A 2 es maravillosamente táctico. Un puñetero ajedrez. A 3 jugadores funciona genial, y a 4 también, sacrificando algo de control, pero habrá más tortas y más difícil será controlar grandes porciones del mapa.
¿Más virtudes? Pues que hace unos meses salieron 2 nuevos mapas. Ya los he podido probar y son buenísimos.



Si a todo lo dicho le sumamos que puedes conseguir el juego por unos 25 euros (y actualmente está a 20 en una tienda online nacional)... ¿qué más le puedo pedir? A mí me encanta!
He de confesar que a mí me van los abstractos. Quizá este sea el punto que más rechazo genere en los jugones, y no puedo objetar nada, o te gustan o no. Pero vamos, sabiendo lo conocido que es Knizia, el autor del juego, la abstractez es algo que la mayoría de interesados por el juego ya se imaginarán.

En el primer párrafo de esta reseña os contaba que esperé este juego con impaciencia. ¿Por qué? Pues porque para mí ha sido uno de esos juegos con los que Knizia -muy criticado por las creaciones de sus últimos años- demuestra que cuando quiere saca juegos decentes. Qin es de hecho un gran juego, heredero digno de algunas grandes mecánicas de antaño. Muchos dicen que es una especie de Tigris & Euphrates versión light. No les falta razón, pero a mí me recuerda también muchísimo a Génesis, otro grandísimo juego de losetas (e ignoradísimo) que Knizia publicó en 2006.  No obstante Qin tiene su propio sabor, su propia esencia. Ofrece mucho en muy poco tiempo, y quizás por ello siempre tenga ganas de una partida.


Saludos jugones!


Uy qué descuidao tengo esto! Si eres un lector asiduo de Tableronne (¿existirán de verdad? :P) habrás comprobado que la frecuencia de entradas ha disminuído. Me ha pillao una "semi-mudanza" enmedio, mucho lío, y muchos kilómetros (y los que me quedan aún!).
No obstante, aún intento racanear partidas por aquí y por allá, y creo que he conseguido jugar más de lo que esperaba con semejante lío.

Ahí va una croniquilla con las partidas de mis últimas 3 sesiones (en 3 grupos y lugares diferentes). 

2 partidas más a Blueprints, juego del que os vengo hablando últimamente y del que hice una reseña hace poco.
Poco más que añadir. Me reafirmo en lo de que es un juego muy apañao, que me encanta, y estoy felicísimo con esta adquisición. 
Es uno de esos juegos a los que nunca le negaría una partida. Es taaaaan dinámico y llevadero!

4 partidas a Big Five. Y de éste me pregunto... ¿cómo es que aún no le he hecho reseña? ¿será porque soy un vago para hacer reseñas? ¿será por la inquina que le tengo a hacer reseñas de juegos de knizia? xD enfin, anotado queda.
Un detalle curioso; he jugado ya mucho a este juego, pero en 2 de las 4 partidas a las que hago mención en esta entrada he visto las jugadas más brillantes (con su buena dosis de potra de la buena xD) que por ahora he presenciado en el juego. Ya me hubiese gustado haberlas hecho yo! y cómo no, dichas jugadas se transformaron en la mayor paliza que he visto en el juego. Joder Isabel! si se hiciese Campeonato Nacional-Mundial de este juego allí te querría yo ver! xD

2 partidas a Medina. Qué digo! 2 partidazas!!
Estreno por todo lo alto de un juego del que tenía ganas locas por probar, tras las buenísimas palabras que oí de algunos colegas de Lex Ludi Malacitana y de Black Meeple en su reseña.
Es más, la felicidad me llegó antes de las partidas, concretamente cuando me llegó el juego. Y es que resulta que está dificilillo de conseguir... así que vaya alegría cuando por fin llegó y lo estuve abriendo :)

El resultado lúdico no es para menos. Es un juego táctico de los de reglas facilonas pero mucha profundidad. Hay mucha maldad en cada decisión, y más cuando te han hecho perrerías y has visto cómo se las gastan algunos xD 
Una maravilla de juego abstracto. Además qué elegancia de piezas de madera, qué jodidamente bonico queda desplegado en mesa.

1 partida a Cheaty Mages, un juego de cartas y personajes con efectos de Seiji Kanai, el célebre autor de Love Letter.
He probado ya 3 juegos de este autor, los dos mencionados en las líneas anteriores más el Chronicle. Y me parece que el señor Kanai juguetea una vez y otra con la fórmula de personajes con habilidad especial y ronda en la que alguno de ellos ganará 1 token. Frivolizando mucho, sus 3 juegos me parecen primo-hermanos. Y ojo, los 3 me gustan. Si tuviese que poner un orden... el 1º (que más me gusta) Love Letter. Por su simpleza y elegancia. 2º; Cheaty Mages, por aportar unas cuantas cositas nuevas. Lo de los árbitros diferentes en cada ronda vaya puntazo. 3º; Chronicle, que ojo, creo que es el más "juego", el que tiene más chicha, pero creo que pierde parte de la gracia de la fórmula antes descrita en pos de unas reglas más completas. Por ejemplo; requiere (infinitamente más que los otros 2) que todos los jugadores se conozcan bastante las cartas del juego si se quiere disfrutar plenamente de la experiencia. Esto, como decía, lo hace más juego, pero mucho menos apto según el grupo/sesión de juego.

1 partida a Zero, y... oh vaya! sorpresón! típico juego del que muchos no esperan nada - porque es de Knizia, porque algunos ven números y colores y piensan "vaya, otra mierda de Knizia", porque apenas se ha hablado nada de él, etc - y resulta que es muy majo. Muy entretenido. 
Es un juego de estos que recuerdan a algunos que se juegan con los naipes españoles de toa la vida, que dura 15 min. la partida, y que no te va a quitar el hipo. No es espectacular, pero tampoco es ninguna mierda, y cumple a la perfección en su nicho. Yo siempre digo que con Knizia uno de los más frecuentes y peores errores es que le exigen a sus juegos que sean de una categoría que NO son.  A otros autores no les pasa (aunque a otros sí). Es como si no se supiese vislumbrar con claridad cuáles son las pretensiones de sus juegos.
Encima este juego lo consigues por 5 o 6 euros. Y tiene una regla (la de "pasar" por 1ª y/o 2ª vez) que esconde una malicia tremenda. Buen descubrimiento. 

1 partida a Dungeon Raiders, a 5 jugadores, en la que 2 de ellos la palmaron cuando la mazmorra estaba en el 2º nivel. 
¿Es esto muy frecuente? Me supo muy mal por ellos, aunque no os miento, los otros 3 nos descojonamos, sobretodo el cabronazo que en una trampa se las arregló para dejarlos medio muertos, y en 1 sala o 2 después, morirían. 
Por ello es la partida más anómala que por ahora he jugado a este juego, que no por ello la considero mala. De hecho el final estuvo más tenso que nunca. Los 3 supervivientes nos enfrentamos al monstruo final con muy poca vida, y al final gané yo la partida (que me hizo especial ilusión al ser la 1ª y única partida por ahora que he ganao a este juego). 

2 partidas a Rondo. Concretamente, 1 partida al tablero azul, y otra partida al tablero rojo, como podéis ver en las imágenes. 

Las 2 grandes partidas, con el puntaje siempre tan ajustado como siempre ocurre en este juego.
En esta ocasión pude comprobar que, tal y como aseguran las reglas, en el tablero rojo se hacen más puntos que en el azul. Esto no es ni bueno ni malo, tan sólo es diferente. Si me preguntasen qué tablero es mejor, no podría decantarme por ninguno.

Y ya que hablo de tableros... estreno de 2 tableros nuevos en el siguiente juego...

2 partidas a Qin, estrenando (por fin!! ay qué ganicas les tenía!xD) los 2 nuevos mapas que salieron hace unos meses, y debo decir que me han gustado muchísimo. De hecho, estos 2 mapas me parecen mejores que uno de los que trae el juego básico (no recuerdo ahora el nombre-animal del tablero). 
Recuérdese que el juego te viene con un tablero impreso a doble cara, con 2 mapas. Pues bien, tras haberlo jugado bastante, uno de los mapas "básicos" nunca me ha convencido. En mi opinión fomenta que un jugador que haya robado más "losetas dobles" durante la partida gane con facilidad. Y no soy el único que lo opina, aunque me gustaría saber la opinión de otros jugadores de Qin. 
Los 2 nuevos mapas están muy bien pensados. Algunos factores tácticos (como la jodida y prohibida diagonalidad) aportarán buenos quebraderos de cabeza con los elementos que han incluído.
Y mención especial para el "tablero de la cordillera", ese en el que hay que rodear el macizo central de montañas para llegar al otro lado (véase foto a continuación). Gran idea.


Y hasta aquí la croniquilla de lo jugado. 

A ver si le doy un tiento a un par de juegos que me han llegado hace poco. Con uno de ellos tengo una curiosidad tremenda, ya que es losetero y me suelen gustar mucho los juegos de ese estilo (o del estilo que creo que es) aunque lo he pillao un poco a lo loco investigando a un autor. 

Saludos jugones!