V Aniversario Tableronne



Señoras y señores, este humilde blog cumple en estos días los 5 añitos.
Ouuuuuhh yeeeeeaaaaaahhh!!


El caso es que realmente no ando demasiado contento estos días. Cada año he publicado menos que el anterior, pero es que en este 2016 el descenso ha sido más notorio :(
Un año demasiado convulso me temo, en el que estoy jugando poco, y claro, a veces me digo "¿y ahora de qué publico? si no juego...".
Pensaréis que siempre puedo recurrir a publicar idas de olla/tests/etc., pero para ellos debo estar más "lúcido", y he tenido demasiadas distracciones.
Lo que os puedo asegurar es que mi intención siempre ha sido seguir con el blog. Os mentiría si os dijera que nunca he pensado en abandonarlo. Hace un tiempo tuve una pequeña crisis-decepción lúdica que casi me hace dejarlo, pero pasó. Y en este año también he pensado en alguna ocasión en dejarlo, pero la verdad es que disfruto mucho cada vez que me pongo frente al teclado. Disfruto mucho, y quiero pensar que también hago disfrutar un ratillo a mis -aproximadamente y tirando por alto- 5 lectores habituales xDD

Fuera llantos y penas. Estoy realmente orgulloso de seguir (aunque menos) escribiendo. Siento que a pesar de ser todo un dinosaurio lúdico aún hablo sobre juegos de los que en otros blogs/canales/loquesea no se habla, así que pienso que aún puedo aportar algo. Iluso de mí! xD

Sobre partidejas que he jugado en este 5º curso no hablaré, ya que acostumbro a dedicarle una entrada, el Balance Jueguil, a finales de diciembre, en el que valoro las partidas y descubrimientos en un año natural. Además, aún queda mucho diciembre por delante!! fijo que aún puedo jugar 1 o 2 partidas! uuaaauuuuu!!! xDDD

5 añitos people!! se me han pasado como un pestañeo, y he disfrutado como un crío en el día de cabalgata.
GRACIAS MIL DE CORAZÓN A TODOS los que habéis pasado, leído y/o comentado por este rinconcito lúdico
;)

¿Y qué acostumbra hacer el menda cuando llega el aniversario? Concurso al canto!!

 Uff, ya van 5 años con el mismo logo. Lo estoy amortizando más que Antena 3 Los Simpsons! (Gracias Farko!)

Sí. Así tal cuál como lo véis. En las más importantes revistas y publicaciones (y también digitales) se han hecho eco de mi 5º aniversario. Qué barbaridad niño!

A veces publicidad incluso que ni he pedido. Mira que me he dejado un pastizal en salir en los rótulos del Santiago Bernabeu y en el Camp Nou, pero es que hasta la Vicky parece ilusionada con el acontecimiento. Y eso que yo no uso gallumbos de los que anuncia su marido...

Bah, el típico merchandising que acompaña al aniversario. Yo insistí en que no gastaran naipes para esta fecha, pero oye, que se pusieron cansinos y hasta en las tascas de pueblo me dicen que se están acordando de mi concurso-aniversario.

Cartelones por toda la ciudad. Esto sí que es un clásico verlo cuando hago aniversario. Pero bueno, bien que me gasto miles de euros en empapelar la ciudad...

Oye, hasta las escuelas llega la devoción! y el arte!

Haaalaaaaaa! veeeeengaaaa! a ensuciar puentes cuyos candados ni merezco! cómo se cuela la gente!

xDDD

Ojo avizor!, que en los próximos días anuncio las bases del concurso, el funcionamiento, y los premios.
Para los que hayáis visto cómo va la copla otros años deciros que repito formato. Es decir, que concursar será como echar una "partida de Dixit", como jugar a un juego en sí mismo. Y además también veréis una pequeña novedad en la propuesta, otro juego famosete con sus propias pistas... ¿cuál será? en unos días saldréis de dudas.

Saludos jugones, y a participar!


Pues porque es divertido.
Verdad?
Verdad???
:P


De cuádrigas, dioses y héroes

Van cayendo partidillas. A cuentagotas, cierto, pero bueno, mejor eso que nada.
No hace mucho tuve sesión lúdica y pudimos sacar a mesa 5 jueguecillos (4 de ellos de cartas).
Veámoslo...


Chariot Race 
(partida a 5 jugadores, con Carlos R., Carlos P., Juárez y Sergio)
Uno de los juegos de la hornada Essen16 al que más interés le tenía. A servidor le gustan y mucho los juegos de carreras, y además en concreto soy un amante de otro juego de carreras con temática de cuádrigas romanas (hablo de mi queridísimo Ave Caesar).
Ah, el juego también es de autor reputado, el sr. Matt Leacock.
¿Imagináis ya la ansia viva que tenía por estrenarlo/jugarlo?
El juego nos plantea una carrera a 2 vueltas. Cada jugador maneja un tablerillo personal que representa su cuádriga, con 3 valores que tener en cuenta, y que marcan tu turno: nivel de daños de la cuádriga, velocidad punta, y puntos de fortuna.
En tu turno lanzas un nº de dados (que depende de qué velocidad lleves), y gestionas los resultados para correr más, frenar, o incluso atizarle a rivales que tengas cerca.
¿Impresiones? para empezar, cada turno se me hacía muy largo. También decir que lo jugamos en un ambiente de jolgorio y risas totales, y algunos resolviendo sus dados en su turno pecaban de pachorra (sí, puede que servidor también xD). La duración del juego es, sobre la teoría, de 30-40 min. Yo no cronometré la partida, pero sé de sobra que los 60 min los pasamos, y puede que también los 80. No sé. ¿Lo jugaríamos demasiado lento? Desde entonces ando con curiosidad, pensando en si en una 2ª partida la cosa iría más fluida.
Así que mi veredicto viene a ser un ... psé. No me disgustó, pero esperaba más la verdad. Creo que con una 2ª partida mejoraría algunos puntitos. También sé que peras al olmo no se le pueden pedir, y que a un juego que promete ser de 30-40 min no se le puede exigir que tenga el azar totalmente controlado.


El Portal de Molthar
(de nuevo a 5 jugadores; los mismos de antes...)
Este pequeño juego de cartas fue la sorpresa de la noche para el grupo. De nuevo las expectativas hacen lo suyo. Y es que cuando salió este juego lo tuve en las manos, ojeando sus cartas, y me horrorizaron los nefastos y abundantes símbolos que hay. De suspenso total. Y claro, desde entonces la idea de probar el juego se me desvaneció.
La otra noche la providencia (o Carlos P.  xD) me puso el juego por delante y nos sorprendió a todos. El "Molthar" se trata de un set-collection en el que vas cumpliendo objetivos. A medida que los cumples, vas desbloqueando beneficios y mejoras de acciones, y todo ello para ser el primero en llegar a 12 puntos, momento en el que se cierra la partida y quien más puntos tenga gana.
Debo decir que el juego es bastante solitario. De hecho puedes estar en el turno de otros jugadores haciendo otras cosillas (como fue mi caso xD). Puede que te pierdas qué carta(s) han cogido, pero tranqui, que lo más normal es que no te vaya la vida en ello.
Lo de ser solitario al juego, en esta ocasión y en mi opinión, no le resta, sobretodo porque tu turno es muy dinámico. Puedes realizar 3 acciones de entre 4 que hay disponibles. Las decides en pocos segundos. Y se juega la verdad al puro oportunismo. Por eso decía que es solitario. No te romperás la cabeza en turnos de otros jugadores porque hasta que te llegue el turno, y veas qué hay sobre la mesa, no podrás decidir un carajo.
Nos convenció a los cinco que lo jugábamos. Y mira que en la explicación y viendo los iconos de las cartas las caras iniciales no eran de satisfacción. Pocos minutos después estábamos buscando como locos esas cartitas necesarias para completar objetivos.

Mucho han comparado a este juego con el Splendor. Decían de hecho que parecía un "Splendor de cartas", y debo decir que... comparto la opinión. Mecánicamente son diferentes, pero la sensación en plena partida, sobre a qué se juega, recuerda mucho: en ambos se cierra la partida al llegar a 12 puntos, y sobretodo, en ambos el mecanismo principal del juego es el mismo. En Splendor coges fichas (sí, esas de poker que molan tanto) con las que pagar y cumplir objetivos. Cuando cumplas varios de estos recibirás "recompensas". En Molthar coges cartas (en lugar de fichas de poker), y es también con estas cartas con las que cumples objetivos que te harán tener optimizaciones. Así que sí, son juegos estrechamente emparentados.
No dábamos un duro por él y nos calló la boca. Ay! expectativas! cómo son! xD

Y hablando de juegos "emparentados", el siguiente es otro de esos con un pariente muy muy cercano...


Olympians War
(de nuevo a 5 jugadores; los mismos de antes...)
Juego de cartas con temática de mitología griega, y que gana aquél jugador que baja a la mesa (a su zona personal) 4 dioses, de los 5 que hay.
A medida que vas bajando cartas, también podrás atacar a los dioses de otros jugadores, o defenderte de ellos.
También hay una especie de descarte personal, los Campos Elíseos, que se va llenando poco a poco y con el que obtener recompensas.
Antes decía que este juego está emparentado íntimamente con otro. Y no es que lo crea yo, creo que casi un ciego podría verlo. El otro juego en cuestión es el Virus!
Vamos, de hecho en la explicación nos lo compararon todo el rato, y lo entiendo, así era más fácil entender ciertos conceptos: "en Virus! ganas al bajar 4 órganos. Aquí igual, pero en vez de órganos vitales son Dioses. Y cada Dios tiene una protección, un templo que le juegas encima para protegerlo de ataques, mientras que en el Virus! son vacunas..."
Exactamente iguales no, obviamente. En Olympians han introducido lo de los Campos, pero la verdad que no me convenció su utilidad. Y también hay algunas cartas más de efectos alocados (en Virus! sólo había 4 o 5 creo recordar).
¿Veredicto? la decepción de la noche. No nos convenció a nadie. El problema del juego no está en el juego en sí, sino en que en nuestro grupo el Virus! gustó mucho, y le hemos echado tropecientas partidas ya, muchas veces encadenadas una tras otra. Y Olympians War se le parece tantísimo que sé que nosotros en particular sacaríamos a mesa Virus! antes que éste. Nos parece más redondo. Más simplificado, más directo y más honesto.
Ojo a lo que he subrayado. Puede que te guste el Virus! y lo hayas jugado deseando que el juego tuviese una vuelta de tuerca... pues quizás Olympians sea tu juego. O puede que primero hayas probado Olympians, y después cuando juegues Virus! digas aquéllo de que te quedas con el primero que probaste. Quien sabe.

Por cierto, antes de que alguien me diga "tal juego copió al otro", deciros que... a mí esa cuestión me da igual. De hecho desconozco qué juego salió antes. Yo valoro la experiencia lúdica, y cómo/cuánto cuajó en mi grupo lúdico.


El Séptimo Héroe
(2 partidas, una a 5 jugadores con los mismos de antes, y después otra a 4, tras la marcha de Carlos R.)
Otro juego de cartas, 77 en total si recuerdo bien.
El juego tiene una temática fantástica-medieval. Se supone que hay un villano, un megamalvado que quiere sembrar el caos y patatín patatán, pero hay una profecía de 7 aventureros que le plantarán cara y le vencerán. Sí, precioso ¿verdad?
El objetivo del juego es tener bajados a tu zona personal 6 héroes (se supone que el 7º héroe eres tú! ohh, esto sí que es bonito!!). Bajando 6 héroes ganas inmediatamente. También se puede acabar la partida porque el mazo de robo se agote (y esto no tarda en pasar). En ese caso gana quien más héroes haya bajado, y en caso de empate gana aquél jugador que menos héroes descartados tenga (cada jugador tiene una pila personal de "héroes fallidos" xD).
El juego es de esos que catalogas al estilo de "vaya tontá de juego, pero vaya tontá tan entretenida". De hecho os aseguro que fue el 2º triunfador de la noche (por detrás del Molthar).
La gracia del juego está en su mecánica principal, la de pasar cartas, que proporciona risas y troleo a la par.
A un jugador se le nombra Jugador Activo. Éste roba una carta del mazo de robo, en el centro de la mesa, y desvela una Aventura (de 7 diferentes que hay). A esa aventura ha de enviar un héroe de los que tenga en su mano, y que cumpla con el requisito de la aventura. Estos requisitos pueden ser por ej "que sea un número par, que sea un nº entre el 3 y el 5, etc".
¿Por dónde iba? ah sí, el jugador activo coge de su mano un héroe que cumpla ese requisito (que por cierto, sólo hay 7 héroes diferentes, numerados del 1 al 7),y lo pasa bocabajo sin ser visto al jugador de su izquierda. Éste decide si reclutarlo (sí, sin verlo, pero sospechando de cuál se puede tratar) o pasarlo al jugador de su izquierda. Y así sucesivamente hasta que alguien ficha al héroe. Para ello debe darle la vuelta a la carta , y aquí viene lo bueno... si la carta es de un héroe que NO tenías en tu zona personal cojonudo. Te lo quedas y ya te queda 1 menos para llegar a 6. Pero si el héroe que fichas es igual a otro que ya tuvieras en tu zona... descartas a los 2 xDD. Es decir, haces el pringui y pierdes 1 héroe que ya tenías.
¿Imagináis ya el troleo? xD
Incluso puede que nadie quiera fichar al héroe bocabajo, y que vuelva al jugador activo, que lo tiene que fichar sí o sí. Igual esto le perjudica, o se hace un autopase del copón! xD

¿Veredicto? un juego muy divertido. Es rápido, con decisiones muy sencillas pero de jugártela constantemente. En plena partida recuerda a juegos comos Love Letter. Mecánicamente no tiene nada que ver, pero es de esos juegos que estás jugando y mirando el display de los otros jugadores para ver qué se han bajado ya, y hacer tus deducciones expréss. Además, en Love Letter había 8 personajes y en El Séptimo Héroe hay 7, cada uno por cierto con su habilidad especial. Pero más allá de estas semejanzas ya digo que el juego trata de otra cosa. El faroleo es mucho mayor por ejemplo en El Séptimo, aunque el azar diría que va a la par en ambos.

De despedida os dejo imagen de otro juego que jugamos fugazmente mientras esperábamos la comida. Mira que es simple pero cómo te ríes con el jodío! xD


Saludos jugones!

P.D: en pocos dias el blog está de aniversario!  :)

Hace poco entraba en una biblioteca con cierta solera, y entre sus viejas estanterías abarrotadas de libros estuve andando y pensando "¿cuántos de estos libros habrán sido apenas manoseados?" y lo que es peor; leidos.
Si  ya es una lástima pensar que hay libros que se han tirado muchísimos años en una estantería sin que nadie los cogiese... ¿no es más triste aún pensar que en los años venideros nadie los cogerá? Es decir, es como si su esperanza de vida estuviese reduciéndose a cada segundo. Mueren en silencio...
Y por otro lado es normal... ¿quién puede leer tantos libros? no hay tiempo para tanta publicación...


Sé lo que algunos estaréis pensando. De lo primerito que a uno le viene a la cabeza en respuesta a lo que pregunto es algo así como "algunos libros no merecen la pena. Mejor no leerlos". Pero... ¿acaso es bueno que todos leamos lo mismo?

Y dejémonos de libros. Extrapolemos a nuestros queridos juegos, que era en lo que pensaba a la par que estuve en aquella biblioteca.

Se publica mucho, muchísimo. La feria de Essen cada año nos trae cientos de juegos. Y durante el resto del año también van saliendo juegos. Lo nuevo va catapultando a lo viejo. Una situación "normal" hoy día y que a la industria le favorece. Pero... ¿y lo que perdemos en el camino?

Servidor cada vez valora más los juegos viejunos. Mira que ya lo vengo haciendo desde hace tiempo, pero es que cuando estás delante de tus juegos y ves esas joyas con 10, 15 o 20 años no dejas de pensar que menuda lástima que tanto título antiguo quede sepultado.
A todos nos gusta probar novedades, qué duda cabe. Y las esperamos ansiosos, a ver si descubrimos una mecánica ultra-revolucionaria. Vamos probando juegos de diferentes calidades, y cuando pruebas varios juegos de los "normalitos" no paro de preguntarme "¿para estar jugando a esto no debería haber sacado a mesa alguna vieja gloria?".
Claro, lo de normalito lo he comillado. Supongo que aquí influirá lo que cada uno considere normal, lo que considere juegazo, o mal juego.


La gente hace campaña con el fin de concienciar a la masa de algunas actitudes. Se ven todo el tiempo, basta con sólo encender la tele. ¿No deberíamos los jugones defender lo viejuno? y me refiero a hacerlo más de lo que ya  hacemos.
Es que esta entrada ha sido escrita por un miedo, un temor. En concreto el temor a que dentro de 10, 15 o 20 años ya nadie juegue a los juegos con solera. Claro que dentro de ese tiempo los juegos que se consideren "con solera" serán otros, pero ya me entendéis. ¿Estamos encaminados a ser nosotros mismos los verdugos de nuestros juegos? podemos echarle la culpa a la industria, y decir que es que quieren ganar dinero y no paran de sacar juegos. Ojo, no quiero que se me malinterprete. Yo no estoy diciendo en estas líneas que menudo rollazo que salga tanto juego nuevo. Cojonudo que salga tanto!
Me estoy planteando más bien que -al igual que pasa con la literatura- , se diga más aquéllo de "Los clásicos son los clásicos", y que valoremos más las viejas joyas que tenemos en nuestras colecciones. Que no busquemos en algunos juegos cosas que ya otros crearon, y que precisamente los valoremos por eso.

Además, hace tiempo ya reflejé esto (con humor, pero sin dejar de faltar a la verdad) en esta entrada. Gozar las ludotecas ajenas es el 7º Mandamiento. Tengamos en cuenta las colecciones de otros jugones, y cuando vayamos a una casa que no sea la nuestra pensemos en que el anfitrión nos enseñe sus joyas. Es más, pidámoslo. Fijo que el anfitrión se siente halagado. No caigamos en el error de ir a jugar sólo a lo nuevo...

Bueno, qué leches, o hacedlo. ¿Quién soy yo para deciros a qué debéis jugar o a qué no?
Todo esto no dejan de ser pensamientos lúdicos en voz alta, preocupaciones por si el hobby se idiotiza por malos vicios, cuando a lo mejor el idiota es uno mismo por pensar de más...

Saludos jugones!

De dados, viajes y ranchos

Bueno, ahí van las últimas partidejas que he jugado. Cositas muy dispares, muchas de ellas con dados (de ahí el título de la entrada), y bastantes novedades.
Vamos al turrón.


Covert 
Partida a 3 jugadores, con Cristóbal, Alberto y Andrés (que reemplazó a Alberto a mitad partida xD)
He aquí un juego con temática de espionaje. Hacemos de agentes en plena ¿Guerra Fría? (no me quedó claro, se omitió este detalle en la explicación) consiguiendo información. Paparruchas...
El asunto es una mezcla de varias mecánicas. La principal diría que es la colocación de trabajadores, pero éstos son dados, que se tiran al inicio de cada ronda.
Los jugadores irán sucesivamente colocando sus dados en diferentes lugares, para hacer distintas acciones.
Iremos moviendo nuestros agentes por el mapa europeo, cogiendo cartas, y descifrando códigos. Las cartas tienen varios usos. Las puedes usar como objetos, como parte de cumplir objetivos (set-collection) y algún uso más que ni recuerdo.
Parecía más liviano pero el jodido tiene enjundia. Muchos frentes que llevar pa'lante, mucha información sobre la mesa, y en las cartas.
El resultado? bueeeeno, me esperaba más. Para mí es un juego de 6 sobre 10. Un "bien". Un juego completito, pero me parece muy heavy que sea una experiencia tan normal para el precio que tiene el juego (sobre 60 lereles). Además, en componentes no me parece que lo valga.
Así que sí, lo jugaría otro día, no me negaría, pero tampoco lo estoy deseando. Sobretodo cuando hay tanta competencia en nuestra afición.


Sushizock im Gockelwok
Partida a 3 jugadores, con Andrés y Cristóbal.
Le tenía yo curiosidad a este juego. Comparado y confundido a menudo con otro juego de Knizia de la serie "fichas de dominó". Hablo del popular Pickomino. Un juego que por cierto probé en su día y me gustó, pero no me apasionó. Vamos, véase que ni lo tengo... (y será por Knizias que tengo en la colección!)
Pero Sushizock es otra cosa. Otro push your luck de dados sí, pero tiene cierta vuelta de tuerca, con más maldad, que hizo que me gustase mucho.
En tu turno puedes relanzar hasta 3 veces, y buscas combinaciones para llevarte fichas positivas. De entre las negativas, no querrás coger las más altas, pero la gracia del juego es que al final para poder puntuar las fichas positivas necesitas tener un número igual de fichas negativas. Por ejemplo, para poder puntuar un +6 deberás tener al menos un -1.
Pero ojo! si te sobran más negativas que las positivas... te las comes con papas!
Sin embargo, si tienes más positivas que negativas... las tiras hasta que tengas mismo número de ambas.

Muy divertido. Tengo claro desde que terminé de jugarlo que me gustaría comprarlo, y sabiendo además que ahora le va a salir una reedición con otro tema y estética, de la que os hablé en mi lista de juegos Essen 2016.


Hit z Road
Partida a 4 jugadores, con Andrés, Alberto y Cristóbal.
Ya de entrada me dejó picueto el hecho de que este juego sea de Martin Wallace. El juego es jodidamente precioso, y ya sabéis, sus juegos no suelen brillar en ese aspecto. El mundo está cambiando...
Ooootro juego de dados. Los jugadores vamos cruzando Norteamérica, peleándonos con hordas de zombis. Al inicio de cada ronda hay una subasta, los jugadores pujamos con chapas para decidir a qué se enfrentará cada jugador. Cuando esto haya ocurrido, de uno en uno iremos resolviendo la tarjeta de localización que nos haya tocado. Y éstas son muy variadas. Las hay desde buenas (cogemos equipamiento) hasta muy malas, plagadas de zombis que deberemos abatir con tiradas de dados.
Me pareció muuuy chungo llegar hasta el final vivo xD, de hecho fui el primero en caer, y el juego es eliminativo, pero se supone que desde que muera el 1º hasta que la partida acabe debe ir poco tiempo. Yo no lo sé, porque cuando me eliminaron salí pitando de la reunión (iba ya tarde a otro sitio).
A ver si nos hablan de ese tiempo los jugadores que allí estuvieron.
En definitiva me gustó. No me volvió loco, pero es divertido el agobio que genera, provoca buenas risas en los demás cuando ya vas herido a enfrentarte contra mil zombis más xDD

Creo que este juego le volvería loco a mi amigo Juanma, un chiflado de los zombis. Juanma, ¿me lees? ojo con éste que es tu rollo :P

Ya en otro día (de hecho fue anteayer), pero en el mismo lugar, jugamos a...


Nautilion
Partida a 2 jugadores, con Cristóbal.
Este es un juego de Shadi Torbey, ese diseñador que ha sacado varios juegos del estilo "para jugar en solitario o en pareja". En concreto su último diseño. Mi amigo Cristóbal está enamorado de esos jueguecillos y los tiene todos. De hecho me sacó todas sus cajitas de colores y me obligó a hacerle foto para el blog  :P


En Nautilion los jugadores (o el jugador) forma parte de una expedición. Un barco volador que ha de llegar hasta su destino habiendo coleccionado por el camino algunos tokens (tripulación y ¿letras?). La gracia está en que hay un barco malvado, una cpu, que va avanzando desde nuestro destino hasta nuestra casilla de salida. Es decir, va en sentido contrario a nosotros (y sí, en un momento de la partida nos cruzamos).Si ese barco "malvado" llega hasta la casilla de salida, hemos perdido la partida ipso facto.
El motor del juego es con dados, tirando en cada turno 3 exactamente. Con ellos irás moviendo los barcos, e irás buscando combinaciones para "swapear" fichas, de cara a completar la parte set-collection.
La partida es muy amena y dinámica, ya que el turno a turno es sólo tirar y pensar un poquitín a qué asignas cada dado. El juego me gustó, simpaticote, pero es de por sí un estilo (cooperativo) que hasta la fecha no me apasiona.


Great Western Trail
Partida a 4 jugadores, con Alberto, Andrés y Cristóbal.
El plato fuerte de los últimos días. Novedad de este Essen16 y última obra de Alexander Pfister, un autor "en racha". Volveré a esto que he comillado más tarde.
Los jugadores hacemos de vaqueros, que vamos viajando con nuestro rebaño hasta llegar a Kansas y cobrar por él. Durante el camino podremos pararnos en muchos sitios diferentes: ranchos y propiedades neutrales, de otros jugadores o propias con las que activaremos acciones. Con éstas contrataremos personal, aumentaremos el rebaño, ganaremos dinero, construiremos, o incluso invertiremos en el ferrocarril.
El juego es durete. Me ha sorprendido ver que en bgg tiene un 4 (sobre 5, recuérdese) de weight. La verdad es que la explicación fue larga y de estas de decir "ostia puta el juego, tiene de todo y me va a reventar la cabeza", pero después jugándolo tras un par de rondas todo furula mágicamente. Además, la simbología del juego es cuantiosa, pero en mi opinión muy buena. Las diferentes acciones a realizar quedan claras con una decena de símbolos muy eficaces, que has asimilado perfectamente en un par de rondas.
Mecánicamente, el juego lleva de todo. El rebaño (motor principal del juego) son cartas. He aquí el factor deck-building. Vas acumulando reses, e intentando librarte de las peores. Pero el juego también tiene un tablerillo personal que vas mejorando que recuerda a otros diseños (Hansa Teutonica por ej). A medida que avanza la partida vas up-gradeando ese tablerillo, y se te va abriendo un abanico de posibilidades.
Lo chulo del juego está -en mi opinión- en el factor Monopoly.
- Ufff, mal va ese juego si Neiban lo compara con el Monopoly!! 
xDD No se asusten. La comparación es evidente, y si lo habéis jugado me entenderéis...
En el juego cada jugador va recorriendo un track de casillas. En muchas de estas cuando caes (propiedades de otros jugadores) has de pagar, así que estará cada uno deseando caer en sus propios edificios, porque ni tienes que pagar y además activas el efecto del edificio. ¿No os recuerda a cuando en el Monopoly pasabas por una "avenida llena de hoteles" acojonado? xDD
Y hay más! cuando un jugador llega a Kansas -que es el final del track de casillas- se produce un recuento de las reses, e ingresas un dinero por las mismas (y también puedes aprovechar para otras cosas, que ahora no vienen al cuento :P), y vueeeeelta a empezar. Vas a la casilla original desde la que saliste.
Es decir, pasar por Kansas es como cuando pasabas por la casilla de salida y cogías 200.000$.
Esto es el factor Monopoly. Pero sólo en esencia. Cada jugador buscará combar y puntuar más y mejor que el resto cuando llegue a Kansas. Y es que hay grandes diferencias en si llegas con buenas reses o malas. Puedes ingresar mucho dinero, o una cantidad irrisoria.

¿Veredicto? me encantó. Y es curioso porque me temía lo peor. Las reglas ya me acojonaron, y además no paraba de recordar que otro juego durete del autor (Mombasa) no me gustó.
Great Western Trail se ve un juego muy completo, durete, pero después es muy intuitivo de jugar, y toda una delicia.
Otra cosa que me encantó es que en la partida se dio el caso de que los 4 jugadores jugamos a cosas distintas. Cada uno tomó un camino diferente, y todos sacábamos buena tajada por ello.
Deseando repetir partida, y jugar de diferente manera. Es sin duda uno de esos juegos que después te deja pensando en hipotéticas jugadas/estrategias. Te deja relamiéndote las heridas xD

Por cierto, y esto ya lo digo (aún) más como opinión personal: creo que el señor Pfister quiere conquistar el trono de Hierro de los juegos de mesa xD. Lo tiene difícil, ya que lleva años reinando la Casa Feld (la que tiene como símbolo una ensalada) y no parece dispuesta a soltar el trono. Pero quien sabe... ya cayeron otras dinastías, como la repetitiva Casa Rosenberg (la del lema "Nosotros SÍ Sembramos"), o la Casa Wallace (la del emblema de una locomotora)...
La Casa Pfister cuenta con adeptos de todo tipo (Port Royal, Isle of Skye, Oh my Goods, Mombasa, Broom Service, The Mines of Zavandor, etc), muy variados, y parece en plena forma. ¿Con qué nos sorprenderá en los tiempos venideros? Desde luego su Great Western Trail tiene aptitudes para acabar entre los primeros puestos de la bgg, y fijo que es uno de los juegos triunfadores de la hornada Essen16.

Sí, lo sé, se me va la olla.
Si no os va Juego de Tronos no habréis pillao la gracieta del párrafo anterior xD

Saludos jugones!

Qué lujazo poder acudir otro año al excelentísimo Festival Internacional de Juegos Córdoba. Este año era la 11ª edición, y en concreto mi 8º año consecutivo (ouuh yeeaah!). He asistido, un año más, con el comando malagueño compuesto por Sergio F., Juárez, Carlos R., y Carlos P.


Algo irregular este año han sido los tiempos. No los del Festival, que han sido los mismos de siempre, sino los de mi grupo. Llegamos al Palacio de la Merced -emplazamiento del evento- más tarde que nunca, a eso de las 20:00 del viernes, y ya a esa hora decidimos irnos a cenar. La 1ª partida no llegaría hasta las 21:15 aprox, aunque nos quedamos hasta que chaparon (las 1:30).
El sábado repetimos la jugada de comer temprano, aunque esta vez me refiero al almuerzo. Volvimos de almorzar a las 15:00 o incluso antes, y jugamos toda la tarde.
El domingo volvimos a llegar tarde al Festival, pero fue porque por la mañana nos fuimos a ver el museo Julio Romero de Torres, y bien que valió la pena!
Hubo vicio hasta la hora de comer, ya que teníamos decidido partir de vuelta a Málaga tras almorzar.

Pero bueno, basta de milongas, supongo que será más interesante que os cuente a lo que jugué. Le voy a dar más líneas a aquéllos juegos que probé (fuesen novedades o no) frente a viejos conocidos. Vamos al lío:


Planeta Rojo: Misión a Marte
Interesante y bonico juego (estéticamente hablando) de Bruno Faidutti & Bruno Cathala. Los jugadores representamos a compañías mineras que quieren sacar tajada de la exploración/explotación del planeta rojo.
En cada ronda vamos jugando cartas para embarcar tripulantes hacia distintas zonas de Marte. Hay varias puntuaciones a lo largo de la partida, que se hacen en función a mayorías: quién tenga más quecos en las diferentes zonas marcianas. Y es que cada zona dará más o menos puntos, según qué minerales alberguen (éstos se otorgan al azar en el set up de cada partida).
Así que el juego es una mezcla entre mayorías y gestión de mano. Todos los jugadores tienen las mismas 9 cartas al inicio de la partida. Él cuándo usarlas, y el cómo, marcará tu porvenir. Aunque recuérdese que hay alta interacción. Se pueden poner de acuerdo fulano y mengano y te joden de lo lindo.
De por medio hay también cartas de misiones, que otorgan puntos al final de la partida. Me parecieron muy locas, porque te pueden tocar desde cosas relativamente fáciles, a otras imposibles de hacer...
¿Veredicto? Me gustó. Me van bastante los juegos de mayorías, y éste tiene los ingredientes que me suelen encantar... aunque ojo, peca de azar en algunos momentos. Te puede joder bastante que la partida dure 1h y media y que al final ciertas cosas se decidan por estos golpes de azar, pero bueno... es sin duda lo peor.
El juego tiene un turno a turno bastante ameno, y el funcionamiento de la ronda me gusta. Las cartas se juegan siguiendo un orden (exactamente igual por ej que en el juego Ultimate Warriorz, reseña aquí) decreciente, y consigue mantener una emoción constante por la pugna en las distintas zonas de marte. Punto a su favor la nueva edición en castellano. Muy bonica, y las minis de los astronautas/colonos embellecen el despliegue en mesa.
Por ponerle una pega a la edición... curioso que en este juego en las cartas se eche de menos una simbología. Creo que le vendría mejor al juego. Con sólo 4 o 5 símbolos diferentes podrían simplificar lo que hacen todas las cartas, y se habrían ahorrado los parrafazos que no paras de leer en las primeras rondas.
Enfin, buen juego, que me gustaría rejugar en breve.


Treasure Hunter
Este juego de Richard Garfield fue de la hornada Essen15, y salió con elevado precio (claro! Queen Games xD), de ahí que no lo pudiera probar pese a que me atraía bastante. Hace poco mi colega Carlos lo pilló de oferta, y lo estrenamos el sábado por la tarde.
TH es un juego de draft + set collection. Hacemos de caza-tesoros en busca de puntitos de victoria. Se juega a 5 rondas. En cada una de ellas, hay un draft (que es el juego propiamente dicho) en el que nos iremos pasando buenas cartas, malas, y morralla varia. Una vez acabado el draft desplegamos nuestras cartas para poder reclamar los tesoros (positivos y a veces también negativos xD).
¿Veredicto? Toda una sorpresa. No esperaba gran cosa y me gustó mucho (pese a lo mal que se me dió, por cierto). El juego es muy light, pero esconde más miga de la que crees cuando estás en el 1er draft. Los tesoros son muy variados, y te estrujas la cabeza en cada ronda para intentar combar tus cartas. Agobia más de lo que a priori piensas.
Muy bonica por cierto la edición (cosa habitual en Queen Games). El juego tiene unas ilustraciones que le van como anillo al dedo.

Terminaré diciendo que este juego ganó el premio "Mejor descubrimiento", en unos galardones que cada año votamos en el coche de camino a casa xDD


Gentlemen Thieves
Curioso juego cuyas mecánicas ni sé describir. Bueno, tiene identidades ocultas, eso si. Al principio de la partida recibes un token con tu identidad oculta (de entre las 5 que hay).
Los jugadores somos ladrones, que durante la partida buscan robar en 5 emblemáticos lugares de ¿Londres? (no recuerdo con seguridad si era esta ciudad). Lo más significativo del juego es lo de los equipos. En todo momento en la partida hay 2 equipos de ladrones: uno de 2 miembros, y otro de 3. Los jugadores, en su turno, van colocando tokens en los lugares a robar, ya que cuando hay un nº de estos tokens (en concreto 5 diferentes) el saqueo comienza y se reparte el botín para el equipo que haya cometido el robo.
Una vez repartidas las ganacias, otro jugador rehace los equipos, y vuelta a empezar.
El juego tiene faroleo a tutiplén, ya que siempre juegas intentando estar en el equipo que consigue robar. Ni que decir que por probabilidades, el equipo de 3 miembros tiene más facilidades, pero claro, también se reparten el botin entre 3. Si el equipo de 2 consigue robar ganas más botín, pero también levantas más sospechas acerca de quién eres.
Muy cachonda esta mecánica de equipos con identidades ocultas. Nada nuevo bajo el sol. Pero sí el hecho de que los equipos estén continuamente cambiando xD
A veces estarás deseando que el equipo rival cometa un robo para que se cambien los equipos, y cambiar de compañeros.
¿Veredicto? Otra nueva cata que me gusta. El juego es una gestión de oportunismo puro y duro, pero es bastante curioso y más tenso de lo que a priori imaginas.
A mi grupo no le apasionó mucho la partida a 5 jugadores (en la que yo lo probé). Decían que a 4 jugadores (lo jugaron de dicho modo el día anterior mientras yo me echaba otra partida en la mesa de al lado) funcionaba mejor, debido en gran parte a que había un color que no era nadie, y le daba buena incertidumbre a los robos.  A mi a 5 me gustó, aunque entiendo que a 4 debe funcionar mejor.


Super Rino
Por fin pudimos probar este sencillo filler de cartas del que me habían hablado tan bien. Se trata -tal y como me decían- de una vuelta de tuerca del popular UNO. "Es un UNO pero que se juega en vertical". Y más razón no se puede tener xD
El juego va de librarte de las 5 cartas que tienes en la mano al inicio de la partida. Estas cartas son tejados, que has de ir colocando en cada uno de tus turnos sobre las cartas que han ido apilando los otros jugadores. Así que, surrealistamente, le meten el factor habilidad al tradicional UNO. El resultado es, ante todo, muy visual, pero también muuuy divertido, ante la tensión de que alguien -al colocar- tire la construcción de cartas, momento en el cual termina la partida.

¡¡8 pisos de altura!!

Aquél que antes se libre de las cartas que tiene en la mano, gana.
Lo gracioso del juego es que, a medida que lo juegas, se establece una especie de cooperación en los jugadores (sin ser el juego cooperativo, propiamente dicho). Me refiero a que los jugadores sienten la atracción de hacer la torre más alta jamás vista xD, y cuando al final se derrumba, te duele en el alma.
No esperaba reírme tanto con este juego. La singular mezcla que ofrece me sorprendió, y valoro muchísimo que se venda por un precio tan baratísimo (7 euros me costó) para las risas que da.


Code Cracker
He aquí el juego más feo y rancio (en los componentes, y también en la portada: doble mérito!) de entre los que he visto en los últimos tiempos. Code Cracker es un diseño de Reiner Knizia, y del año 2007 (aunque viéndolo todos creíamos que el juego era de los años 80).
Me hice con este juego mediante un cambio, el sábado, y el domingo por la mañana lo estrenamos. Ya cuando la noche anterior me leía las reglas me daba cuenta de que es un Gold Nuggets 2.0 (otro juego de Knizia que tengo en la colección), pero realmente Code Cracker es anterior. Así que lo correcto sería decir que Gold Nuggets (que es del año 2013) es un Code Cracker simplificado.
El juego es otro rápido push your luck de dados. Cómo le gustan a Knizia! (bueno, y a mí! xD). En tu turno tiras 5 dados. Vas tirando y vas tachando números de los 3 cartones (parecen los del bingo, pero el bingo cutre) disponibles. Puedes plantarte si mínimo has conseguido "apartar" un dado, pero también puedes pecar de ambición y perder el turno. Si te plantas y has tachado todos los números de un cartón, te lo llevas con sus respectivos puntos de victoria. Si os suena parecido al Risk Express/Age of War... estáis en lo cierto, también guarda parecido con ellos.
La partida termina cuando ya no se pueden reponer los cartones para que haya 3 disponibles. Recontar puntos cada jugador y voilá, juego sencillo como un botijo.
¿Veredicto? pues me gustó, porque este tipo de juegos sencillotes y de forzar tu suerte me pirran, pero es el tipo de juegos que a otros jugones les causa sarpullidos. Es un festival del azar, pero y qué? también es rápido. Otros jugones dirán que antes que éste preferirán jugar mil juegos antes, y ... ¿quién soy yo para llevarles la contraria?
Con todo esto quiero decir que para que este juego te guste has de reunir ciertas características. Es un Knizia tremendamente parecido a otros que el mismo autor ya tiene, pero a su vez cuenta con sus propios detallitos. Otro jugón a lo mejor con tener el Gold Nuggets o el Picko Picko (o el Age of War, etc) ya tiene este nicho de juegos cubierto, pero jugones como el menda les gusta tener varios de este tipo para elegir en según qué momento/día.
P.D: Encima al pobrecico juego no le ayuda nada lo jodidamente feo que es xDDD. Pero en mi colección se queda, y tan a gusto! xD

Y eso es todo en cuanto a juegos descubiertos. Voy ahora con partidas a viejos conocidos, en los que no me extenderé apenas. Hubo partidas a...

- Star Wars Stolen Plans: es nuestro juego predilecto para "abrir" el festival. 2 partidas de inicio el viernes y 2 más el domingo como cierre xD
- Toma 6: el clásico de Kramer. Un juego por el que, en mi opinión, no pasan los años. Igual de divertido que la 1ª vez que lo jugué. Un imprescindible.
- Excape: queridísimo push your luck de dados de Knizia, con perreo a raudales y risas a la par. De esos juegos que últimamente pienso "manda huevos que FFG reedite Knizias que ya eran bonicos y no reediten joyas descatalogadísimas como éste".
- Raj: un filler que dura 10 min o menos pero que sin embargo no disfruto apenas. Éste sí que es un festival del caos y sin sentido.
(Sí, sé que algunos pensaréis "vaya tela que lo diga de éste y de otros no" xDD)
- Drachenhort: la divertida huída del dragón que nunca falla. Identidades ocultas y faroleo. Léase reseña aquí.
- Rheinlander: gran partida con Jamuki y Oceluna (de Jueguetistorias), Picos (del Kentauro de Tesalia) y mr. Smile (de Snake Eyes), incluyendo gran anécdota sobre una regla del juego que aplicaba mal, después de tantas partidas al juego xDD
- Bucket King 3D: genialísimo juego de bazas al que le debo ya una reseña. Joya tremenda del gran Stefan Dorra. Quizás el juego que más risas nos dió en el festival, junto al que viene a continuación...
- Celestia: el push your luck de cartas y de apearte del resto. Un viaje en busca de tesoros mientras pones a prueba la (des)confianza de tus compañeros. Grandísimo juego que no me canso de jugar. Léase reseña aquí.
- Maudite Momie: el juego de probar fortuna en la pirámide. Se jugó a 6 jugadores y es tan divertido como a 4 o 5. O incluso más. También más loco, si cabe. Léase reseña aquí.

En total, 22 partidas en todo el finde festivalero. No está naaaaada mal. Y me voy ultrasatisfecho teniendo en cuenta lo poco que juego en los últimos meses.

¿Lo peor del festival? El poquísimo tiempo para saludar a los cracks que te encuentras en el festival. A gente que quería saludar ni la vi, y a gente con la que hubiese hablado toda una tarde hablé 5 min, 3 o 1 :(
La afición tableril goza de mejor salud que nunca. Si bien es cierto que esto trae consecuencias negativas (véase el marcadísimo postureo que existe también en nuestra afición), pero no obstante hay que quedarse con lo bueno, y buenas hay muchas cosas. El Festival y su crecimiento es buen ejemplo de ello. El buenrollismo que allí se ve hace que te vayas para casa con la sonrisa de oreja a oreja. Sólo triste porque queda mucho para el año que viene...

Gracias a la asociación JugamosTodos por hacer posible, un año más, este grandísimo evento, único en nuestro país.

Saludos jugones!

Lista de Juegos Essen 2016

Queda muuu poquito para la feria Spiel 16, o como nos gusta llamarla, la feria de Essen.
Este año, a priori, no me atraen demasiados juegos (después fijo me comeré estas palabras), pero admito que esto se debe a dos causas. La 1ª es que en el verano he estado muy poco activo lúdicamente hablando. No he publicado lo que quisiera, y apenas he olisqueado el internet lúdico. Esto a su vez deriva en la 2ª causa, que es que no he mirado la lista bgg al nivel de otros años.
Consecuencia? mientras que en años anteriores dividía la lista en 2 o 3 partes (llegando a pasar dichas listas los 50 juegos) esta vez el asunto se va a quedar en una sola lista, esta presente entrada, con 28
juegos.

¿Qué veremos interesante? bueno, yo suelo decir hace tiempo que me suelo fijar en Essen en juegos de 2ª y/o 3ª fila. Cada vez aborrezco más los euros típicos, así como los worker-placements y mil mecánicas más, así que no os sorprendáis con lo que pongo.

Advierto un año más de que muchos juegos están puestos en esta lista sabiendo escasísima información de ellos, es decir, puede que sólo me haya atraído la portada, que me haya fijado en él por la editorial, autor, o vetetúasaberqué xD

Ah, y otra cosilla; quizás mi lista es "tan corta" este año porque he ojeado alguna que otra lista que está genial, como por ejemplo la del compañero de La Gaceta de los Tableros. Recomiendo que echéis un vistazo a las curradísimas listas que hizo, y en general a la cobertura que está haciendo de este Essen 16
- 70 novedades de Essen 2016 (1ª parte)
- 70 novedades de Essen 2016 (2ª parte)

EDITO: Ah, otra lista que me ha gustado mucho y que he descubierto mientras terminaba estas líneas; la lista del amigo Black Meeple:
- Essen 2016: familiares y fillers
- Essen 2016: expansiones
- Essen 2016: reediciones y reimplementaciones
- Essen 2016: juegos para "jugones"

Ahora vamos ya a los juegos que me han hecho algo de tilín:

LISTA DE JUEGOS ESSEN 2016

(Recordad que pinchando en el nombre de cada juego iréis a su ficha en bgg)


Behind the Throne, de Olexandr Nevsky y Oleh Sidorenko
Empezamos la lista con un juego que creo realmente es de 2015, pero llega ahora a Essen de la mano de la editorial Ares. Parece un juego simple de cartas, set-collection y push your luck, aderezado con dibujos molones y una corta duración. De los tipos de juego que adoro como inicios o cierre de una sesión lúdica.


Ave Roma, de Szógyi Attila
El juego sesudo de la lista. Asusta el 3,6 (sobre 5, recuérdese) que tiene de peso. Es el típico que no me atre, pero sin embargo, lo hace xD, quizás por la temática, porque me gusta la disposición del tablero... qué se yo. A estar muy al loro con él. Tiene grandes notas y comentarios en bgg. 


Eight Epics, de Seiji Kanai
Otro juego de 2015, pero que nos llega ahora en una edición más "accesible" y con un lavado de cara. Es un cooperativo de dados, con amplio rango de jugadores. Me atrae esto. Me gustaría tener en la colección algún juego de dados  para 7 u 8 personas y éste es candidato. Además, uno siempre está al loro de lo que hace Seiji, véase a continuación. 


Love Letter Premium, de Seiji Kanai
A mí ya me conquistó la "Carta de Amor" en 2012. Ahora que sé que sale una nueva edición que acepta más jugadores y que trae más personajes... pues ¿qué quieres que te diga? me interesa y mucho. Le pueden caer tres mil partidas, las que habré jugado a Love Letter xD


Clown Standoff, de Ludovic Barbe
He aquí otro push your luck, de cartas y con selección simultánea de las mismas. Este juego realmente es una reedición (+ nueva temática tb) de otro de 2013, pero ¿qué más da? con esto me acuerdo que el año pasado el juego que probablemente más me cautivó fue Celestia, que se trataba de una reedición también. 


Doodle China, de Ailif Svensson y Kristian Amundsen Ostby
Reimplementación de Doodle City, aquel juego que se jugaba con papel y lápiz, de la hornada Essen14 y que no he podido probar aún, pese a los buenos comentarios que leí. Normal que esta especie de 2ª parte me llame la atención no?


Fields of Green, de Vangelis Bagiartakis
No sé si me gusta más la portada o el nombre del autor. Joder, y yo teniéndome que conformar con ser un vulgar García! xDD
Juego de construcción de ciudades, con draft, y set-collection de cara a puntuar (cómo no). Sí, entra por el ojo. Cuidao, 3 puntos de "peso" en bgg, y grandes calificaciones. ¿En qué quedará?


Kingdomino, de Bruno Cathala
Un colocación de losetas cuyo colorido a lo Disney ha hecho que me entre por el ojo. Ay! losetitas a mí!...
Parece ser que es más simple que un bocata de chopped, pero... ¿y lo buenos que están después?


Bikings on Board, de Charles Chevallier, Catherine Dumas y Pascal Pelemans
Aquí tenemos uno de los muchisisísisimos juegos de Vikingos que salen en este Essen. Este en concreto lo hace el autor del New York 1901, juego que me gustó bastante, por lo que algo de crédito le doy al autor.
Me gusta el tablero. ¿A quién no verdad? Dicen en los comments de bgg que es el juego sobreproducido del año, que es un worker-placement muy caótico, que recuerda al Manila, etc. 
Ah, ¿y os habéis dado cuenta del crimen ortográfico que he cometido al escribir el nombre del juego? :P 
Ha sido a posta! xDD, para comprobar si ya estáis pasando de leer y sólo vais a mirar las portadas xDD


Habitats, de Corné Van Moorsel
Otro colocación de losetas, una de mis mecánicas favoritas, así que entra en la lista del tirón, pese a su fea y rancia portada. Además, me gusta que en su rango de jugadores llegue a 5. A veces creo que los juegos de 5 jugadores ya mismo se extinguirán. Serán más raros de ver que un lince (toma chiste malo a colación del título del juego. Doy pena). 


Codenames Pictures, de Vlaada Chvátil
Si el año pasado Codenames partió la pana, ¿lo conseguirá este año este Codenames 2.0? ¿Ofrecerá suficientes cambios en las mecánicas para que compense su compra? y más cuando mucha gente ha usado las cartas del Dixit para jugar ya a lo que imagino que este juego viene a proponer. O igual me equivoco. El genuino Vlaada, si algo puede, es sorprendernos. Nadie le puede discutir eso. Así que al loro con él.


Sultans of Wind, de Jan Meyberg
¿Un juego de carreras de alfombras voladoras? póngame kilo y medio!!
Vamos, con lo que me marcó Aladdín, y además, que aún recuerdo que lo que más me gustaba de cuando me viciaba al Super Mario Bros 2 era cuando se cogía la alfombra voladora xDD
El juego es de programación de acciones, y mola que tenga tablero modular. Se huele interacción y jodienda a tutiplén. Maraviloooooso. Expectante me tiene. Me veo jugándolo mientras tarareo la bso de la citada película.


Bohemian Villages, de Reiner Knizia Stockhausen
Un colocación de dados que entra por el ojo, pese a estar ilustrado por Klemens Franz, un tipo que levanta odios y pasiones en sus trabajos. Lo tildan en los comments de bgg de muy azaroso. Pero bueno, si dura de verdad 30 min normal que tenga azar. Es más, lo necesita como engranaje. Creo que aún hay gente que cree que en media hora te puedes echar dos Eclipse, un Caylus, y un carajillo de sobre, y tener control sobre todo cuanto pasa en el universo. 


Morocco, de Matt Riddle y Ben Pinchback
Juego de control de áreas y colocación de losetas al que ya le tenía echado el ojo hace tiempo. Véase esta entrada, en la que además hablo de más juegos que también cito en la presente entrada.
Parece ser que es un abstracto muy estratégico, de los que me chiflan.
Que salga baratito poh favó...
Que salga baratito poh favó...


Cottage Garden, de Uwe Rosenberg
Tan solo viendo los componentes del juego se ve que es una especie de Patchwork 2.0, esta vez hasta para 4 jugadores (en lugar de 2), y cambiando el tema de las colchas por el de la jardinería. A ver si le sale tan redondo como el primero.


Jorvik, de Stefan Feld
He aquí uno que creo es compra segura. Resulta que hace tiempo estuve a punto de comprar el The Speicherstadt, y me enteré que este Essen salía reeditado y re-tematizado bajo el nombre de Jorvik. Ya supongo que -a no ser que hayan cambiado alguna regla y que joda el asunto- pillaré esta versión.


Argo, de Bruno Faidutti y Serge Laget
Es una especie de Space Hulk ultrarrápido, de 30-40 min, o eso dice el compañero D0NK1 en la bgg. Vas manejando un grupo de miniaturas, de marines espaciales, avanzando de habitación en habitación y luchando contra aliens. 
Vaaale, lo admito, las ilustraciones de Miguel Coimbra son un reclamo xDD
Además, fijo que me quita el mal sabor que aún tengo de cuando vi la película de mismo nombre xDD


Donkey Derby, de Walter Müller
Este juego es una reedición de otro de 1989, casi ná ha llovío. Se trata de una carrera muy light, con uso de dados. En comments de la bgg dicen que es el Heimlich & Co (juego que adoro) + apuestas. De ser así, me encantaría.


Guilds of London, de Tony Boydell
Control de áreas y tablero MUY modular en uno de los juegos que más está dando que hablar en lugares como labsk. Muy buenas puntuaciones tiene. 


Are you Chicken?, de Tsuyoshi Hashiguchi
Un push your luck de horrible portada y que, sin embargo, (y casi sin entenderlo), me atrae xDD


POW!, de Reiner Knizia
Hace pocos días probé el Sushizock im Gockelwok, un juego de la serie "fichas dominó by Knizia" que aún no había probado. Yo creía que sí, pero el que había probado era el Pickomino (y además me resulta mu normalico). 
Resulta que el Sushizock me gustó bastante, y este POW! es una reedición que sale para este Essen, así que seguramente caiga. El cambio de temática agrada bastante la verdad.


Capital, de Filip Milunski
Misterioso juego cuya portada me atrae, más el hecho de que sea un colocación de losetas. Deseando saber más.


Touria, de Inka & Markus Brand y Michael Rieneck
Un juego de tablero/mapa fantasioso, de puntos de movimiento, de ir pa allá y pa´acá. Vamos, que me recuerda al Elfenland, pero en bonito, y supongo que con más miga (y menos duración).


Ulm, de Günter Burkhardt
Unas mecánicas de....
de...
¡no tengo ni idea! pero mirad qué portada taaaan bonica. Y el tablero también me chifla. Además su autor tiene juegos que me han gustado, como Glastonbury o Ziegen Kriegen, o el que viene a continuación...


Kilt Castle, de Günter Burkhardt
Control de áreas, losetas, y Dennis Lohausen a las ilustraciones. ¿Hace falta decir más?


Rent a Hero, de Kuro
Estamos ante otra reedición. Se trata de un juego de 2012, y del que ahora han salido varias reediciones. De hecho, este juego ha salido recientemente en castellano, con otra portada/ilustraciones y bajo el título de El Séptimo Héroe
Es un ligero juego de cartas y set-collection de corta duración.


Phalanxx, de Bernd Eisenstein
¿Alguien no le advirtió al editor/autor/quienseaconcriterio que esos tonos son un poco psicodélicos? xDD parece uno de los filtros que tienen las cámaras de los móviles
Este juego parece que tiene un poco de todo, o mejor dicho, de varias cosas que me gustan. 


In the name of Odin, de Krzysztof Zieba
¡Camarero! ¿me pone otro juego de Vikingos?
Mola el tablero, molan las miniaturas, mola el rango de jugadores y mola la duración, así que ojo avizor con él. 

Por cierto, ¿notáis en esta lista la ausencia de otro juego en cuyo título también va la palabra Odín? es que... esto.... me atrae cero xD

¿Qué os ha parecido? ¿cuáles os llaman la atención? ¿cuáles menos?

EDITO:  Uy, no sé qué leches me ha pasado que me he dejado fuera uno de los juegos en los que más interés tengo, ahí va:


Chariot Race , de Matt Leacok
Un juego de carreras de cuádrigas -con lo que adoro yo el chachipiruli Ave Caesar!- y con un autor de renombre detrás... hay que seguirle la pista sí o sí.

Y ahora sí que me despido
Saludos jugones!