Cara a Cara - Summoner Wars vs Drako

(Ojo!, os recuerdo que esta entrada y sección es obra de mi colega Carlospm. Podéis ver los anteriores capítulos aquí y aquí)


- ¿Pero qué dices? ¿Cómo vas a comparar el Drako con el Summoner?
- Soy así de loco, tío. 
- Ten cuidado con lo que escribes, la blogosfera es un mundo inhóspito y cruel donde no durarás ni un asalto.
- Alguien tiene que hacerlo, asustadizo amigo anónimo. No me importa perderlo todo, solo LA VERDAD.

(Conversación basada en hechos oníricos reales).

¿De qué van?

Los dos juegos que vamos a comparar este mes son juegos de confrontación directa (o comúnmente conocidos como "juegos de tortas"), asimétricos (es decir, cualidades diferentes según seas un determinado jugador u otro), y para dos jugadores. Ambos tienen una duración corta (las partidas rara vez superan los 35 minutos) y reglas simples que se explican en poco más de 5 minutos.

Empecemos por el Summoner Wars. Éste es un juego de cartas que se sitúan sobre un tablero que hace las veces de campo de batalla, y cuyo objetivo es eliminar al Summoner (Invocador) del jugador contrario. A lo largo de nuestro turno realizaremos una serie de acciones divididas en 6 fases. A continuación las describiré brevemente (si alguien quiere más información sobre el juego, le recomiendo que lea esta fantástica reseña publicada por mi amigo Ilógico).

Fase 1: Reponer cartas de la mano hasta tener 5.
Fase 2: Invocar unidades pagando su coste con cartas de magia. Colocar dichas unidades adyacentes a un muro de nuestro control. 
Fase 3: Jugar cartas de evento. 
Fase 4: Mover hasta 3 de tus unidades un máximo de 2 espacios (nunca en diagonal).
Fase 5: Atacar con hasta 3 de tus unidades (nunca en diagonal). Hay ataques cuerpo a cuerpo y ataques a distancia, según la unidad. El ataque se resuelve tirando dados, más de 3 es un impacto. Si consigues hacer suficiente daño, eliminas la unidad enemiga, añadiéndola a tu mazo de magia. 
Fase 6: Crear magia. De tu mano, descartas todas las cartas que quieras y las colocas sobre el mazo de magia, aumentando el número de cartas que robarás en la fase 1 de tu siguiente turno y la magia necesaria para la fase 2.

Este (aparentemente) inofensivo chacho es tricampeón de Summoner en su pueblo.

Por otro lado, Drako es un juego donde, en lugar de cartas, manejas una o varias miniaturas por un tablero, según elijas ser el malvado dragón o los tres incautos enanos. Las acciones que puedes realizar con ellas sí que vienen limitadas por las cartas que en ese momento tengas en tu mano.
En el turno, cada jugador puede realizar dos acciones: o bien robar dos cartas (lo que se considera una única acción) o usar una carta. El modo en que las combinemos es cosa nuestra. En un turno podemos coger cuatro cartas (dos por cada acción), o usar dos cartas, o bien coger dos cartas y usar una (o viceversa). Pero siempre debemos respetar que el máximo de cartas que podemos tener en la mano es 6, descartándonos de las sobrantes al final del turno. 
¿En qué consisten las acciones? Pues dependen del personaje o personajes que controlemos, pero básicamente se dividen en: ataques a cuerpo a cuerpo (de diversa intensidad), ataques a distancia, defensa, movernos, volar (obviamente sólo el dragón), etc. 

Algunas acciones de los enanos y del dragón. ¡Qué bonitas son las cartas!

Además, cada enano tiene una acción especial: el arquero realiza ataques a distancia (¿a que no te lo esperabas?), otro lanza una red que inmoviliza al dragón, y el capitán (básicamente el que tiene cara de más mala ostia) puede realizar una vez por partida tres acciones en lugar de dos.
El juego acaba cuando los enanos matan al dragón (ganando los enanos), o cuando el dragón mata a los enanos, o cuando los enanos se quedan sin cartas (ganando el dragón). 

Los componentes. 

Debo empezar aclarando que este apartado lo realizaré sobre el Summoner Wars (Master set), que es una caja básica que contiene un tablero rígido (gran incorporación, pues hasta ahora, el "tablero" que se podía conseguir no era más que un A3 doblado hasta la saciedad), 6 mazos que corresponden a diferentes facciones con diferentes unidades y poderes, unos dados y unos tokens que representan los daños infringidos y que se colocan sobre la carta afectada. 

¡¡¡Por fin un inserto en condiciones!!!

El tablero es de gran calidad y satinado, de un grosor bastante bueno. No es excesivamente grande, pero es más que suficiente para sentir al mismo tiempo la claustrofobia cuando te están rodeando, que la agorafobia cuando sientes que nunca vas a llegar al Summoner rival. El tablero tiene unas zonas donde el jugador puede colocar las cartas descartadas y las de magia, de manera que todo queda muy mono recogido en el tablero. 
Las cartas tienen un gramaje correcto, y la forma encaja a la perfección con las casillas del tablero. Las ilustraciones son bonitas (unas más y otras menos, según la facción), y toda la información de la unidad viene recogida en la carta de manera práctica. 
Por otro lado, los tokens son de cartón, y tienen dos caras (una indica una unidad de daño, y la otra, tres) y el dado es, simple y llanamente, un dado de tamaño normal. 

Sin embargo, el tablero de Drako es bastante pequeño y oscuro. Tiene bastantes detalles, y el grosor es bueno. Podríamos incluso decir que el tamaño es el correcto para que las diferentes cualidades de los enanos/dragón se vean balanceadas, pero no dejo de tener la sensación de que se podían haber currado más este elemento.
En cambio, las miniaturas son de tamaño bastante bueno, y se se pintan en condiciones, las calificaría de excepcionales (lástima ser una manazas en ese aspecto). 

Busco pintor de minis que trabaje "de grati".

Por último, las cartas son de tamaño euro mini, y tienen un gramaje ligeramente bajo (problema que se resuelve al enfundarlas), pero todo dentro de la normalidad. 
Este juego también tiene tokens para indicar los daños. ¿Dónde se colocan estos tokens? Pues en unos minitableros independientes de un tamaño bastante grande (aproximadamente, un A5), de buen grosor, y con unas ilustraciones muy bonitas. Estos tableros son muy de agradecer, pues hacen muy fácil controlar qué enano está herido o qué capacidad del dragón (vuelo, moverse por tierra o ataques a distancia) está dañada y no puede volver a usarse. 

El mini tablero del dragón... ¡¡¡más bonico mare!!!

¿A qué grupos están destinados? 

Más que de grupos, deberíamos hablar de jugadores, pues como dijimos al principio, son juegos de dos jugadores.

Un jugador, dos jugadores... ¿y árbitro?

Ambos son juegos de tortas. Pero no nos confundamos: no son juegos donde tenemos una meta, y de camino, vamos metiendo toñas a los demás jugadores, sino juegos donde la finalidad suprema es acabar con tu rival atacándolo. Aquí no hay distracciones, solo dos vaqueros solitarios al alba dispuestos a vencer o morir en el intento. 
¿Y quién es el mercado potencial para estos juegos? Pues es bastante obvio, los amantes de las tortas sin provocación previa. Si queréis un juego para sustituir el ya manido "Tú no me dices eso en la calle" o "Vamos a jugárnoslo al piedra, papel, lagarto, Spock", aquí tenéis dos magníficas opciones. Además, como la duración es muy corta (¿podríamos calificarlos de fillers?), es bastante probable que cuando seáis masacrados claméis al cielo vendetta y acabéis jugando al mejor de tres xD .

¡¡¡¡¡Venganza!!!!!

Por último, quiero indicar algo a favor del Summoner, y es que si podéis conseguir otro tablero (los mazos independientes traen uno de papel, pero suficiente para hacer el apaño) podréis jugar a cuatro jugadores colocándolos uno junto al otro y jugando como si se tratara de un único tablero. 

Entonces, ¿cuál es mejor? ¿con cuál me quedo?

Esta vez voy a ser directo: yo me quedo con Drako. Los motivos, tras la imagen publicitaria.

Ouch!!!

Summoners Wars es un gran juego. De reglas simples pero profundas, cada mazo de cartas de cada facción tiene personalida propia, y no solo por las ilustraciones, sino también por los poderes y características de cada una. Tengo que confesar que he jugado solo un par de partidas al juego de mesa, pues la mayoría (y no han sido pocas), las he jugado en el Iphone (sí, lo sé, soy un hereje), pero independientemente de ese detalle, el juego transmite a la perfección la sensación de batalla. Es divertido y tiene su puntito de azar en los dados, lo cual mola (es genial cuando tu oponente te tira un chorro de dados y no consigue hacerte ni un arañazo). Además de los seis mazos que incluye el Master set, hay montones que puedes comprar de manera independiente, con lo cual la rejugabilidad es bastante alta (eso sí, previo paso por caja). 

Sin embargo, tras cada partida no puedo evitar sentir que el juego aspiraba a mucho y luego no ha sido capaz de satisfacer todas mis necesidades. Por ejemplo, pienso que se queda a medio camino entre un filler y un juego más denso, en un limbo que te hace recapacitar sobre si hubiera sido mejor simplificar las reglas o ampliarlas. Además, las diferentes facciones no tienen suficientes diferencias de peso (y ojo a esto, pues son bastante diferentes, pero a mi parecer, son diferencias superficiales) como para comprar más mazos de cartas. Por último, otra de las cosas que no me convence es el precio excesivo, pues aunque la relación calidad-precio es discutible, en mi opinión no deja de ser caro pagar dinero por un juego de dos jugadores. 

Summoners de día, compañeros de cogorzas en el Molly Malone´s de noche.

En cambio, Drako, siendo menos profundo es capaz de conseguir que acabe cada partida con una sensación fenomenal. Básicamente, podría justificar mi elección sintetizándola en una pequeña aseveración: Drako es un juego donde las tortas son las únicas protagonistas. No busques nada más en él, pues no lo hay.


Pros y contras

Summoner Wars

a) Pros

- Unos componentes muy cuidados (hablo, como he dicho antes, del Master Set). 
- Gran cantidad de mazos que aumentan la rejugabilidad.
- Reglas simples pero profundas. Cada batalla es un reto a tu ingenio. 
- Poder jugar a cuatro jugadores. 

b) Contras

- Tengo la sensación de que se queda a medio camino entre "lo que debería ser" y "lo que podría ser".
- El precio

Drako 

a) Pros

- Aunque todo el mundo en la primera partida siempre quiere jugar con el dragón, luego juegas con los enanos y te das cuenta de que estás disfrutando el mismo juego, pero sabe completamente diferente.
- La asimetría de los enanos/dragón está perfectamente balanceada (aunque sobre esto hay opiniones de todos los gustos). 
- Las miniaturas son grandes, bonitas y ricas en detalles. 

b) Contras

- El tablero es bastante oscuro, y las cartas son pequeñas y les falta algo de gramaje. 
- La rejugabilidad no es todo lo alta que debiera. Una vez que lo has jugado cincuenta veces, echas en falta ese "algo más" que sí tiene Summoner Wars. 
- La caja está llenísima... de aire.

Estás bien jodido, amigo enano...


- Lo hice.
- Ya veo, ya...
- ¡Ay, indignado amigo anónimo! No te preocupes por mi alma... los Dioses del Ludo-Averno serán clementes conmigo.
- Ya, pero... ¿y él?


¡Un saludo jugones!

14 comentarios:

  • Sagres | 8 de noviembre de 2012, 14:00

    Este comentario ha sido eliminado por el autor.
  • Lethan | 8 de noviembre de 2012, 14:00

    Genial entradilla Carlos, aunque yo me quedo con Summoner antes que con el Drako (que tampoco me disgustó, ojo).

    El caso es que en el Drako... me falta algo; demasiado simplón lo veo, y aunque es asimétrico, una vez sabes como jugar cada bando siempre juega igual.

    En el Summoner no sólo dependes de tu facción, sino también de la enemiga para hacer tus planes. Me deja una sensación parecida al Dominion, de intentar leer la partida antes de empezar, que me gusta mucho.

    Un saludo!

    PD: Me debes 3 pavos del regalo de la niña, que me acabo de acordar! xD

  • Neiban | 8 de noviembre de 2012, 14:16

    Una entrada muy divertida Carlos, aunque no coincido en tus gustos/impresiones.

    A mí Drako me gustó, pero lo vi mu simplón. De hecho, creo que los combates en el juego se reducen a lo mismo. Gana al que le toquen más continuamente los escudos. Además la rejugabilidad de Drako la veo cortita.
    El Summoners, sin haberlo catao (sólo he leío reseñas), me da la sensación de ser "algo más" que el Drako. Pero una vez más pa gustos colores.

    Si es q stás mu loco! yo en la vida habría comparao estos 2 juegos! xDD
    Intrigao me tienes pal próximo capítulo ;)

  • mT | 8 de noviembre de 2012, 14:38

    Por fin he podido terminar de leerlo, que esta mañana me he quedado a medias jaja.
    Muy interesante el articulo, gracias compañero!

  • carlospm23 | 8 de noviembre de 2012, 15:23

    Hola!

    Sagres, por que has borrado el comentario?

    Lethan, como bien dices, el Summuner tiene algo mas que el Drako, pero a mi parecer se queda entre dos escalones. Ni esta en el escalon del Drako, ni en el siguiente... y los tres pavos quiero financiarlos... xD

    Neiban, ya sabia yo que no ibamos a coincidir en las opiniones. Y respecto a lo de los escudos, tienes en parte razon. Pero tambien tienes que tener en cuenta que una buena estrategia de alejarse/acercarse es muy efectiva. ¿Para cuando una partida?

    mT, me alegro de que te haya gustado!

    Un saludo a todos!

  • Picosckt | 8 de noviembre de 2012, 16:44

    Buenas Carlos!!!

    Estabas ya perdido por estos lares jej, tio yo cuando probé el Drako por primera vez me gustó tanto que lo pedí por internet del tirón y me harté de jugar con todo el mundo pero especialmente con mi novia quien no lo quiere ni ver porque dice que ya le da fatiga jajaj eso es que lo hemos quemado bien.

    El summoners no lo he probado pero para mi el Drako tiene el listón muy alto que creo que el summoners no superaria aunque todo es probarlo.

    Por ahora gana el Drako, esperando la expansión de los trolls y los elfos.

    Oye me terminé Spartacus!! Flipante jajaj que serie vamos, de las mejores que he visto y eso es complicado pues nunca consigo acabarlas, es mas no paso de la primera temporada nunca.

    Ahora toca probar el juego a ver que tal, uno de la asociación de Mueve Ficha lo tiene ya, deseando de probarlo estoy

    Un saludo Carlos!

  • gudix | 8 de noviembre de 2012, 19:11

    Hola Carlos,

    Yo no he jugado al Summoner War pero si al Drako, es por esto que no puede compararlo con criterio y saber elegir uno. Sólo te puede hablar del Drako, coincido contigo en el que se queda algo corto pero se disfrutar con las tortas, estoy deseando que llegue esa futura expansión que le de rejugabilidad.

    Un saludo

  • Leonardo Méndez Boo | 8 de noviembre de 2012, 21:40

    En summoner wars es un golpe con resultado de 3 o mas en la tirada de dados (probabilidad de 2/3). Esto aunado a que muchas unidades tienen un solo punto de vida y que al morir van a tu pila de magia anima a dar tortas desde el primer momento. La economia de magia le da un punto semiestrategico muy interesante.

  • Ilógico | 8 de noviembre de 2012, 23:59

    A mí Drako me parece tremendamente insípido. No digo que sea mal juego, pero no me llena. Summoner Wars, en cambio, es todo un juegazo. Cada facción tiene una manera diferente de jugar, cada enfrentamiento con una facción diferente es una batalla nueva, no hay color. SW sale caro de narices. Pero de narices, oye, pero le da bastantes vueltas a Drako.

    Todo esto, quede claro, en mi opinión.

  • carlospm23 | 9 de noviembre de 2012, 7:11

    Picos, el summoner es mas juego que el drako, pero como ya he dicho en la reseña, no llega a satisfacerme al 100%... supongo que esperaba demasiado de el y menos del Drako, por eso me encanta! A ver si las expansiones realmente le dan mas vida al juego... Por cierto, tenemos que hablar del capitulo 10 de la T3 de espartaco...

    Gudix, no se si te acuerdas pero este juego lo probe por primera vez con Martini en las jornadas de Jerez! Parece que han pasado mil años, y en realidad no ha pasado ni uno! Madre mia...

    Leonardo, como bien dices, la estrategia del Summoner, ademas de espacial, se basa en la economia de la magia. Por eso las primeras partidas andas un poco perdido... te sale un dragonaco del 15 con coste 7 y te pones como loco a crear magia sin darte cuenta de que te estas quedando sin unidades... una locura!!!

    Ilogico, ahora entiendes por que te dije en el cumple de webi que mi proximo Car a Cara te iba a gustar, no? jejejej. el Drako es, como he dicho en el articulo, un juego de "ZAS, TOMA, AHI TE DAO!". No busques mas. Y si lo buscas, ahi tienes el Summoner! Para mi, precisamente la simplicidad de Drako es donde tiene su baza mas grande.

    Gracias por comentar!

  • Picosckt | 9 de noviembre de 2012, 15:58

    Tio no me jodas que estuviste en las jornadas de Jerez :0 Yo también!!!!

  • carlospm23 | 10 de noviembre de 2012, 11:50

    Si, Picos, alli estuve con unos amigos y con Neiban! De hecho, mis amigos fueron los que ganaron el sorteo de los juegos... desde luego no se puede tener mas suerte!

  • Chisco | 11 de noviembre de 2012, 22:32

    Coincido contigo pero más que por comparación entre pros y contras se debe a que directamente a mí "Summoners Wars" no me gusta. Lo mismo es que no le he dado todas las oportunidades que necesite el juego para que llegue a pillársele el truco. Hasta llegué a pillar la versión en iPad a ver si así le cogía interés, pero ni por esas. "Drako" no es que sea un juegazo pero dado que el otro no me gusta y que este segundo cumple bien lo que ofrece, me quedo con él.

    Un saludo.

  • zareck | 13 de noviembre de 2012, 10:21

    hola!

    sumoner wars, es que yo no lo conozco, ni de vista, jejej...

    drako en cambio me enamoro na mas verlo, 2 ugadores, sencillo, rapido, cuidado en las miinis y en los dibujos, barato...

    me encanta drako!

    un saludo y animo con el blog

Publicar un comentario