La radicalización de la afición


¿Se nos ha llenado la afición de imbéciles?...

(Eso es Neiban!, tú empieza el año haciendo amigos xD)


A qué me refiero pensaréis. Aunque seguro que más de uno ya ha pensado en algo/alguien cuando ha leído la primera frase xD
Veréis, llevo un (largo) tiempo pensando que el panorama actual de los jugadores de mesa en nuestro país ha cambiado drásticamente. El hobby se ha radicalizado. Ojo, estas líneas que leéis seguramente se deban a que cada vez estoy más cascarrabias, ya me diréis si en algo estáis de acuerdo conmigo o no, pero el caso es que últimamente cuando lees otros blogs/foros/portales/etc lees una cantidad de imbecilidades que antes no. 

Y llevo mucho tiempo pensando sobre ello. El porqué y cómo hemos llegado a esto. Y tengo una teoría:
A mi me da la impresión de que cuando entré en el mundillo éramos 3 gatos en este país dándole a los jueguecitos (aunque hoy día si no somos 3 seremos 4 o 5 a lo sumo xD), y que esos pocos gatos habíamos pasado más "filtros" para estar en la afición.  Es como si tuviéramos más interés, aunque conste que no es la mejor manera que se me ocurre ahora mismo para definirlo. No quiero decir que seamos más auténticos ni nada del estilo, pero sí que nuestro interés por el hobby era más sano y más puro. 
¿Qué ha ocurrido después?
Que hemos evangelizado y evangelizado lo más grande. Hemos hecho de misioneros en el Nuevo Mundo, y los nuevos cristianos tienen sus "peculiaridades".
(Ni que decir que no voy a atribuir todo el mérito a la "evangelización". Los juegos de mesa poseen suficientes reclamos para haber llegado a más gente por sí solitos).
¿Qué pasa cuando un hobby o culto llega a más gente? que se masifica, y no se pueden aplicar los mismos filtros a todos. Y claro, pasa lo que pasa, que se te cuelan energúmenos.

Joder Neiban, te estás pasando!, ¿de qué carajos hablas?
Mirad, voy a usar un ejemplo que funciona de mil maravillas para esto. Voy a recurrir a LA GRAN AFICIÓN de este país: el fútbol (y a la vez lo siento por haber tenido que recurrir al manido deporte, pero es que ejemplifica a la perfección el asunto). 
Yo soy de Málaga, y en esta provincia (y ciudad) todo el mundo ha pasado del Málaga Club de Fútbol olímpicamente. Miento. Sí había una minoría, volcada ahí con el equipo cuando estaba hundido en las categorías inferiores, cuando estaba en el abismo. Esa gente son la que de verdad sienten los colores. 
Pero oye, de repente un día te viene un jeque, se gasta una pasta, se trae jugadores buenecitos y mediáticos, y también de repente en la ciudad todo el mundo es del Málaga CF. Ahora todo el mundo diciendo que son malaguistas, y que han seguido al club toda su vida....
JA , JA y JA
A mi que alguien se gaste una pasta en un proyecto y que ilusione a la gente me parece cojonudo. Pero esa gente que está ahí mintiendo e intentando colarte que sienten los colores como el que más... perdona pero no. A otro se la cuelas. Yo respeto que te guste el club, y te creo, pero no me intentes convencer de tu malaguismo porque te hayas tatuado el escudo en el hombro. 
Aquí en Málaga (casi)todo el mundo (como pasará en tantos lugares del país) era de Madrid o de Barça, y muy terciariamente la gente se interesaba por el Málaga. 

¿Queréis otro ejemplo futbolístico? Dentro de Málaga servidor es de Arroyo de la Miel (Benalmádena). Este municipio de la Costa del Sol ha vivido siempre a la sombra de los otros 2 vecinos costeros que tenemos adyacentes; Torremolinos por el este y Fuengirola por el oeste. Pues bien, desde hace poco tiempo se empezó a oir el nombre del municipio en un tipo de informativos: los de deportes(basura). ¿Que por qué? pues porque Isco (actual jugador del R. Madrid) es de aquí. De hecho su portal (casa de sus padres) está a 200 metros de la casa de mis padres. Bien, pues cuando este chaval se hizo famoso (ya en su etapa en el Málaga CF) al pueblo llegó la Isco-manía, y aquí en el municipio tol mundo diciendo que ellos de pequeños jugaban al futbol con Isco, y que claro que lo conocen y tal. JA, JA y JA. Oye, y te lo dice gente de mi edad y mayores incluso! es decir, gente que le saca más de 10 años al famoso jugador, tú me dirás si cuando tu tenías 15 o 12 años jugabas al balón en la calle con un chaval que tendría 5 o 2 años. Y todo esto sin tener en cuenta que ese chaval cuando ya tenía unos 11 años se largó de Málaga, y comenzó su carrera en el campus de otra ciudad española. Venía de vez en cuando, por supuesto, a ver a la familia y tal. 
Pues eso, que aquí en Benalmádena todo el mundo dice que lo conoce, y que han jugado con él al fútbol. Yo por ejemplo no he jugado con él nunca (y vivía a 200 metros de su portal) pero hay gente de la otra punta del municipio que parece que cada tarde se la tiraban jugando con él.
Claaaaaaaaaaro...

Dejo ya el fútbol. Lo siento. Espero que veáis adónde quería llegar. Extrapolemos y volvamos a los juegos de mesa. 


¿No queríais evangelizar? Ea, pues paguemos las consecuencias. Que hay muchas desde luego, pero de la que aquí hablamos hoy es de la que hemos abierto las puertas de par en par, y han venido los vikingos xD

¿Se ha radicalizado la afición?en mi opinión sí. Y me baso en que en las nuevas oleadas de jugones hay otra actitud. Hay más agresividad, más incultura, y más falta de respeto en general. De hecho hay todo un elenco de nuevas conductas que me aterran y fascinan a la par. Por ejemplo, hay una cantidad considerable de gurús y profetas, de jugones que se creen que tienen La Verdad Revelada, y que su palabra es la Biblia. Y tristemente mucho jugón que hace caso a pies juntillas lo que dicen otros jugones. ¿Más ejemplos? nunca he visto tanto fervor por la bgg y su dichoso ranking como en los últimos tiempos.
Hoy día puedes oir a alguien decir "Knizia sólo ha sacado decente el Tigris; el resto son basuras" y tú saber que ese que lo ha dicho nisiquiera ha jugado al Tigris. Y éste es tan sólo un ejemplo de tantos otros!

Hay modas, hay haters que odian sólo porque está de moda odiar a una editorial o un autor, porque al hacerlo parece que entras en un club y te dan una palmadita en la espalda, y otros que idolatran falsos dioses. Nunca ha habido tantos becerros de oro como los hay hoy.
Y qué queréis que os diga, yo no hago más que acordarme del fútbol. En este país los estadios están llenos de energúmenos. Yo no dudo que disfruten el fútbol a su manera, pero distan mucho de cómo vive la afición el padre de familia que va al estadio con su hijo. Son dos maneras de disfrutar la afición. Y ambos tienen que convivir.
Antes parecía que sólo habíamos tipos de estos de ir al estadio con su hijo. Y ahora hay ultras, de los que queman banderas e insultan porque un juego adelante a otro en el ranking bgg, o porque fulano diga que simplemente le gusta X juego. Hay provocadores, que parece que disfruten más de provocar que de los juegos en sí, y se opina con una ligereza tremenda, sin pensar en las consecuencias.
Después no paras de oir a gente metiéndose con fuentes como el diario MARCA, diciendo que sólo es un diario-basura. Pero, ¿y no es igual de basuresco el modo de interpretar la bgg que tienen algunos? hay gente que te dice que un juego es malo porque está el 800 y pico. Y se quedan tan panchos!! 
A mí me parece de locos. 

¿Sueno exagerado? ¿véis reflejadas algunas de las cosas que digo?
En serio que a mí todo esto me preocupa. En el pasado mes de Noviembre una entrada de Lev Mishkin me recordó todo este asunto, y desde entonces me dije que tenía que publicar algo al respecto. 
(Véase la entrada de Lev Mishkin en este enlace)

...
...
...

Y con semejante discurso pensaréis ... "¿te encantaría volver a otros tiempos?"
Ojo que aquí viene lo paradójico:  después de todo lo que he dicho no voy a decir que tiempos de antaño fueran mejores. Si así lo ha parecido, fallo mío al expresarme. Tiempos de antaño son DIFERENTES. Porque por supuesto que opino que no todo va a ser malo. La nueva situación jugona del país tiene ventajas, pros que antes no había. Por ejemplo, es muchísimo más fácil conseguir jugar hoy día. Es lógico que, con tanta gente que ha entrado en la afición, cuesta bastante poco encontrar un grupo donde jugar. Han aparecido más tiendas, bares, asociaciones y entornos en general en los que reunirte para disfrutar de la afición. Y encima ahora ya no eres tan bicho raro como lo eras antes, porque ahora puede que tu vecina la del 5º -que te miraba como a un friki-psicópata- tenga una nieta que también juega, y oye, que ha jugado al Pictomania en Navidades y hasta le ha hecho gracia.
Es la otra cara de la moneda, la buena, y la afición es tan bella que ya sólo por esto se perdona lo negativo, aunque sin olvidar que está ahí.


Así que si te has sentido ofendido por algo de lo que has leído, te voy a pedir antes de chapar esta entrada que tengas en cuenta 3 cosas más: 
La 1ª (y más importante): que como JUGÓN nunca olvides el formar tu propio ESPÍRITU CRÍTICO. Es el 4º Mandamiento, y el que vertebra y da color al hobby. Y si ya lo tienes formado, sé fiel contigo mismo.
La 2ª cosa: que vuelvas al inicio de la entrada y leas lo que hay subrayado un poco más pa'bajo de la 1ª imagen. Así se entenderán -un poco más- algunas de las cosas que he dicho. O eso espero. 
La 3ª: que servidor probablemente también sea un imbécil, o al menos imbécil por escribir esta entrada. 

¿Qué opináis? ¿soy un chiflado? ¿se me fue la pinza del todo? ¿críticas? ¿amenazas?


Saludos jugones!


9 comentarios:

  • Lev Mishkin | 12 de enero de 2016, 9:27

    pues como esta el panorama. El otro día Punto de Victoria hablaba de inflación de las notas por espurios motivos económicos y ahora aquí que la afición se está radicalizando.
    No lo sé, no creo que sea tan grave. Lo que sí me parece es que hablamos de forma muy superficial de los juegos, y sí ya sé que son juegos. Pero tenemos esa mania de llamar juegazo y truñaco segun nos guste o no y me parece que hacemos normal que todo quisqui se comporte como un fan de futbol.

  • vilvoh | 12 de enero de 2016, 10:06

    Entiendo por dónde vas pero no lo comparto. Las personas son las que se radicalizan, no las aficiones. Por otro lado, tal vez muchos tenemos la visión de que los juegos de mesa son un ámbito adulto, o al menos lo practica gente más adulta que la media de otros tipos de aficiones, y al entrar gente nueva y diferente, la población de jugones se ha diversificado. No es tan solo una cuestión de inmadurez, pero yo creo que es un aspecto que influye.

    También es cierto que esos comportamientos radicales se han generalizado en muchos ámbitos, y a la gente parecen funcionarle, por lo que intentan aplicarlos a otros lugares comunes. Ves las tertulias de hoy en día en los medios, y no distan de muchas de las conversaciones en bares y centros de trabajo. Si la gente que desprecia, afirma tajantemente y no tiene espíritu crítico en cierta manera "triunfa" obteniendo lo que quiere, hacer prevalecer su opinión o visión sobre el resto ¿por qué no van otros a hacer lo mismo en otros ámbitos distintos? Si además eso lo mezclas con internet y el uso que se hace de ella, pues es un campo sembrado para que aquél que desprecia sin argumentos ni espíritu crítico, campe a sus anchas, haga ruido y sea oído, contestado y alimentado. Como decía una famosa viñeta de XKCD "Lo siento cariño, no puedo ir a la cama ¡hay alguien equivocado en Internet!"

    Yo, por ejemplo, no he visto ese tipo de comportamientos en jornadas y eventos. No veo a gente arrojando a la cara opiniones, unos contra otros, o reprochando a autores o jugadores cosas concretas.

    En resumen, creo que lo que denuncias sin duda existe, pero es más fruto de un cúmulo de circunstancias: mucha gente nueva de repente y nuevas formas de comunicación anónimas. La afición evoluciona de manera parecida a la sociedad, y actualmente hay cosas de esta sociedad que hay que cambiar.

    Dice por ahí que, a menudo, quien afirma tajantemente no suele tener ni idea de lo que habla. Tal vez sea este el caso de los juegazos y los truñacos, como dice Lev.

  • Jamuki | 12 de enero de 2016, 10:45

    ¡Hola Neiban!

    Entiendo perfectamente lo que dices, y lo comparto - aunque creo que es un femonemo más entre los "habladores" de Internet que entre la gente real. Yo he estado reflexionando acerca de las causas, y creo que hay ciertos elementos a discutir

    (1) Como ha mencionado vilvoh, En general, no sólo en el ambiente de los juegos de mesa, se ha vuelto popular tener una actitud chulesca y cruel. Sólo hay que ver el fútbol (la veneración a Mou, o los aplausos a Piqué), la televisión, y otros muchos campos. Debe ser una mezcla entre moda pasajera y un cierto efecto del anonimato en Internet...

    (2) Los blogs ¡compiten! Sé que esto suena raro - no hay publicidad en muchos blogs, pero compiten por un número limitado de lectores. Una forma de llamar la atención de los lectores es ser muy radical y darle al público carnaza, como le gusta. Siento si suena duro, pero sólo hay que fijarse en periódicos como La Razón o periódicos por Internet claramente partidistas (Público, Periodista Digital, Libertad Digital, etc), que sacrifican la objetividad, las buenas maneras y muchas otras cosas a cambio de ganar lectores entre su target. Sé que suena duro decir esto, pero creo que en Internet pasa. Al que no me crea, que mire la historia de creación de los foros de juegos de mesa Gamebox o American Fortress - en todos, los creadores o los fans fuerzan las peleas con la dirección de la BGG para ganar notoriedad, comportandonse como auténticos trolls.

    (3) Necesidad de guía. Mucha gente que se ha metido en el mundillo no tiene tantas horas (lógico) para dedicarles, entonces necesitan guías. Es decir, hay que gente que se toma el top 100 de la BGG como lo que hay que jugar (sin pararse a analizar, por ejemplo, el público tipo de la BGG y que favorece/castiga con su voto). Es más, si miras, hay jugones que nunca juegan a otra cosa. Yo me lo paso bien con todo. De lo que más me he reído en los úlimos 6 meses fue jugando al Abandon Ship con mi madre, y mi mujer jugó el otro día al Animal sobre Animal con su madre, y las dos se estuvieron ríendo (si - mi mujer, la que me gana de paliza a los euros más duros).

    Desgraciadamente, aquí hay muchos blogs que no ayudan. Es decir, en vez de aprovechar y descubrir juegos que no son tan famosos pero pueden estar muy bien (por ejemplo, yo estoy enamorado del Sumeria, que está el 1872 de la BGG). En esto tb. me tiro de las orejas a mí mismo, aunque creo que hay mucha gente que lleva esta tendencia al extremo.

    En resumen - si, hay más bilis. Es lógico en cualquier "mercado" que se expanda - habrá siempre gente que busque su "hueco" así :(

  • Neiban | 12 de enero de 2016, 11:49

    Gracias por vuestros comentarios y sobretodo por no escatimar en líneas para expresaros.

    @Lev - para mí lo de abusar del "juegazo" o "truñaco" es muestra del inicio. El pistoletazo de salida. De todas formas, hay un abismo entre quien dice algo así de vez en cuando y quien lo usa cada día.
    A mi esto de comparar la afición con el fútbol me gusta por una cosa; en este país se critica mucho al fútbol y a sus aficionados pero fíjate como un hobby "cultureta" como el nuestro guarda muchas más similitudes de las que a muchos les gustaría admitir. Curioso verdad?

    @Vilvoh - mira qué llamativo. Tú dices que no compartes lo que digo (aunque entiendas por dónde voy), pero yo sí comparto tu comentario. Tenemos otra forma de decirlo. Y yo lo he expresado más "radicalmente", nunca mejor dicho.
    Muy de acuerdo con tus 2 primeros párrafos. La gente que forma la afición se ha diversificado. En serio, es que antes estábamos cortados la mayoría por el mismo patrón. Por ej: antes los jugones habíamos acudido a la afición. Éramos los que habíamos investigado para entrar. He ahí un gran filtro.
    Ahora hay mucha gente evangelizada que no ha pasado por eso. Les han enseñado la afición.
    Y tan sólo es un ejemplo. Pero claro, las formas de unos y otros son distintas. Y tal y como digo en la entrada... tenemos que convivir todos.
    Tú dices que no ves en jornadas y eventos actitudes así preocupantes. Bien, yo tpco. Pero es que creo que la radicalización está en sus inicios, floreciendo. Igual dentro de 4, 5 o 10 años la cosa ha mutado y no te apetece estar sentado en la misma mesa que un fulano que sabes que opina X cosa. Es más, a lo mejor estamos encuadrados en "partidos políticos", con sus respectivas etiquetas y sus "y tú más".
    ¿Es muy loco decir esto? porque yo veo que llegar a esto en unos cuantos (o muchos) años no es descabellado.

    @Jamuki - te digo como a Vilvoh, comparto lo que dices. Es más, me gusta mucho el análisis en los 3 puntos que destacas.
    El 1º es clave. Es que en general todo se está radicaliza. Es la sociedad la que está radicalizándose. Lo que pasa es que no quería titular así esta entrada.
    Creo que servidor y casi cualquiera pertenecerá a más ámbitos en los que se asista a una radicalización semejante. Primero afectará a las formas (cómo se dice), y acabará afectando a los contenidos (qué se dice).
    Es cierto que el anonimato de Internet ha impulsado todo esto muchísimo. Pero yo creo que "las formas" que denuncio saltarán a la calle. De hecho ya veo indicios. Y por eso pienso que estamos en una fase temprana de la radicalización.
    Igual no acierto. A ratos prefiero pensar que soy un maldito paranoico y me quedo más tranquilito (vaya paradoja!).

    Saludos!

  • Wizzy | 12 de enero de 2016, 12:59

    Este comentario ha sido eliminado por el autor.
  • Wizzy | 12 de enero de 2016, 13:05

    El efecto Dover. "Yo conocía a Dover antes de que se vendieran a las marcas de refrescos, esos si que molaban". Hasta que les dio por hacer dance Dover sonaba igual antes y después de salir en anuncios de refrescos.

    El rollito "yo estoy aquí desde el principio y tu acabas de llegar" a mi no me dice nada. Podría decir que hay gente nueva con buen criterior y gente veterana con mal criterio. Y viceversa. Y al decir eso... estaría equivocado porque al fin y al cabo ese criterio sería desde mi punto de vista, desde mi propio criterio.

    Que cada uno juegue como quiera y a lo que quiera. Leed blogs, escuchad podcast, ver a youtubers pero al final.... sacad vuestras propias conclusiones. Y sobretodo, pasadlo bien que estamos hablando de JUGAR. Que bonito verbo.

  • Neiban | 12 de enero de 2016, 17:56

    Wizzy, lo del efecto Dover es lo de menos. Yo no pretendo que la conclusión sea que "antes molábamos más". Para empezar porque no sé si es cierto. Fíjate que digo al final de la entrada que los tiempos de ahora no son mejores ni peores. Son diferentes. Tb hay muchas cosas buenas hoy. Pero la radicalización está ahí.
    Saludos y gracias por pasarte

  • Juan Virseda | 12 de enero de 2016, 22:02

    Más o menos lo que venía a expresar ya se ha comentado o respondido por los demás y luego por ti mismo: sí que veo por dónde vas y estoy de acuerdo con tu premisa y con tus conclusiones (aquí viene el pero) pero con matices. Me explico: según entiendo lo que tu llamas radicalización es la irrupción en el mundillo de aquellos con posturas radicales y que llenan las redes con sus dogmas sin ton ni son. Para mi esta es consecuencia directa de la masificación de cualquier afición o deporte (como comentas en tu post); no se trata de que la sociedad se esté radicalizando, la sociedad ya es radical. Cuando un hobby se extiende al gran público los radicales, que en un ambiente más selecto son fácilmente ignorados y/o excluidos, de repente se vuelven incontenibles. Y lo peor es que lo radical atrae a lo radical, y pronto gente aparentemente razonable se ve envuelta en la basura de los polémicos.
    He vivido tus ejemplos futbolísticos en primera persona (primero por ser del atleti, equipo del que antes la gente se avergonzaba y ahora es lo más, y segundo por ser de Granada) y aunque entiendo tu sentimiento de ¿rabia? de oír a aquellos que van de listos cuando acaban de nacer, pienso que nunca se puede echar en cara a nadie el subirse al carro cuando les venga en gana por que al final eso es salud para el hobby. Sé que esto último suena contradictorio, quizá igual de contradictorio que el efecto "descenso de calidad" general que provoca la masificación.
    Resumiendo, para mi no hay radicalización per sé sino una expansión del hobby a las masas, que como comentas yo también creo que está empezando. No me gustaría sentarme en una mesa y por tener ciertos gustos que alguien se niegue a compartir mesa conmigo (por desgracia esto ya pasa hoy en día cuando se habla de política). Interesante entrada, espero aportar algo más en la siguiente.
    Sobre el lado bueno de la masificación no añadiré nada , es evidente que lo tiene, de hecho, de no ser por ella yo no estaría disfrutando de esta gran afición.

  • Anónimo | 13 de enero de 2016, 9:51

    A mi el Carcassonne me parece un rollo, se me da muy bien, pero me aburre soberanamente, por esto se me han tirado al cuello, un juego tan famoso, meterse con él...

    Y así en todo, con Knizia lo mismo, hay cosas que me gustan más y otras un pelín menos, pero hace buenos juegos, pues no, parece que tengo que amarlo u odiarlo, y así todo

Publicar un comentario