Splendor , reseña

Hoy quiero hablar de un "pequeño" gran juego que ha gustado mucho en mi entorno en los últimos meses, y es que méritos no le faltan. Hablamos de Splendor. 


Splendor es un juego de Marc André, e ilustrado por Pascal Quidault. Su año de publicación es 2014, bajo la editorial Space Cowboys. Su rango de jugadores es de 2-4, y aunque el reglamento viene en varios idiomas (incluído el castellano) el juego es completamente independiente del idioma
La duración de una partida puede oscilar entre los 30-40 minutos.


Componentes - 
Muy buena calidad, algo que se disfruta pero que obviamente ha encarecido el precio del juego. Aunque de esto hablaremos más adelante en la Conclusión.
Cabe decir que la caja trae cuantioso aire, Splendor realmente es de esos que cabría en una cajita muuusho más pequeña, ya que el juego, en materiales, sólo se compone de un mazo de cartas, 10 pequeños cartones gruesos, y los tazos, el componente estrella del juego. 
Supongo que este juego cabría en una caja de las peque-medianas que utiliza por ejemplo HomoLudicus, en juegos como Gloria a Roma, o Dungeon Raiders. Y si no poco le faltaría.

Los tazos (para representar piedras preciosas) son sin duda el elemento carismático del juego. ¿Por qué? Pues porque además de que la dinámica del juego te va a obligar a que continuamente los estés manipulando (soltándolos para pagar o cogiéndolos como recaudación), los tazos no son los comunes, no son como los habituales del póker. De tamaño sí, pero de peso NO. Estos tazos tienen un peso mayor, y cuando manoseas varios de ellos a la vez es un gustazo que sólo podréis entender cuando lo experimentéis xD

Temática del juego / Objetivo - 
Perdonadme pero estoy haciendo esta reseña y hace meses que ojeé las reglas del juego, el lugar en el que te ponen del bonito el argumento del juego. Bah, ¿qué mas da? el juego os aseguro que es completamente abstracto. En las reglas venía a decirte algo así como que cada jugador representa a un mercader del renacimiento que busca enriquecerse más que nadie con el trapicheo de piedras/joyas preciosas. 

El objetivo del juego es llegar a 15 puntos de victoria. En ese momento la ronda termina. Y ojo, quizás gane alguien que durante esa misma ronda sobrepase los 15 puntos. 

Set-up - 
Rapidillo. Divides el mazo de cartas en los 3 niveles (marcados porque por el dorso tienen diferente color), lo colocas en el centro de la mesa, y de cada nivel despliegas 4 cartas. También colocas junto a las cartas, por encima, un número de fichas de nobles equivalente al nº de jugadores +1. Es decir, si juegan 4 jugadores, habrá 5 nobles. Y por supuesto, los tazos de piedras preciosas se colocan a la vera, al alcance de todos los jugadores.
Una vez todo listo debe quedar como en la imagen (partida a 4 jugadores)


¿Cómo se juega? ¿el turno a turno?
Splendor es un set-collection de corta duración (30-40 min), así que podréis imaginar que tiene un desarrollo bastante lineal y sencillo, para bien o para mal xD. Se podría decir que durante el juego, lo que estás continuamente haciendo es "conseguir joyas para invertir en cartas, que a su vez te hagan conseguir más joyas". Es decir, una especie de bucle, pero un bucle adictivo sin duda. He ahí uno de los encantos del juego.
Cuando te llega el turno haces 1 acción de entre 4 posibles:
 - Robas 3 joyas (tazos-fichas) de diferente color.
 - Robas 2 joyas del mismo color.
 - Coges Oro (el tazo amarillo, que representa un comodín), y además reservas una carta, llevándotela a tu mano.
 - Compras una carta del centro de la mesa (o una de tu mano que previamente tuvieses reservada), pagando obviamente su coste.

Lo más normal durante el juego es ir acumulando fichas-joyas. Pero ojo, que de cada joya hay un número limitado. A lo mejor te va la vida en coger fichas verdes, y están todas pilladas. E importantísimo; NUNCA puedes acabar el turno teniendo más de 10 fichas en tu reserva personal. Reglita mágica que te obligará a ir adquiriendo cartas, a la par que les hará más fácil a tus rivales el tenerte vigilado (y tú a ellos xD).
A veces te irá mejor coger 3 fichas diferentes, y diversificar, o coger 2 del mismo color. A tener en cuenta que sólo podrás coger 2 fichas de un mismo color si de éste quedan al menos 4 en la reserva general.

¿Tanta acumulación para qué? Pues para comprar cartas (otra de las acciones posibles en tu turno). Sólo puedes comprar 1 por turno, y obviamente la tienes que pagar. Cada carta tiene cierta información, veámoslo:

 En esta carta, al igual que en todas , hay la siguiente información: arriba a la derecha está el bonus de la carta. Arriba a la izquierda están los puntos de victoria que te da comprar la carta. Que ojo, las cartas de nivel 1 no suelen tener puntos de victoria, o tienen 1 como mucho. Y abajo a la izquierda está el coste de la carta, lo que te cuesta (en fichas) comprarla. En la carta utilizada como ejemplo, hacen falta 6 fichas blancas, 3 azules y 3 negras para comprarla. Es de las carillas, pero claro, te da 4 puntazos de victoria (y recuérdese que hacen falta "sólo" 15 para acabar la partida).

Cuando compras una carta la pones delante de ti, en tu zona personal, y puedes usar durante el resto de la partida el bonus que se muestra arriba a la derecha. Es decir, si hubiese comprado la carta que se muestra en imagen, es como si permanentemente tuviese una ficha azul en mi reserva, y la puedo usar siempre que vaya a comprar una carta.
Así que, como imaginaréis, a medida que avanza la partida vas acumulando cartas, y tu poder adquisitivo para comprar cartas de las caras aumenta. Comprar esta carta (que es de nivel 3) al principio de la partida te costaría muchísimos turnos.

Ahora que ya sabéis esto fijaos (en la siguiente imagen) cómo el coste de las cartas de nv 1 es mucho menor que las de niveles superiores, pero claro, no te dan puntos de victoria.


Para mí la acción estrella del juego es la de reservar. Le da en mi opinión más del 60% de la chicha al juego. Por 2 cosas; primero porque coges 1 comodín, que te vale para convertirlo en cualquier joya a la hora de pagar. Con esto despistas, pues tus rivales no sabrán a ciencia cierta qué carta comprarás, y esto aumenta si tienes varios comodines. Lo segundo, y más importante aún, es porque a la par que coges 1 ficha de oro reservas una carta, la que quieras de entre las que hay visibles. Esto es clave. Puedes llevarte a la mano una carta y te aseguras que no te la quitan, y ojo! los rivales olvidarán (estarán en sus propios menesteres) qué carta tienes en la mano. Diréis, "¿eso es tan bueno?". Pues sí, en la recta final de la partida es buenísimo. Pues podrás bajarte la carta de tu mano a tu zona (es decir, comprándola) y consiguiendo jugosos puntos con los que tus rivales no contaban. Puedes cerrar de un golpe la partida.
Hablando en plata, esta acción es la que crea una incertidumbre bestial en las partidas. Fijaos si es tan potente esta acción que el reglamento la "capa", y te dice que sólo puedes tener reservadas 3 cartas en la mano.

Pero, ¿queréis más chicha?. La hay. Es hora de hablar de los nobles. Que son esos personajes que hay encima en la imagen anterior. Hay  10 de estos nobles, aunque sólo unos pocos de ellos saldrán en cada partida.

¿Qué papel juegan los nobles en la partida? Pues son puntos. Cada noble te da 3 puntos, y los puedes ganar si tienes en tu zona personal un nº de cartas que piden ellos para que te "visiten". Recuérdese que en cada partida sólo saldrán -al azar- un nº de nobles igual al del nº de jugadores + 1.
Usando el ejemplo de la imagen de antes, para ganar los 3 puntitos de Isabel la Católica habría que tener "construídas" en tu zona personal 4 cartas negras y 4 cartas blancas. En cuanto las tengas, el noble te visita y ya nunca lo pierdes (ni aunque otro jugador construya lo mismo después). ¿Véis? otro motivo para darte prisa xD
Además, sólo puedes reclamar 1 noble por turno (no te cuenta como acción). Y lo digo porque en alguna ocasión te ocurre que tienes cartas construídas para reclamar 2 nobles, pero sólo podrás elegir a uno de ellos. Y pudiera ser que el otro noble te lo quite otro jugador antes de que te vuelva el turno xD Hay maldad en el juego, la hay! xD

Conclusión - 
Splendor me parece un buen juego. Es uno de esos que mientras lo estás jugando piensas "¿esta mécanica no se le ha ocurrido a alguien antes?", y también da sensación de ser un mini-juego, uno de esos que un tipo como Feld podría haber incluído en uno de sus juegos, de esos en los que hay 3 o 4 mini-juegos complementados. No obstante, y pese a ser una tontá como un piano de grande, el juego engancha, y gusta, o al menos ha gustado mucho en mi entorno. Es tan light de jugar que además invita a la revancha, y tiene sus decisiones bonicas, cruciales, entre si coger unas fichas u otras, entre si buscar el favor de un noble u otro, dependiendo (y rezando) de si otro jugador se fija también en él. La acción de reservar es un puntazo, en serio. Puedes tener picaresca, maldad de la buena, y reservar una carta que sabes que tu rival la iba a comprar en su turno, y le haces polvo. Desbaratas sus planes, pero él puede hacértelo a ti también. Y has de reponerte, de buscar una alternativa. De eso va Splendor también.

Imagen de final de una partida, en la que alguien ha hecho la friolera de 19 puntos.

¿Cosas malas de Splendor? Imagino que algunos jugadores dirán que se les hace repetitivo. Pero bueno, ya se sabe, es cuestión de gustos. De todos modos, de cualquier juego ligero se puede decir esto. Para mí, el mayor problema de este juego no es del juego en sí, sino de su precio, que ronda entre los 26´5 euros y los 30. Muchos dirán que es demasié para un juego ligero. Yo también lo creo. Aunque bueno, lo típico, yo le he echado muchas partidas ya y estoy muy contento con su compra, pero normal que pagar tanto por un juego ligero no siente bien. Es un juego para valer 20/22 euros como mucho. De hecho creo que habría vendido mucho más de valer esto. Así que... ¿no hubiese sido mejor si las fichas hubiesen sido más "normales" y el juego por ende más barato? ... seguramente.
A pesar de lo comentado, reitero que el juego a mí me tiene convencidísimo, y dado lo liviano que es casi siempre estaría dispuesto a echarme una partida. 
Y se ve que a día de hoy sus argumentos positivos han pesado más, porque en el momento de hacer esta reseña el juego está en el puesto 124 de la bgg. Y tened en cuenta que este juego salió en 2014, hace "ná". Se tenga más o menos en cuenta este ránking no deja de hacer ver que Splendor algo tiene, pues semejante escalada no habría sido posible.

¿Que no lo habéis probado aún? Pues veeeeeenga!


Saludos jugones!!


4 comentarios:

  • Iván de la Fuente Misut | 16 de septiembre de 2014, 9:21

    A mi me parece un chorrijuego muy adictivo. El problema es el que dices, el sablazo que es para ser un mazo de cartas, unas pocas losetas y unas cuantas fichas. Es cierto que esas fichas valen su precio, pero la sensación de sobreproducción está ahí.

    Gran reseñaca crack!

  • Cristina Martin Diaz | 20 de septiembre de 2014, 17:50

    Pues a mi me tiene enganchá... Es un chorrijuego si, pero precisamente, es rápido y encima tiene chicha y para mas inri a veces hasta gano! jajajaja a mi me compensa desde luego!

    Gracias por la reseña, me ha dado ganas de echarle otra partidilla :D

  • Escuela de juegos | 21 de septiembre de 2014, 11:55

    Gracias por la reseña, estamos convencidos de que lo queremos, pero no a ese precio! ;-)
    A ver si hacen una edición "lite" o algo así, porque por mucho que se llegue a jugar por lo adictivo que es, no deja de ser muy caro...

  • Neiban | 22 de septiembre de 2014, 11:01

    Gracias por pasaros ;)

    Qué gracia, y qué lástima ver a tantos coincidir con lo del precio. Ayy! como se ponga de oferta en algún sitio se venderán como churros xD

Publicar un comentario