Royals, reseña

El juego que nos ocupa hoy lleva poco en el mercado, es de la hornada de Essen´14, y a mí personalmente es uno de los juegos que más me ha gustado de los de dicha hornada. Confieso que tampoco es que haya probado muchos, y que Royals es un juego sin nada nuevo, pero sigue siendo una fórmula que para un servidor mantiene el encanto. Vayamos al lío.

Royals es un juego de Peter Hawes, editado en 2014 por AbacusSpiele. Es de 2 a 5 jugadores,  y se juega en 60 min aprox. El juego es completamente independiente del idioma. Las reglas vienen en inglés y alemán.
Las ilustraciones corren a cargo del famosísimo Michael Menzel.
Para más detalles técnicos y mil y una curiosidades más os recomiendo su ficha en bgg.


Componentes -
Muy buena calidad la verdad. El juego viene en una caja cuadrada tamaño "catán". Y sí, con bastante aire.
En cuanto a los componentes, son un tablero cuadrangular bien grandote, cubitos de madera en 5 colores (y no los habituales), tokens de cartón de diferentes formas y colores, y cartas de dos tipos.

Los 7 personajes de la corte y abajo las cartas (de intriga y de país)

Tokens muy variados, con los que obtendremos puntos de diversas maneras (y de ahí sus diferentes formas), y los cubitos de madera (cada jugador cogerá todos los cubitos de 1 color)

 Tablero y aspecto de una partida a punto de empezar


Temática del juego / Objetivo -
Pegado masivamente con superglue. Royals es un juego de mayorías y control de áreas. Y punto. El tema que le han pegado motiva? bueeeeno, se supone que los jugadores somos nobles, aristócratas o trepas de la vida en general que quieren aumentar su influencia/poder sobre Europa, y para ello nos iremos ganando la confianza de los personajes de la corte.
La ambientación del juego trata de reflejar la época del larguísimo reinado de Luis XIV, el Rey Sol (1648 a 1714), y el mapa europeo de por entonces. No me enrollaré sobre cuán acertado está el mapa porque lo dicho, es un tema pegado. Confieso aun así que todo juego con un mapa europeo me motiva, mola más darse de tortas sobre un telón de fondo que conozcas, pero bueno, quiero creer que el juego me gustaría lo mismo si en vez de el mapa europeo fuesen planetas lejanos. Y se agradece el característico colorido que el ilustrador (Michael Menzel) le ha dado al tablero. Da alegría a una mecánica "fría" xD

Set up -
Basta con desplegar el tablero, quitar un determinado nº de cartas según qué nº de jugadores, poner todos los tokens de cartón sobre su sitio (y es que absolutamente TODOS los tokens que habéis visto antes tienen un sitio establecido en el tablero), desplegar las 3 primeras cartas de país y ponerlas a un lado, y también a otro lado del tablero poner los 7 personajes de la corte (véase la imagen anterior).

En Royals hay mucho token de cartón. Se coloca cada uno en su sitio en el set up... y a jugar! 


¿Cómo se juega? ¿el turno a turno?
El juego tiene una mecánica que recuerda mucho a Ticket to Ride o China/Web of Power. Me refiero a que sigue el patrón de "coges cartas, acumulas x cantidad para poder poner en el mapa, y zas, colocas". Es así de sencillo y plano, pero no por ello menos encantador  :P

Veréis, el motor puro y duro del juego son las cartas, las cartas de país. En los turnos un jugador roba cartas (lo puede hacer de 2 modos diferentes), y después opcionalmente las puede usar para colocar en el mapa.
Pero os faltan aún datos para que entendáis todo; las cartas de país son cartas en 4 colores diferentes, los 4 países que se pueden ocupar en el juego (Inglaterra, Alemania, Francia y España. A Italia la han marginado los puñeteros xD). Un jugador ha de soltar un nº de cartas de país para colocar -obviamente en un país-. Veamos el tablero con más detalle para entenderlo:

Usemos para el ejemplo a nuestro querido país xD

Cada País contiene entre 3 y 5 ciudades. Cada ciudad está asociada a 1 o 2 personajes (que se suponen que tiene poder sobre dicha ciudad). Estos personajes tienen unos numeritos a su izquierda y derecha. Fijaos por ejemplo (en la imagen) en Valencia. Tiene a 2 personajes asociados. El personaje de arriba tiene un "4", y a su derecha un 2 en una especie de pergamino. Bien, el número a la izquierda (el susodicho "4") es el nº de cartas de país que tienes que jugar para colocar en esa ciudad/personaje. El nº de la derecha son los puntos de influencia que tienes en ese país.
Valencia entonces ofrece 2 maneras de ocuparse; puedo jugar 4 cartas y ponerme en el personaje de arriba (y para ello coloco un cubito sobre ese personaje), o abajo (el tio con el gorro) pagando sólo 1 carta, pero claro, también tengo menos influencia en el país.
Ojito que hay ciudades en las que sólo hay 1 personaje. En la imagen se puede ver que en Madrid está el Rey, y ocupas Madrid si pagas 8 cartas (carete la verdad, pero también da 4 puntazos de influencia).
¿Cómo se ganan puntos? de diversas maneras. Para empezar, el 1er jugador que se coloca en una ciudad se lleva el hexágono que hay a la izquierda de dicha ciudad. Se lo lleva a su zona personal, lo coloca bocaabajo, y eso ya son puntos directamente que tiene ganados. Ej: en Madrid al colocarte te llevas el token con 6 puntazos.
¿Más maneras de aumentar tu influencia y ganar puntos? tranquis que las hay. El 1er jugador en estar en todas las ciudades de un país se lleva el token de puntos que hay a la izquierda del escudo del país.  Ej: en España si eres el 1º en estar en todas las ciudades te llevas 6 puntos. El 2º que lo consiga se lleva el token de la derecha (4 puntos en el caso de España).

¿Y así hasta cuando? Pues resulta que Royals se juega en 3 rondas.
Una ronda termina cuando la pila de cartas de país se agota. En cuanto no se pueden reponer las 3 cartas que siempre hay boca arriba para robar se termina la ronda y hay puntuación.

De izquierda a derecha las 3 rondas. Para darle más temilla al juego le han puesto a cada una la fecha de una fecha del reinado del Rey Sol: 1648, inicio de reinado. 1680, máximo apogeo. 1714, fin del reinado con la muerte del rey. 

Para puntuar al final de cada ronda se mira cuánta influencia tiene cada jugador en cada país, y en cada uno de ellos hay premio para el 1º que tenga mayoría de influencia y el 2º.
Nótese que hay grandes diferencias entre controlar uno u otro país. En Alemania por ejemplo (color verde) el 1º en influencia se lleva 6 pts y el 2º se lleva sólo 1 puntito menos. Pero sin embargo en Francia (color azul) el 1º se lleva 10 pts y el 2º 4 pts. Considerable diferencia.

Si puntuásemos ahora... en Francia es el jugador blanco el que más influencia tiene, con 6 pts
el jugador morado tiene 4 pts
el naranja tiene 3 pts

Tras puntuar empieza el siguiente jugador (al que le iba a tocar de todos modos). El mazo de cartas (que se había agotado recuérdese) se baraja y ea, a seguir jugando. En cuanto se agote de nuevo habrá la 2ª puntuación. Después otro barajeo y a jugar la 3ª y última ronda, con su respectiva puntuación final. El juego ya os decía que es muy lineal y sencillito.

¿La gracia del juego? ¿la miga?
Hasta ahora sólo he dado pinceladas por encimilla, ya sabéis que no me gusta explicar todas las reglas y que así el jugón se sorprenda con cosillas.
La interacción es el alma del juego. ¿Cómo se da ésta? pues resulta que los jugadores se echan de las ciudades. Para eso está el otro tipo de cartas que nombraba en los componentes; las cartas de intriga. Con éstas lo que haces exclusivamente es JODER. Absolutamente mágico. Deshaucias a un jugador de una ciudad y así pierde jugosísimos puntos de influencia.
También deciros que el CÓMO robáis cartas y CUÁLES es un dilema. En el juego cuando tu turno empieza robas cartas sí o sí, y tienes 2 opciones; o robas 3 cartas de país (bien sea de las que hay boca arriba o boca abajo), o robas 1 carta de país y 1 de intriga.  Y ojo! cuando tu turno finaliza no puedes tener nunca más de 12 cartas de país ni 4 de intriga.
Esta regla es apoteósica. Cuando los jugadores empiezan a acumular cartas y ves a fulano que ya empieza a tener 10 u 11 cartas en la mano todos se acojonan en plan "éste la va a liar en el mapa, y fijo que me echa de algún sitio" xD

Y me sigo guardando cosas en el tintero. Si véis la imagen del tablero recordaréis que a un lado del tablero hay 7 personajes de la corte. Estos personajes dan jugosísimos puntos al final de la partida, en la 3ª y última de las puntuaciones. Resulta que cuando un jugador ocupa una ciudad además de poner 1 cubito también pone otro cubito sobre el personaje en cuestión de los que están a un lado del tablero. Al final de la partida aquéllos que más cubitos hayan colocado sobre estos personajes optarán a llevarse jugosísimos puntos.
¿Queréis otra pincelada? Cuando un jugador coloca en el mapa puede colocar en cuantas ciudades quiera, siempre y cuando pueda "pagarlo" con las respectivas cartas. ¿Véis? por eso los jugadores se cargan, y después ponen por el mapa arrasando xD

¿Va teniendo ya cositas verdad?

Partida a 4 jugadores recién empezada...

Conclusión -
Royals es un juego de mayorías que no ofrece nada nuevo. Es una fórmula que tiene su encanto más que demostrado con tantísimos juegos a sus espaldas. De hecho, jugar a Royals deja una sensación -en mi opinión claro está- muy parecida a la de un juego como China/Web of Power. Muy parecida pero a su vez con matices. En Royals la interacción está a la orden del día, y el juego además es una carrera para puntuar. El mapa está lleno de tokens que se los lleva el 1er jugador que ocupe ciertas plazas, así que no te puedes dormir en los laureles. No puedes acumular tontamente, porque igual mientras acumulas cartas te comen la tostada, y te das cuenta de que no te ha compensado posponer tanto tu entrada al mapa/país.
La interacción y el acojone es continuo, pero todo ello con una mecánica liviana, fácil, entendible para muchísimas personas que a pocos juegos de mayorias hayan jugado. Eso siento yo con Royals, que es un juego de mayorías bastante competente y que lo pueden jugar gente que por ejemplo que se asustarían con el anteriormente citado China (y ojo que no lo considero más complejo). Royals es, sencillamente, más accesible. Además, el mapa europeo y la pugna por los países siempre crea cierto cachondeo; es fácil motivarse y fanfarronear con dominar tal o cual país.
Por todo lo dicho, Royals me ha conquistado. Yo ya soy muy fan de los juegos de mayorías, quede dicho por delante, pero este juego es de los que sin ser la repanocha siempre me va a tener dispuesto a jugarle una partida.

Ah, del rango de jugadores he de confesaros que no lo he jugado a 5 jugadores. He jugado ya unas cuantas partidas pero todas han sido a 3 o 4 jugadores y ha funcionado perfectamente. Creo que a 4 es como más brilla, y supongo que a 5 puede ser un pelín despiporre.


Saludos jugones! 


6 comentarios:

  • Iván de la Fuente Misut | 26 de enero de 2015, 9:37

    Ya confundí este juego varias veces con el Royal Palace de Xavier George, porque la portada se parece peligrosamente a la de este Royals (además del nombre y de que también lo ilustra Menzel). El mio lo tengo por estrenar, y a este le tengo ganas :P

  • Anónimo | 26 de enero de 2015, 11:37

    A mi me pareció un juego normalito. Es uno más, no destacaba en nada pero era agradable de jugar por lo fácil y rápido que eran los turnos. En el tema de coger cartas si que me recordó al aventureros al tren pero también me recordó al thurn and taxi por eso de cumplir los objetivos y recoger losetitas antes que otro (si bien en éste del que hablas no hay que hacer rutas y en thurn and taxi no hay mayorías).

    Laniñademisojos

  • Neiban | 26 de enero de 2015, 12:33

    @Iván; entiendo la confusión, sí que son parecidos los puñeteros. Yo al Royal Palace le tengo ganas desde hace tiempo.

    @laniñademisojos; estás casi con toda seguridad en lo cierto. Royals es uno más. No sé si realmente he plasmado en la reseña eso de que no destaca en nada. Pero claro, a servidor le gustan musho los juegos de mayorías, y cuando encuentro uno que me gusta, sube puestos rápidamente. Además, de que en mi opinión Royals es uno de esos juegos que cumple con lo de "con menos es más". Con pocas reglas consigue un resultado elegante.

    Saludos y gracias por pasaros ;)

  • mr.smile | 26 de enero de 2015, 17:27

    Gran reseña, perfecto para hacerse una idea del juego. Enhorabuena!!
    un saludete

  • Marc Fresquet | 31 de enero de 2015, 14:25

    Comparto la reseña en google+. El juego parece de esos que me gustan porque no son elegantemente sencillos y la interacción entre jugadores siempre está presente

  • mapanico | 6 de febrero de 2015, 0:34

    Pues ya me llamaba antes este juego por la apariencia y por tener mapa, pero con tu reseña has conseguido que me llame todavía más. Y es que me gustan las mayorías, la interacción y el Ticket To Ride (el China no lo he jugado), así que... :P
    Gran reseña. Un saludo!

Publicar un comentario