Festival de Córdoba 2016 - crónica

Qué lujazo poder acudir otro año al excelentísimo Festival Internacional de Juegos Córdoba. Este año era la 11ª edición, y en concreto mi 8º año consecutivo (ouuh yeeaah!). He asistido, un año más, con el comando malagueño compuesto por Sergio F., Juárez, Carlos R., y Carlos P.


Algo irregular este año han sido los tiempos. No los del Festival, que han sido los mismos de siempre, sino los de mi grupo. Llegamos al Palacio de la Merced -emplazamiento del evento- más tarde que nunca, a eso de las 20:00 del viernes, y ya a esa hora decidimos irnos a cenar. La 1ª partida no llegaría hasta las 21:15 aprox, aunque nos quedamos hasta que chaparon (las 1:30).
El sábado repetimos la jugada de comer temprano, aunque esta vez me refiero al almuerzo. Volvimos de almorzar a las 15:00 o incluso antes, y jugamos toda la tarde.
El domingo volvimos a llegar tarde al Festival, pero fue porque por la mañana nos fuimos a ver el museo Julio Romero de Torres, y bien que valió la pena!
Hubo vicio hasta la hora de comer, ya que teníamos decidido partir de vuelta a Málaga tras almorzar.

Pero bueno, basta de milongas, supongo que será más interesante que os cuente a lo que jugué. Le voy a dar más líneas a aquéllos juegos que probé (fuesen novedades o no) frente a viejos conocidos. Vamos al lío:


Planeta Rojo: Misión a Marte
Interesante y bonico juego (estéticamente hablando) de Bruno Faidutti & Bruno Cathala. Los jugadores representamos a compañías mineras que quieren sacar tajada de la exploración/explotación del planeta rojo.
En cada ronda vamos jugando cartas para embarcar tripulantes hacia distintas zonas de Marte. Hay varias puntuaciones a lo largo de la partida, que se hacen en función a mayorías: quién tenga más quecos en las diferentes zonas marcianas. Y es que cada zona dará más o menos puntos, según qué minerales alberguen (éstos se otorgan al azar en el set up de cada partida).
Así que el juego es una mezcla entre mayorías y gestión de mano. Todos los jugadores tienen las mismas 9 cartas al inicio de la partida. Él cuándo usarlas, y el cómo, marcará tu porvenir. Aunque recuérdese que hay alta interacción. Se pueden poner de acuerdo fulano y mengano y te joden de lo lindo.
De por medio hay también cartas de misiones, que otorgan puntos al final de la partida. Me parecieron muy locas, porque te pueden tocar desde cosas relativamente fáciles, a otras imposibles de hacer...
¿Veredicto? Me gustó. Me van bastante los juegos de mayorías, y éste tiene los ingredientes que me suelen encantar... aunque ojo, peca de azar en algunos momentos. Te puede joder bastante que la partida dure 1h y media y que al final ciertas cosas se decidan por estos golpes de azar, pero bueno... es sin duda lo peor.
El juego tiene un turno a turno bastante ameno, y el funcionamiento de la ronda me gusta. Las cartas se juegan siguiendo un orden (exactamente igual por ej que en el juego Ultimate Warriorz, reseña aquí) decreciente, y consigue mantener una emoción constante por la pugna en las distintas zonas de marte. Punto a su favor la nueva edición en castellano. Muy bonica, y las minis de los astronautas/colonos embellecen el despliegue en mesa.
Por ponerle una pega a la edición... curioso que en este juego en las cartas se eche de menos una simbología. Creo que le vendría mejor al juego. Con sólo 4 o 5 símbolos diferentes podrían simplificar lo que hacen todas las cartas, y se habrían ahorrado los parrafazos que no paras de leer en las primeras rondas.
Enfin, buen juego, que me gustaría rejugar en breve.


Treasure Hunter
Este juego de Richard Garfield fue de la hornada Essen15, y salió con elevado precio (claro! Queen Games xD), de ahí que no lo pudiera probar pese a que me atraía bastante. Hace poco mi colega Carlos lo pilló de oferta, y lo estrenamos el sábado por la tarde.
TH es un juego de draft + set collection. Hacemos de caza-tesoros en busca de puntitos de victoria. Se juega a 5 rondas. En cada una de ellas, hay un draft (que es el juego propiamente dicho) en el que nos iremos pasando buenas cartas, malas, y morralla varia. Una vez acabado el draft desplegamos nuestras cartas para poder reclamar los tesoros (positivos y a veces también negativos xD).
¿Veredicto? Toda una sorpresa. No esperaba gran cosa y me gustó mucho (pese a lo mal que se me dió, por cierto). El juego es muy light, pero esconde más miga de la que crees cuando estás en el 1er draft. Los tesoros son muy variados, y te estrujas la cabeza en cada ronda para intentar combar tus cartas. Agobia más de lo que a priori piensas.
Muy bonica por cierto la edición (cosa habitual en Queen Games). El juego tiene unas ilustraciones que le van como anillo al dedo.

Terminaré diciendo que este juego ganó el premio "Mejor descubrimiento", en unos galardones que cada año votamos en el coche de camino a casa xDD


Gentlemen Thieves
Curioso juego cuyas mecánicas ni sé describir. Bueno, tiene identidades ocultas, eso si. Al principio de la partida recibes un token con tu identidad oculta (de entre las 5 que hay).
Los jugadores somos ladrones, que durante la partida buscan robar en 5 emblemáticos lugares de ¿Londres? (no recuerdo con seguridad si era esta ciudad). Lo más significativo del juego es lo de los equipos. En todo momento en la partida hay 2 equipos de ladrones: uno de 2 miembros, y otro de 3. Los jugadores, en su turno, van colocando tokens en los lugares a robar, ya que cuando hay un nº de estos tokens (en concreto 5 diferentes) el saqueo comienza y se reparte el botín para el equipo que haya cometido el robo.
Una vez repartidas las ganacias, otro jugador rehace los equipos, y vuelta a empezar.
El juego tiene faroleo a tutiplén, ya que siempre juegas intentando estar en el equipo que consigue robar. Ni que decir que por probabilidades, el equipo de 3 miembros tiene más facilidades, pero claro, también se reparten el botin entre 3. Si el equipo de 2 consigue robar ganas más botín, pero también levantas más sospechas acerca de quién eres.
Muy cachonda esta mecánica de equipos con identidades ocultas. Nada nuevo bajo el sol. Pero sí el hecho de que los equipos estén continuamente cambiando xD
A veces estarás deseando que el equipo rival cometa un robo para que se cambien los equipos, y cambiar de compañeros.
¿Veredicto? Otra nueva cata que me gusta. El juego es una gestión de oportunismo puro y duro, pero es bastante curioso y más tenso de lo que a priori imaginas.
A mi grupo no le apasionó mucho la partida a 5 jugadores (en la que yo lo probé). Decían que a 4 jugadores (lo jugaron de dicho modo el día anterior mientras yo me echaba otra partida en la mesa de al lado) funcionaba mejor, debido en gran parte a que había un color que no era nadie, y le daba buena incertidumbre a los robos.  A mi a 5 me gustó, aunque entiendo que a 4 debe funcionar mejor.


Super Rino
Por fin pudimos probar este sencillo filler de cartas del que me habían hablado tan bien. Se trata -tal y como me decían- de una vuelta de tuerca del popular UNO. "Es un UNO pero que se juega en vertical". Y más razón no se puede tener xD
El juego va de librarte de las 5 cartas que tienes en la mano al inicio de la partida. Estas cartas son tejados, que has de ir colocando en cada uno de tus turnos sobre las cartas que han ido apilando los otros jugadores. Así que, surrealistamente, le meten el factor habilidad al tradicional UNO. El resultado es, ante todo, muy visual, pero también muuuy divertido, ante la tensión de que alguien -al colocar- tire la construcción de cartas, momento en el cual termina la partida.

¡¡8 pisos de altura!!

Aquél que antes se libre de las cartas que tiene en la mano, gana.
Lo gracioso del juego es que, a medida que lo juegas, se establece una especie de cooperación en los jugadores (sin ser el juego cooperativo, propiamente dicho). Me refiero a que los jugadores sienten la atracción de hacer la torre más alta jamás vista xD, y cuando al final se derrumba, te duele en el alma.
No esperaba reírme tanto con este juego. La singular mezcla que ofrece me sorprendió, y valoro muchísimo que se venda por un precio tan baratísimo (7 euros me costó) para las risas que da.


Code Cracker
He aquí el juego más feo y rancio (en los componentes, y también en la portada: doble mérito!) de entre los que he visto en los últimos tiempos. Code Cracker es un diseño de Reiner Knizia, y del año 2007 (aunque viéndolo todos creíamos que el juego era de los años 80).
Me hice con este juego mediante un cambio, el sábado, y el domingo por la mañana lo estrenamos. Ya cuando la noche anterior me leía las reglas me daba cuenta de que es un Gold Nuggets 2.0 (otro juego de Knizia que tengo en la colección), pero realmente Code Cracker es anterior. Así que lo correcto sería decir que Gold Nuggets (que es del año 2013) es un Code Cracker simplificado.
El juego es otro rápido push your luck de dados. Cómo le gustan a Knizia! (bueno, y a mí! xD). En tu turno tiras 5 dados. Vas tirando y vas tachando números de los 3 cartones (parecen los del bingo, pero el bingo cutre) disponibles. Puedes plantarte si mínimo has conseguido "apartar" un dado, pero también puedes pecar de ambición y perder el turno. Si te plantas y has tachado todos los números de un cartón, te lo llevas con sus respectivos puntos de victoria. Si os suena parecido al Risk Express/Age of War... estáis en lo cierto, también guarda parecido con ellos.
La partida termina cuando ya no se pueden reponer los cartones para que haya 3 disponibles. Recontar puntos cada jugador y voilá, juego sencillo como un botijo.
¿Veredicto? pues me gustó, porque este tipo de juegos sencillotes y de forzar tu suerte me pirran, pero es el tipo de juegos que a otros jugones les causa sarpullidos. Es un festival del azar, pero y qué? también es rápido. Otros jugones dirán que antes que éste preferirán jugar mil juegos antes, y ... ¿quién soy yo para llevarles la contraria?
Con todo esto quiero decir que para que este juego te guste has de reunir ciertas características. Es un Knizia tremendamente parecido a otros que el mismo autor ya tiene, pero a su vez cuenta con sus propios detallitos. Otro jugón a lo mejor con tener el Gold Nuggets o el Picko Picko (o el Age of War, etc) ya tiene este nicho de juegos cubierto, pero jugones como el menda les gusta tener varios de este tipo para elegir en según qué momento/día.
P.D: Encima al pobrecico juego no le ayuda nada lo jodidamente feo que es xDDD. Pero en mi colección se queda, y tan a gusto! xD

Y eso es todo en cuanto a juegos descubiertos. Voy ahora con partidas a viejos conocidos, en los que no me extenderé apenas. Hubo partidas a...

- Star Wars Stolen Plans: es nuestro juego predilecto para "abrir" el festival. 2 partidas de inicio el viernes y 2 más el domingo como cierre xD
- Toma 6: el clásico de Kramer. Un juego por el que, en mi opinión, no pasan los años. Igual de divertido que la 1ª vez que lo jugué. Un imprescindible.
- Excape: queridísimo push your luck de dados de Knizia, con perreo a raudales y risas a la par. De esos juegos que últimamente pienso "manda huevos que FFG reedite Knizias que ya eran bonicos y no reediten joyas descatalogadísimas como éste".
- Raj: un filler que dura 10 min o menos pero que sin embargo no disfruto apenas. Éste sí que es un festival del caos y sin sentido.
(Sí, sé que algunos pensaréis "vaya tela que lo diga de éste y de otros no" xDD)
- Drachenhort: la divertida huída del dragón que nunca falla. Identidades ocultas y faroleo. Léase reseña aquí.
- Rheinlander: gran partida con Jamuki y Oceluna (de Jueguetistorias), Picos (del Kentauro de Tesalia) y mr. Smile (de Snake Eyes), incluyendo gran anécdota sobre una regla del juego que aplicaba mal, después de tantas partidas al juego xDD
- Bucket King 3D: genialísimo juego de bazas al que le debo ya una reseña. Joya tremenda del gran Stefan Dorra. Quizás el juego que más risas nos dió en el festival, junto al que viene a continuación...
- Celestia: el push your luck de cartas y de apearte del resto. Un viaje en busca de tesoros mientras pones a prueba la (des)confianza de tus compañeros. Grandísimo juego que no me canso de jugar. Léase reseña aquí.
- Maudite Momie: el juego de probar fortuna en la pirámide. Se jugó a 6 jugadores y es tan divertido como a 4 o 5. O incluso más. También más loco, si cabe. Léase reseña aquí.

En total, 22 partidas en todo el finde festivalero. No está naaaaada mal. Y me voy ultrasatisfecho teniendo en cuenta lo poco que juego en los últimos meses.

¿Lo peor del festival? El poquísimo tiempo para saludar a los cracks que te encuentras en el festival. A gente que quería saludar ni la vi, y a gente con la que hubiese hablado toda una tarde hablé 5 min, 3 o 1 :(
La afición tableril goza de mejor salud que nunca. Si bien es cierto que esto trae consecuencias negativas (véase el marcadísimo postureo que existe también en nuestra afición), pero no obstante hay que quedarse con lo bueno, y buenas hay muchas cosas. El Festival y su crecimiento es buen ejemplo de ello. El buenrollismo que allí se ve hace que te vayas para casa con la sonrisa de oreja a oreja. Sólo triste porque queda mucho para el año que viene...

Gracias a la asociación JugamosTodos por hacer posible, un año más, este grandísimo evento, único en nuestro país.

Saludos jugones!

10 comentarios:

  • M.Morales | 12 de octubre de 2016, 13:24

    Buenas, este año ha sido mi primer año en asistir, por circunstancias sociales solo pude asistir el domingo, y gracias a la gente de la Asociación Cultural Frontera Hobby que me acogieron de manera espectacular puede probar dos juegos, Captain Sonar que terminé comprándomelo y el zombicide.
    El ambiente sensacional e increible. No nos dio tiempo por poco a probar el Planeta Rojo, ya que comparte cierta similitud con el Kreta que me gusta bastante; yo personalmente me quedé con ganas de jugar al "13 diás: La crisis de los misiles en Cuba".

    A ver si estreno el Super Rhino que lo tengo ahí arrumbado. Por cierto, ¿cúal es esa regla que aplicabas malamente? Conseguí estrenar el Rheinlander, y por si lo vuelvo a jugar para tenerlo en cuenta.

    También me traje el Escape from the Aliens in outer space, jjj.

    El año que viene repito seguro, y si puedo allí me quedo los tres días.jajajaja.

    Un saludo.

  • Oceluna | 12 de octubre de 2016, 14:16

    Madre mía, ¡si cataste un montón! A ver si saco un rato y hago una entrada con nuestras partidas :-) También probamos Planeta Rojo y nos gustó mucho, y el Knizia todo un señor juegazo (con momento histórico reglil incluido) ;-P Lo peor... ¡¡¡Lo rápido que se nos pasó el tiempo!!!! ¡Un saludo, crack!

  • Picosckt | 12 de octubre de 2016, 22:18

    Pedazo de jornadas te has marcado ehh!! Me quedé con las ganas de probar el planeta rojo creo queme puede gustar. Me alegra que te gustara el code cracker sabia que tu lo valorarias.

    Un placer el ratillo que echamos. A la espera de hacer una quedada en condiciones ya sea en Malaga o por aquí.

    Un abrazo!

  • M.Morales | 13 de octubre de 2016, 0:15

    Un comentario que se me olvidó poner, teniendo grandes y magníficas asociaciones aquí en Málaga, ¿es tan difícil crear un evento similar?¿Qué pensáis?¿Es factible?

  • Neiban | 13 de octubre de 2016, 13:36

    a M.Morales: muy bien en ir a Córdoba. Es una cita preciosa que se disfruta sí o sí.
    La regla del Rheinlander es una pequeña tontá. Mu tonto pero mu largo de contar por aquí. Y la verdad, no le doy importancia porque no le quita sabor al juego, sigue siendo el mismo :)

    Respecto a tu 2º comentario: claro que es factible hacer en Málaga algo así. De hecho, ZonaLúdica y TdN son una muestra. ¿O te refieres a Málaga city? de todos modos pienso que es factible. Solo falta mover ficha.
    Hace unos años un colega quiso organizar unas jornadas, pero al final se quedó en nada porque no obtuvo los apoyos que necesitaba. Una lástima. Pero lo dicho, Mollina de momento nos provee. Es toda una suerte esto.

    a Oceluna: Sí que se pasa el tiempo volando allí! la próxima vez os enseño otro knizia, o repetimos al mismo, que por mí encantado. Un placer poder echar un ratito con vosotros, como siempre ;)

    a Picos: el Code Cracker está bastante bien. Un push your luck curiosete. No es el mejor ni cerca está de serlo, pero es un estilo que valoro mucho y te aseguro que se queda en mi colección y con honra.
    Ojalá podamos vernos antes, tal y como hablamos.

    Saludos y gracias a todos por pasaros ;)

  • pinchazumos | 18 de octubre de 2016, 23:43

    Jajaja Neiban tío, nos enseñó Germán una foto contigo por el grupo de whatsapp, te imaginaba más viejo!XDDDDDD Ahora fuera de coñas, entre él y tú me habéis colao el Rheinlander en la wishlist, ya estáis contentos??xD

    Por cierto el Treasure Hunter me tienta verlo tan baratillo, pero en general no está muy bien valorado. Por algunos comentarios de que es muy caótico sospecho que aunque la caja dice 6 jugadores lo ideal será 4, y esas críticas serán de partidas con grupos grandes ¿cómo lo ves comparado con otros juegos de draft? Yo por ejemplo el 7 Wonders no lo trago...

  • Neiban | 19 de octubre de 2016, 11:05

    a pinchazumos: ¡estoy hecho un chaval! sé que no aparento las 19 primaveras que tengo
    :P
    Fuera coñas; me suelen decir que aparento 4 o 5 años menos de los que tengo.
    En el tema lúdico: el Rheinlander es una maravilla. De mis juegos favoritísimos. Intenta probarlo sí o sí.
    Del Treasure Hunter... verás, festival de caos es, sí, pero también es divertido. A 6 jugadores igual se hace muy largo. Nosotros lo jugamos a 5 y fluyó bien
    Ah, y ojo que a mi los juegos de draft no me suelen gustar, y Treasure Hunter sí lo hizo. Vale, el 7Wonders tb me gusta, es otra excepción. Pero a su vez esos dos son "ligas diferentes" dentro del draft.
    Saludos!

  • mr.smile | 20 de octubre de 2016, 16:53

    Vamossssss que festivalico mas bueno te pegaste!!
    Mi crónica esta en camino. Un placer darte un abrazote crack.
    Nos vemos pronto!!

  • zareck | 24 de octubre de 2016, 20:19

    Hola!

    He regalado ya algunos super rino a sobrinitos peques, un éxito!

    Gracias por el aporte!

    Un saludo.

  • Carlos Robles | 31 de octubre de 2016, 11:04

    Fantástico resumen. Lo dice uno que estuvo allí por cuarto año consecutivo y deseando repetir en el quinto.

Publicar un comentario