Semana Santa, con poco vicio qué mal se aguanta

Cuántos días llevaba sin echarle un ratillo al blog! La causa es bien sencilla; Semana Santa.

Mi plan era viciar en abundancia debido a mi retorno a Málaga por Semana Santa, pero una vez finalizada la semanita me encuentro tristón y melancólico. El cuánto, cómo, y qué de lo jugado me ha dejado demasiado sabor a poco... o será que soy un puñetero adicto?

El lunes santo empezaban las partidas. Había quedado para ver tronos a la tarde noche, pero eché un par de jueguecillos para intentar jugarlos a la hora del café. Y la cosa no fue mal. 3 partidas al Carrera de Tortugas y 2 al No,gracias! Muchas risas entre pecho y espalda. Menos mal, porque sin darme esa mínima satisfacción cualquiera me lleva a mí a ver tronos. Básicamente por cuánto me toca los huevos la semana santa.

El gran día era el miércoles santo. Había vicio programado desde las 5 de la tarde hasta la madrugá. Tenía grandes esperanzas en ese día, y llevé un arsenal de juegos alucinante. La bolsa azulona del ikea pocas veces ha ido tan cargada.
Veredicto ?? triunfo de las risas a la par que la decepción. ¿Y cómo se puede dar esto? Muy sencillo. Esperaba que dicho día fuésemos bastantes, incluso 7, y para tal número llevaba juegos mu cachondos, pero con lo que no contaba es que la mayor parte del tiempo fuésemos 9!! El anfitrión invitó a to kiski y allí ni se cabía. Encima que es difícil juntarnos tantos porque casi siempre alguien falla. Pues ná, aquel día nadie falló.

Lo jugado: Empezamos la tarde con un Poison, obra de R. Knizia. Éste lo jugamos cuando aún éramos 6. Me gustó. Es un filler que mama directamente del Toma6. Como la base es buena, y tiene bastante malicia, personalmente lo recomiendo. Nos reímos muchísimo.
Cuando terminamos el Poison, ya habíamos allí 8. Y sería cuando ocurriese el debacle de la tarde: Uno de los recién aparecidos sacó a mesa el Ciudadelas, y entre saludos, charlas y chistes, cuando me di cuenta ya estaba el juego siendo explicado por su dueño, el cual no tiene mucha práctica explicando reglas y se tiró por lo menos 30min. Qué suplicio! - pensaba yo, pero el verdadero sufrimiento vendría después.

NUNCA JAMÁS juguéis al Ciudadelas a 8. Insufrible, insoportable, tedioso, eterno, aburrido, cansino. Yo ya había probado el juego a 5 jugadores en 2009. No me hizo demasiado tilín, pero intuía que en futuras partidas me podía gustar más. Claro, quizás me hubiese gustao algo si se hubiese jugado a 4, que dicen que el juego va muy bien.
La partida se chupó la mayor parte de la tarde, y nos reventó el ánimo a casi todos. Ya a mitad iba tan aburrida la cosa que miraba a mi alrededor y veía a la peña bostezando, mirando pa la ventana en plan filósofos, e incluso recurriendo al móvil pa consultar MARCA o alguna otra página. Yo por mi ético código de conducta jugona intenté resistir toda la partida atento. Creo que lo logré ya que al menos gané la partida, pero casi entre lágrimas de desesperación.

Menos mal que el aturdimiento desapareció con la cena y el partido de la Champions. El Madrid aniquilaba al Apoel de Nicosia mientras los demás aniquilábamos nuestros camperos.

El resto de lo jugado fueron un apoteósico Toma6 a 9 jugadores. Os podéis imaginar las risas con tanto personal. Había momentos en los que te dolía el cuerpo de tanto reírte. Y dos partidas al Shadow Hunters. Igualmente dos partidas sublimes, con faroleos, intrigas, tortas y muchísimas risas.

Recapitulando; tal y como decía en mi veredicto, risas a la par que decepción. Y es que me encanta reírme. Nos gusta a todos, pero esperaba que el día grande jugáramos a algo con más sustancia, y estuvimos un porrón de horas jugando sólo a fillers. Cuando guardaba la cargada bolsa de juegos en el coche no podía dejar de pensar -anda que pa esto te traes tanto...-.

Ya el sábado, acabando la semana, conseguí jugar mi 2ª partida al Tigris & Euphrates, en la que disfruté como un enano, y gané, pero aún teniendo en la cabeza lo del miércoles.

Enfin... que terminó semana santa con un vicio insuficiente. ¿No os parece? ¿o es que soy un quejica?

8 comentarios:

  • Jugando | 9 de abril de 2012, 15:27

    (Farko)
    No está mal, no te quejes.
    Lo que dices del Ciudadelas si, SI, es MORTAl y con ganas de querer morir. Con 8 personas es el coñazo más grande del mundo.

  • Oscar Calvo | 9 de abril de 2012, 15:49

    Siempre he jugado a Ciudadelas de 2 a 4 y me parece un gran juego. Así que por un lado te animaría a probarlo a 4 de aquí a un tiempo. Y por el otro, procuraré no escalarlo a más jugadores para no sufrir ese tormento.

  • Picosckt | 9 de abril de 2012, 16:48

    Me has recordado muchísmimo a lo que a mi me pasa jajaja, ultimamente invito a todo el mundo y lo mejor es que vienen, hasta 9 hemos llegado a ser y nos quedamos en plan y ahora a que jugamos, y por no decir que me lleva una maleta de viaje con 6 o 7 juegos y solo jugamos a 1, me esperaba algo un poco mas intenso y me quedé con la misma sensación que tu el pasado viernes mucha gente,un solo juego un poco de descontrol y una jornada que no me aportaba lo que esperaba.

    En cuanto al ciudadelas como te pases de mas de 5 jugadores prepárate para echarte una siestesita ya que acaba con cualquiera. Saludos.

  • seldonita | 9 de abril de 2012, 17:10

    Pero hombre de dios, ¡a 8 jugadores! Menos mal que no lo propusiste tú, que ya sabes que es un infierno a ese número. Yo he echado bastantes partidas, a todo número de jugadores, y te garantizo que el número ideal es 5. Ni más ni menos. A ese número te aseguras que casi siempre saldrá el ladrón y el asesino, que son los más cabrones. Por cierto, ¿acortásteis el juego poniendo el final a 5 ó 6 distritos? Es que si no se alarga demasiado innecesariamente. Mis experiencias con este juego nunca han sido iguales: o sublimes o malísimas, sin término medio, y eso es por la dependencia del factor humano. He jugado partidas en las que alguno se ponía a construir en lugar de putear, y a punto he estado de echar de casa al buitre...

    A mí me ha pasado más veces de lo que me gustaría recordar tu experiencia, con resultados anímicos similares. Te tiras unos días preparando reglas, te llevas una pila de juegos, mayormente con chicha, to ilusionado, y después pasa esto. Yo casi siempre voy a este tipo de quedadas intento dejar claro que voy si nos separamos en dos grupos. Y si la gente quiere jugar juntos intento cerrar los juegos a sacar, para que no haya sorpresas ni decepciones. No siempre se consigue, pero al menos intentas "educar" al grupo para que las sesiones sean lo más óptimas posibles.

  • Kikaytete | 9 de abril de 2012, 20:13

    No ha estado tan mal, hombre. Lo que pasa es que ha sido todo un poco light, que es lo que más echaría de menos en mi caso.

    Lo del Ciudadelas, desde una partida a 7 jugando a 6 distritos en que casi me suicido, no he vuelto a jugarlo nunca a más de 5 y que la suma de jugadores y distritos de objetivo sea de 11 (ya ves tu lo maniatico que soy)

  • Mr. Meeple | 9 de abril de 2012, 22:27

    Pues sí, flojete el tema. Abundante pero ligerito.

    Con el Ciudadelas pienso como el amigo Seldonita: o he vivido partidazas tremendas o partidas tediosas (mucho más lo primero que lo segundo).

    Además, también coincido en que el número ideal es 5 jugadores (seis aceptamos pulpo).

    Pero es un juego que evito porque hay más probabilidad de tedio que de goce.

    Es un juego que requiere novatos o jugones, pero sin mezclar. Juntar jugadores experimentados con primerizos es garantía de tedio seguro.

    Un abrazo

    PD. Te diré que mi semana santa ha sido aún más pobre (mal de muchos...) Un Shangri-la y un Endeavor...

  • Neiban | 10 de abril de 2012, 10:41

    Gracias a todos por pasaros!

    Como habéis dicho, yo jamás hubiese propuesto el Ciudadelas a 8. Me vi acorralado! jajaja. Ya cuando lo jugué en 2009 no me hizo demasiado tilín, y nisiquiera lo hubiese propuesto pa jugarlo a 4 o 5. Que aun así otro diita lo jugaría a ese número (pero casi seguro que preferiré otros).

    Enfin, hoy que ya hay más días de por medio me doy cuenta que se me ha pasado el calentón-tristeza. Y extraigo del miércoles santo las risas que nos echamos, que fueron tremendas. Un saludo!

  • Israel Béjar | 10 de abril de 2012, 10:46

    Pues yo por el estilo y me da que voy a estar en el dique seco por un tiempito. Llevaba una par de semanas pensando en comprarme el poison de Knizia, pero como no había oido mucho de él lo iba a pillar para el iphone. Si es del estilo del Toma 6 va a caer fijo. Un saludo!!

Publicar un comentario