Cinco en una (noche)

Uy, mirando los borradores que tengo en el historial del blog me he encontrado con las fotos de una gran sesión; concretamente de la última que tuve en Málaga, y de la que no llegué a publicar. A veces me pasa que hago las fotos de una kedada, incluso las subo, pero dejo el texto sin escribir, o medio escrito, y la hipotética entrada se queda como borrador semanas y semanas. Pero como más vale tarde que nunca, ahí van.

Una gran sesión como decía, en la que pudieron ver mesa hasta 5 juegos diferentes.

Abrió la veda el por entonces recién incorporado a la ludoteca The Ark of the Covenant. Este juego pertenece a la familia Carcassonne, siendo una versión de reglas con bastantes parecidos a la versión básica, pero con un diseño diferente, y suficientes reglas clarostá como para justificar el que me haya hecho con él.

En este caso la temática es religiosa. Curioso cuanto menos. Aunque tan pegada como el tema del juego básico. Me atrajo este juego porque soy muy fan de la serie Carcassonne. (a la vista está viendo la cabecera del blog no?) Y a través de sus expansiones y juegos independientes he buscado versiones con mayor profundidad pero con la misma esencia. The Ark lo consigue. Introduce unas cuantas reglillas muy chulas, como la del movimiento del arca de un lado para otro para hacer jugosos puntos, o la eliminación de monasterios para añadir templos, cuya disputa augura siempre tensión.

Resumiendo, con este juego digo lo mismo que con Carcassonne The Castle: si te gusta el básico estos híbridos independientes te gustarán, y puede que mucho más que el original. Si no te gusta el básico, casi seguro que versiones posteriores no te agradarán.

La sesión continuó con un Colovini. Qué ganicas tengo siempre de jugar sus juegos!

Y es que hace tiempo que los juegos de este diseñador no ven la mesa que yo quisiera y me pregunto cómo se da esto con tó lo que me gustan. Hablo de juegazos como Shangri-la, Mauerbauer, Cartagena, y en el caso que nos concierne ahora el estupendísimo Clans.
Partidas siempre rapidísimas, de unos 35 min, con muchísimo faroleo y sorpresas finales. Si es que adoro las identidades ocultas, no lo puedo evitar!
En la partida en cuestión me hice con la victoria, gracias a 5 puntos de bonus que me hicieron adelantar demasiado para un juego que suele tener punteos finales apretadísimos. Me parecio curioso que, siendo una partida a 4 jugadores, el jugador azul (véase foto; quedó despegaísimo) no fuese el jugador "robot" (era el negro). Mi colega quedó algo frustrado :O

El 3er plato del menú jueguil fue nuestro querido Deadwood. Partida relámpago con ganador inesperado. Para todos menos para mí, que al contar el dinero que llevaba no podía hacer otra cosa que cagarme en la estampa de quienes me putearon de lo lindo en la recta final. Ejercité el "yonogano" de manera satisfactoria (siempre lo es para plañideras como yo) pero no efectiva, ya que efectivamente tanto puteo hizo que me quitaran la victoria justo al final.

Las altas horas de la madrugá que eran nos llevó por la senda de los fillers. Y ya si encima llevaban dados mejor que mejor (así hay que pensar menos no?). King of Tokyo salio a mesa rugiendo.

Y con rugidos de alegría terminó la partida, ya que gané! Insólito sin duda. Le llevo tropecientas partidas al jueguecillo y no he ganado ni 5. Y que conste que gané sufriendo. Los dados no me quieren. Verdad como un templo de grande. Reto a cualquiera a verlo. Que soy un llorica y abuso del yonogano? seguramente (peronodeltododesmostrado) cierto. Que los dados me odian? cierto y punto.
Lo que mandahuevos es que el primer juego de mesa que me pongo a diseñar seriamente sea de dados. Ellos no me quieren, pero yo a ellos sí :D Con esto puede que el día de mañana marque un hito en esto de los juegos ; "el 1er juego al que su autor nunca ganó una sola partida".

Sería bastante triste, así que a esos hipotéticos designios del destino le diría No, gracias , y es que fue el juego con el que cerramos la noche.

Esta vez jugamos a la versión en castellano. Me parece llamativa la diferencia entre la edición en castellano, y la que yo poseo, la holandesa-alemana titulada Geschenkt. El juego es el mismo, pero en el caso de la segunda es 4 euros más barata y además tiene unas cartas muy coloridas, que hacen que ver después la edicición en castellano me parezca sosilla. ¿Qué os parece a vosotros? Fijaos en esta entrada para ver una imagen de la edic. Geschenkt.

Y hasta ahí llegó la cosa. Amenísima noche llena de risas, y con la marca de 5 juegos en una sola sesión. Pocas veces puedo decir esto con mi grupo habitual, ya que solemos jugar entre 2-4 partidas. Pero a ver si llegamos a 6!

Un saludo!

5 comentarios:

  • Kikaytete | 23 de marzo de 2012, 14:38

    Gran sesión.
    Aquí otro gran aficionado a Colovini, al menos a los que he probado. El Clans me encanta aunque disimulo tan mal que siempre me averiguan el color; y el Carolus Magnus me parece el mejor, o casi, de los juegos de mayorías para jugar dos personas, y es que las mayorías siempre suelen funcionar mejor con mucha gente.

  • seldonita | 23 de marzo de 2012, 18:15

    Si es que Colivini tiene un algo que lo hace huir de las masas. Yo siempre saco sus juegos con gran parafernalia y expectación para llevarme el chasco más grande con la cara que se le queda a la gente. ¿Será culpa de Colovini o de la gente que se sienta a jugar conmigo? Gran enigma...

  • gudix | 24 de marzo de 2012, 16:44

    Buenas Neiban,

    Empezando fuerte la sesión y finalizando con chorrijuegos para dejar descansar las neuronas. El The Ark of the Covenant tipo carcassonne no me convence demasiado, de momento tengo suficiente con el carcassone + las dos siguientes expansiones.

    El Deadwood después de leer la reseña que hiciste me entra el gusanillo de probarlo ;)

    Un saludo.

  • Israel Béjar | 25 de marzo de 2012, 13:01

    Yo de Colovini solo he probado el Carolus Magnus y el Islas Canarias y si bien ambos me gustaron bastante, el diseño de los mismo deja un poco que desear...vamos que son feos de narices y sinceramente, hay gente que deja llevar mucho por lo visual, ¿no crees?. Un saludo

  • Neiban | 25 de marzo de 2012, 19:35

    Isra, has nombrado 2 juegos de Colovini q para mí no están al nivel del resto que comento en la entrada. El Carolus o te alucina o te deja frío. A mí me pasa lo segundo. El Islas Canarias está bien, pero no es de los mejores Colovinis. Intenta probar Shangri-la, Clans, Mauerbauer...

    Gracias a todos por pasaros!

Publicar un comentario