DesFILLERs en la noche

El pasado sábado (23 marzo) tuve ocasión de echar un muy buen rato de vicio, hasta 6 jueguecillos vieron mesa, y a excepción de 1 ligerito, el resto fueron fillers que nos hicieron pasar un gran rato. 

Los primeros en llegar fueron Carlos, Cristi, y Victor, y nos pusimos a 4 jugadores con un Big Five.

Cada vez me gusta más este chorrijuego. Se trata, por si no lo había dicho ya, de un "qwirkle de cartas". Es decir, casi el mismo sistema de juego pero sustituyendo las losetas por cartas. Aunque la finalidad del juego es ser el 1º en desprenderte de tu mazo de cartas, en lugar de hacer más puntaje, como era el caso de Qwirkle.
En mi opinión, la meta-objetivo de Big Five le confiere a este juego de algo más de chicha que al Qwirkle (sin desmerecer en absoluto a este juego). Aunque imagino que habrá quien opine lo contrario. Y lo cierto es que me gustaría echar alguna partida más a Qwirkle. Siempre he pensado "cuando ha ganado el Spiel des Jahres es porque tendrá algo más que no le he visto" xD 

El 2º juego en ver mesa... un auténtico JUEGAZO, nunca me cansaré de decirlo ni de recomendarlo: The Bridges of Shangri-la.

Y qué poquito lo juego con to lo que me gusta!!

Para mí, el mejor juego (y con diferencia) de Leo Colovini. La mecánica es pura elegancia, y pura maldad a la vez  xD
Por cierto, en la partida del otro día, pese a que no soy novato precisamente en este juego, recibí más que nunca xD  que despropósito me salio!  Pero aun así disfruté como un crío, por dar mesa y poder jugar de nuevo a este grandísimo juego.

Tras el Shangri-la, se nos unió Cristóbal, y ya a 5 jugadores echamos una partida a Figaro.

De este decir algo que ya he dicho con el Big Five; que cada día me gusta más.  Eso si, ojo. Comprobado que este chorrijuego de no comer bazas negativas tiene un kingmaking elevado. De hecho el juego se nutre de ello en su gracia. O su desgracia, si no te gusta esto precisamente. 
En mi opinión, este juego es la mezcla entre Poison y Toma6. Coge la parte de más "reírte de tu rival" de cada juego, lo une, y también le dota de algo novedoso, como lo de "los caminos". Fijaos en la imagen; veréis 5 trozos de alfombra de diferentes longitudes. Pues bien, el juego lo gana aquel que haga el trozo de alfombra más corto. En el caso que nos toca, ganó Carlos haciendo una alfombra muucho más pequeñita que la del resto de jugadores.

Una vez acabado el Figaro, Cristóbal aprovechó para enseñarnos 2 juegos que había pillao hace poco. El 1º de ellos: Beetlez.

Curiosamente, teniendo en cuenta la poca gracia que me suelen hacer los juegos de acción simultánea, me reí mucho con este chorrijuego y me gustó.  No voy a decir ahora que flipara, porque no lo hice, ni hasta la fecha lo he hecho nunca con un juego de este tipo, pero me pareció bastante decente (y cachondo). No le negaría una partida. 
En Beetlez, los jugadores hacemos de cucarachas saqueando neveras a toda velocidad en busca de comida. Cada jugador hará más puntos en función de la carta de comida que le toque, que primará que se centre más en un tipo de comida que en otro, e incluso habrá comidas que te puntuarán en negativo si te las zampas. 
Lo dicho, un filler que me sorprendió muy positivamente.

El 2º juego que había traído Cristóbal para enseñarnos fue Tweeeet.


Y Tweeeet resultó ser la sorpresa de la noche; no esperaba nada de este juego, y me sorprendio muy gratamente. 
Tweeeet es una especie de carrera por equipos. Cada jugador ha de ir desplazándose por un mapeado que se va descubriendo poco a poco, y además, el sistema de movimiento es mediante puntos de acción, ganados (y gastados) con la fruta que nos vamos encontrando por el camino. 
Los componentes entran por los ojos, y la experiencia de juego es muy liviana, pero con cierto sufrimiento-agobio por si tu pajarillo se te muere (se queda sin energía). Muy muy curioso este juego :)

Para rematar la noche, le echamos a Coup un par de partidas.

Rápidas y con buenas risas. Coup no falla en esto. Qué gran filler de faroleo que es! Menudo descubrimiento que ha resultado ser este juego. Por ponerle una pega; que aún no haya probado este juego a 4 jugadores, pero ya me han contao que funciona perfectamente, y las ganas le han ido in crescendo xD

Y eso fue todo. Una noche con la mejor de las compañías (gracias a todos por venir!), y con muchas risas gracias a los fillers que vieron mesa.

Un saludo jugones!
 

5 comentarios:

  • Ángel López | 28 de marzo de 2013, 14:37

    Pues el The Bridges of Shangri-la tengo muchas ganas de jugarlo. Lo vi cuando quedamos para el Hansa Teutonica y el Kemet. haber si para la siguiente encarta.
    Por cierto a mi algunas veces me apetece sesiones como la tuya, otras me gusta darle al coco, menos cooperativos, tu ya sabes.

  • Neiban | 28 de marzo de 2013, 19:00

    Ya ya, lo sé Ángel. De hecho creo que tú y yo tenemos un gusto parecío en juegos.

    A menudo pasa tb en esto lo de "cría cuervos...". Mucha gente se cree que a mi sólo me van fillers, que no me gustan los juegos densos. Y claro que me gustan. Me encantan!, pero en esta afición el grupo de juego CONDICIONA MUCHÍSIMO. Y en mi grupo habitual de juego no puedo apenas sacar densos. Les echa humo la cabeza, y les gusta más jugar en una tarde/noche a varias cositas cortas.
    Tpco he negado nunca que los medios son los juegos que más me gustan. Más que los densos, pero cada cosa a su momento, y yo disfruto con un Agrícola como el que más, o con un Hansa Teutónica como el que nos echamos anteayer pillín xD ;)

    Saludos!

  • Lethan | 29 de marzo de 2013, 20:49

    El de los pajaritos es un juegaco! Carete, aunque los componentes son la caña.

    Un saludo!

  • zareck | 3 de abril de 2013, 12:35

    ese weeet tiene una pinta estupenda...

    aunque ni se de que va ni nada... tienes por ahi alguna reseña mas a fondo?

    por lo pronto ya ha sido fuente de inspiracion para un futuro proto mio, jejej, rollo evolucionar un insecto.

    un saludo!

  • Neiban | 3 de abril de 2013, 18:53

    Gracias por pasaros ;)

    Ángel, me comentaron que del Tweeeet hay una reseña en labsk. Échale un vistazo, que merece la pena.

Publicar un comentario